Navarrete, “complot mediático” para “dar por muerto” a PRD

nota navarreteVILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El dirigente nacional del PRD, Carlos Navarrete, celebró aquí lo que dijo fue un gran triunfo de esa fuerza política y rechazó que su partido esté “moribundo” por el resultado nacional de las elecciones del 7 de junio.

“Ya quisieran siete partidos nacionales tener el porcentaje, las posiciones y la bancada que tiene el PRD”, presumió y resaltó que, contra todo pronóstico, se consolidó como tercera fuerza política nacional.

También dijo que tuvieron avances significativos en Michoacán, Morelos, Tabasco, San Luis Potosí y Oaxaca, y aunque no lograron retener la gubernatura de Guerrero, ganaron Acapulco y Zihuatanejo.

Enumeró que tuvieron alrededor de 33 triunfos distritales en el país con 11% de la votación, y el PRD será la tercera bancada más importante en la Cámara de Diputados con más de 60 legisladores, respaldados por más de 3 millones y medio de votos.

Sin embargo, alertó que el PRD sufre “otra andanada mediática” en radio, televisión y prensa para dar la impresión de que el partido “tuvo un tropezón que lo tiene moribundo o muerto”, pero para infortunio de sus malquerientes son el tercer partido en importancia en el país, “un partido que está vivo en toda la República, sin duda alguna”.

Respecto de los resultados en la entidad, el líder nacional perredista, emocionado, destacó que aquí se dio al PRD uno de los triunfos más importantes a escala nacional y que, junto con Michoacán, “han pasado la prueba con creces en las urnas”.

Mencionó que en Tabasco ganaron nueve de 17 presidencias municipales, incluida esta capital, 11 de 21 diputaciones locales y cuatro de seis diputaciones federales.

En reunión con todos los candidatos ganadores y perdedores de su partido, Carlos Navarrete resaltó que por primera vez en la historia de Tabasco ninguna campaña fue dirigida desde el palacio de gobierno.

“El gobernador no se metió en este proceso”, afirmó y agradeció al mandatario el respeto que tuvo para con todos los partidos políticos.

“Por eso hoy el gobernador Arturo Núñez puede estar sereno y tranquilo, su pueblo votó en libertad”, añadió para enseguida convocar a los nuevos alcaldes a mantener una política de puertas abiertas, cuidar cada centavo del presupuesto y combatir la corrupción.

“Nada de comisiones, nada de moches, nada de negocios, todo el presupuesto para las colonias, para la obra pública, para el agua potable, para la gente que más lo requiere, ese es el compromiso de nuestros presidentes municipales”, emplazó.

Sobre denuncias de candidatos de PRI, PVEM-PAN, Morena y Encuentro Social de que el gobernador operó una “elección de Estado”, y quienes exigen anulación de la elección en esta capital, Navarrete respondió que son absolutamente falsas y que todo es producto “del dolor de la derrota”, sobre todo porque el PRI creó falsas expectativas de que iba a recuperar el estado y, por el contrario, perdió más posiciones que en 2012.

“La nulidad de una elección no se logra a gritos y sombrerazos, hay tribunales, que vayan a tribunales”, recomendó.

En relación con la participación de Morena en Tabasco, manifestó que le hizo menos daño al PRD que el PVEM al PRI y negó que el objetivo fuera “aplastar” a Andrés Manuel López Obrador en su tierra.

“Nosotros queríamos ganar la elección contra todos nuestros contrincantes, contra el PRI, el Verde, el PAN y Morena, contra todos ellos”, respondió y festejó que en Tabasco el PRD haya iniciado “su renacimiento”, así como en Michoacán, “la cuna del perredismo”.

 

proceso.com.mx