Regularizar Programa Educativo Comunitario Indígena

nota indigenasTUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 12 de junio (apro).- Más de mil jóvenes adscritos al Programa Educativo Comunitario Indígena (PECI), creado tras el alzamiento armado zapatista en 1994, pidieron la intervención del gobernador Manuel Velasco para regularizar ese proyecto que atiende a más de 20 mil niños y niñas de 71 municipios con alta y muy alta marginación y pobreza.

Al cumplirse hoy ocho días del plantón que mantienen en la Dirección de Fortalecimiento Educativo de la Subsecretaría de Educación Estatal, los inconformes advirtieron hoy que no se retirarán hasta que obtengan una respuesta satisfactoria de las autoridades gubernamentales, ya que desde hace dos años firmaron una minuta de acuerdo, pero el gobierno nunca cumplió las demandas expuestas en el documento.

Raúl Antonio Castillejos Vázquez, de Yajalón; Simón Encino Pérez, de Sabanilla; Luis Fernando Méndez Sánchez, de San Cristóbal de Las Casas, y José Raúl Castellanos Rincón, coordinador Regional del PECI en la zona de los Altos de Chiapas, señalaron que al ser engañados por el gobierno estatal, no tuvieron otra opción que concentrarse en esta capital para protestar.

Destacaron que hasta ahora la Secretaría de Educación (SE) no ha tenido la capacidad de resolver el problema de los más de mil jóvenes indígenas que dan clases en aproximadamente 573 comunidades de 71 municipios.

“Nos vimos obligados a marchar y establecer un paro indefinido y exigir solución a nuestra demanda. No hubo respuesta inmediata, sin embargo, en un segundo momento se estableció una mesa de trabajo, pero la SE no nos ha dado respuesta. Exigimos al gobernador Velasco Coello que intervenga para que se nos escuche”, soltó Castellanos Rincón.

Luego de resaltar que entre las demandas de los maestros se encuentran la regularización del PECI y la integración al sistema educativo estatal, recordó que dicho programa nació en 1994, luego del alzamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), para dar respuesta a una demanda de educación en las comunidades rurales marginadas.

“Los jóvenes maestros llegan a dar clases a las comunidades indígenas tan alejadas que ni los maestros del sistema educativo estatal formal llegan”, puntualizó Méndez Sánchez.

Añadió que los becarios atienden a unos 20 mil niños en 71 municipios del estado, 22 de ellos con bajo Índice de Desarrollo Humano (IDH), y detalló que los mil 097 jóvenes educadores comunitarios indígenas y 68 más del personal administrativo acuden a 573 localidades para dar clases en unas 725 escuelas con infraestructura precaria.

“Adoptamos una actitud con respeto y responsabilidad. Por más que pedimos apoyo, sólo hemos encontrado oídos sordos. Es triste que nos pinten en la televisión un Chiapas muy distinto al que vivimos día a día. Los becarios no tienen salario ni prestación social. Aun cuando arriesgan su vida, reciben una beca que va de 853 pesos mensuales a 2 mil 390 pesos”, destacó Simón Encino Pérez.

El becario de Sabanilla recordó que han hecho un esfuerzo por prepararse para estudiar, pero no les alcanza para comer con el dinero que reciben. Muchos de los que estudian y dan clases, subrayó, son estudiantes de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

Según los inconformes, la regularización del proyecto a través de la SE beneficiará a todos los becarios y personal operativo en las ocho regiones donde los maestros atienden hasta 40 niños en cada uno de los 71 municipios.

Sobre el plantón y el bloqueo que mantienen en una avenida de esta la capital, subrayaron: “Ganar una miseria es penoso. Tenemos que hacer esto para que nos volteen a ver. Firmamos una minuta y nos tomaron el pelo estos dos años. ¿Qué más quieren que hagamos para que nos escuchen? Es lastimoso porque lacera la economía de los compañeros maestros”.

Respecto de los niños a quienes dan clases, lamentaron que lleguen descalzos, sin comer y con un alto grado de desnutrición. “Varios niños, al igual que los maestros, tienen que caminar mucho, hasta tres horas para dar clases y para ganarse esa beca que les permita seguir estudiando”, remataron.

 

proceso.com.mx