Sin gasolina, luz, Metro y medicamentos, pero sí con un estadio de beisbol

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tiene claro en qué gastar los recursos. Lamentablemente, ha demostrado que para los mexicanos no hay.

contrapesociudadano.com

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador tiene claro en qué gastar los recursos. Lamentablemente, ha demostrado que para los mexicanos no hay.

En los más de dos años de la actual administración, la Cuarta Transformación, como le llama López Obrador a su gobierno, ha dejado de destinar recursos para el bien de la ciudadanía y ha optado por entregarlo a lo que a él solo le interesa.

Sin duda alguna, las decisiones del gobierno de la 4T han sido tormentosas para los más de 130 millones de mexicanos que hay en el país y más con la supuesta política de austeridad.

En un principio, su lucha contra el huachicoleo propició un severo desabasto de gasolina en todo el país.

A ello, se sumó el desabasto de medicamentos, esto, en gran parte, por la desaparición del Seguro Popular y por modificar la forma en la que se realizaban los contratos para la compra de insumos médicos.

El pasado mes de diciembre, se registró un apagón masivo de energía eléctrica en el país, el cual afectó a millones de personas. 

Por último, el pasado fin de semana, el Centro de Control del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro se incendió, dejando sin servicio a seis de las 12 líneas, así como el saldo de una persona muerta y 29 hospitalizadas. 

La razón por la que se registraron estos inconvenientes fue por la falta de recursos asignados.

Sin embargo, como se mencionó en un principio, el gobierno federal solo ve por sus intereses. Ayer se reveló que la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) asignó un contrato por 89 millones de pesos a la empresa Alz Construcciones SA de CV para la renovación de un estadio de beisbol del equipo que dirige Pío López Obrador, hermano del titular del Ejecutivo.