Alfonso cosechará lo que ha sembrado

Dr. Shivago 
dr_pin_shivago@hotmail.com  

Durísimo ayer el comentario editorial que le dedicaron a Alfonso Durazo Montaño desde la columna Kiosco del periódico El Universal. 

Matan a 10 mujeres al día… pero Durazo aún jura ser la solución 

Quien salió raspado en su intento de aprovechar electoralmente el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, nos dicen, fue el aspirante a la gubernatura de Sonora, Alfonso Durazo Montaño (Morena), luego de que en sus redes sociales prometió que, de ganar las elecciones, erradicará todo tipo de violencia de género en el estado, a lo que de inmediato le respondieron activistas y detractores, quienes le reclamaron que, a nivel federal, su labor como secretario de Seguridad Ciudadana dejó mucho que desear, pues se dedicó a todo menos a atender a las víctimas de violencia feminicida y mucho menos a poner freno a la violencia contra las mujeres. Y ni qué hablar de las miles de desaparecidas… a las que su gestión no les hizo justicia, se escuchó por ahí”. 

Nos comentan que el de Bavispe montó en cólera al ser informado de zape editorial aplicado por el rotativo capitalino, ante lo cual empezó por descalificarlo bajo el pejeniano argumento de que es un “pasquín inmundo”, además de adjudicarle su autoría a la mafia del poder que opera en Sonora

Dicen que entre maldiciones mascullaba el nombre del ex gobernador, Manlio Fabio Beltrones Rivera. 

En fin, mal hace Alfonso Durazo en hacer este tipo de berrinchitos ante la crítica en la prensa, pues de seguir así podría terminar por derramársele la bilis y esto todavía ni empieza. 

Además de que debería elevar la mira a la hora de buscar paternidades a las críticas periodísticas, sobre todo las que se publican en medios de circulación nacional, ya que allá en el gabinete de la cuatroté dejó muchos resabios que ahora podrían estarle cobrando cuentas. 

Mejor que le reclame, si quiere, al canciller Marcelo Luis Ebrard Casaubón; o bien a la secretaria de Gobernación, doña Olga Sánchez Cordero, vaya, incluso hasta podría enfocar su artillería hacia el secretario de la Defensa Nacional, mi general Luis Cresencio Sandoval González, entre otros a quienes con su trato arrogante solía ignorar en las reuniones de gabinete; quizás por ahí encuentre más hebras de donde jalar

Al final, eso sí, nada es mentira de lo que se escribió en esa columna Kiosco de El Universal. 


FUE OCTUBRE EL MES MÁS SANGRIENTO 

propósito de enchiladas, y ya que andamos con el tema de la inseguridad rampante que impera en todo el país, por demás interesantes los datos revelados ayer por Carlos Penna Charolet, director de la empresa TResearch para el noticiero de Joaquín López-Dóriga en Radio Fórmula. 

El asunto es que según datos recabados por esta empresa consultora, el pasado mes de octubre, mes en el cual precisamente Alfonso Durazo renunció a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, se alcanzó una cifra récord de 2 mil 944 homicidios dolosos en todo el territorio nacional, según cifras obtenidas del mismo Secretariado Ejecutivo de la SSyPC, con lo cual se convirtió en el peor mes de octubre de los últimos 23 años en materia de asesinatos en nuestro país. 

Pero además, la cosa podría ponerse más gacha en razón de que este 2020 podría también cerrar con un nuevo récord de asesinatos, pues si bien el año pasado cerraron los números en 34 mil 670 homicidios dolosos, es posible que éste lo haga muy por encima de los 35 mil, si no es que poco más de 36 mil, esto si consideramos que al día último de octubre iban ya 30 mil 924 y el promedio mensual de los últimos 23 meses es de 2 mil 850 asesinatos. 

De hecho si las matemáticas no me fallan y su sumamos los 30 mil 924 homicidios que se tenían al día último de octubre, y le sumamos otros 2 mil 850 casos que se podrían esperar en promedio para este mes de noviembre y otro tanto para cerrar diciembre, luego entonces que la cifra de homicidios dolosos podría llegar a los 36 mil 624, bajita la mano. 


MÁS ASESINATOS HOY QUE CON CALDERÓN 

Aahh, pero también Carlos Penna fue puntual en otros datos interesantes. 

Como lo es el hecho de que a la fecha, en estos 23 meses del gobierno del Peje López, y que le tocaron atender a Alfonso Durazo, se cometieron 68 mil 393 homicidios, cifra muy superior a la registrada en el mismo periodo del gobierno de Enrique Peña Nieto, cuando acumularon 34 mil 071 casos, ni se diga de lo registrado en tiempos de Felipe Calderón cuando fueron 23 mil 250, o bien, en los tiempos de Vicente Fox cuando dicha cifra fue de 27 mil 118 homicidios en sus primeros 23 meses de administración. 

Es decir, en estos primeros 23 meses del gobierno de la cuatroté se han cometido casi el triple de los asesinatos de los registrados en tiempos de Felipe Calderón; pa’ su mecha. 

Y eso que según el dicho del Peje López, y del mismo Alfonso Durazo, ya han logrado una “línea de contención” en la incidencia de asesinatos, que quién sabe qué carambas significará eso de “línea de contención” pero se oye apantallador, motivo por el cual el de Bavispe fue sacado de su chamba para enviarlo a Sonora con la bendición de Palacio Nacional como candidato de Morena a la gubernatura. 

No sé qué crea usted, pero yo creo que alguien nos está mintiendo muy feo con sus números. 


UNA BUENA, Y OTRA MALÍSIMA 

Decía ayer el encabezado de una nota informativa: “Repunta economía 12.1% en el tercer trimestre, confirma Inegi”. 

Y el remate del mismo encabezado decía, “El repunte se registró luego del desplome del 18.7% reportado en el segundo trimestre del año, producto de las medidas tomadas para enfrentar la pandemia por el Covid-19”. 

Pues sí, definitivamente por fin tenemos una buena noticia en el aspecto económico, peeeeeerooooo, habría que ponderar esto en razón del terrible incremento, que no rebrote porque jamás ha sido controlado, del número de casos de contagios y fallecimientos por este virus que se ha tenido en el mismo periodo. 

Es decir, ¿realmente habrá valido la pena que la economía mexicana se haya recuperado en ese 12.1% en el último trimestre, cuando lo que esto mismo ha traído en consecuencia es un mayor número de enfermos y muertos por Covid-19?, como así lo confirman las cifras más recientes de esta semana que indican nuevos récords de contagios y defunciones tanto en el plano nacional como en el estatal

¿Acaso no habría sido mejor que el gobierno federal hubiera aplicado un fuerte programa de estímulos fiscales y en el pago de servicios al sector empresarial, esto a fin compensar la caída de sus ventas y estar así en condiciones de mantener en cuarentena a sus trabajadores mientras pasaba lo más fuerte de la pandemia

Porque lana para eso había con sólo suspender, por lo menos temporalmente, el despilfarro de multimillonarios recursos en obras no prioritarias como la construcción del tren maya, de la central avionera “Felipe Ángeles” y de la refinería Dos Bocas, por citar sólo unos ejemplos. 

¿De qué sirve ahora, pues, también un programa de entrega de apoyos por 11 mil 460 pesos a familiares de cada una de las víctimas de Coronavirus?, cuando si una gran mayoría de las más de 100 mil muertes que ya contabilizamos en México hubieran podido evitarse aplicando medidas de prevención y control oportunas, más allá del llamado a contar con una estampita “detente” en el bolsillo y confiarnos en que esta enfermedad sólo aplica para gente rica y corrupta, como lo planteaba entonces el Peje López

De nada sirve, pues, ahora tasar en míseros 11 mil 460 pesos la vida de un ser humano y destinar para ello miles de millones de pesos, aunque vaya usted a saber si finalmente este recurso llegue a las familias que han perdido un ser querido, si a cambio hoy en día hay miles y miles de viudas, viudos, de huérfanos, de familias devastadas ante la muerte de un ser amado que pudo evitarse en muchos casos sólo con un poco de responsabilidad social de las mismísimas autoridades sanitarias. 

No, la verdad no le veo mayor espectacularidad al hecho de anunciar que la economía mexicana ha logrado recuperarse en un 12.1% durante el último trimestre luego de un desplome del 18% en el segundo trimestre, y menos cuando esta situación de crisis económica ya venía de picada desde antes del inicio de esta terrible pandemia. 


ALERTA ASUNTO DE MADRE DE MAGISTRADO 

Ahora sí que como dice nuestro amado prócer de la nación, jaja, no es por presumirles, pero vaya que armó revuelo nuestro comentario de ayer referente a la maniobra que pretende Morena de imponer como candidata a la alcaldía de Etchojoa a la madre de un magistrado del Tribunal Estatal Electoral (TEE). 

Como usted sabe, trascendió que el voz-cero y dirigente estatal de facto de Morena, Adolfo Salazar Razo se ha dado a la tarea de proponer a la señora Altagracia Anduro Grijalva (ayer equivocadamente manejé el segundo apellido como Mendívil) como el mejor perfil para la candidatura a la Presidencia Municipal de Etchojoa, siendo ella la madre de Vladimir Gómez Anduro, magistrado del citado órgano electoral. 

 Guadalupe Taddei y Vladimir Gómez

La estrategia, como le decía ayer, es clara en cuanto que se trata de consolidar así el proyecto para la realización de una “elección de Estado”, esto a partir de que Morena tendría así ya no nada más presencia importante al interior del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana, donde destaca tener de su lado a la mismísima presidenta del organismo, Guadalupe Taddei Zavala, sino también ampliar su redes hacia el Tribunal Estatal Electoral por medio de Gómez Anduro, entre otros prospectos con los cuales ya han empezado a tener contactos en esa instancia. 

En este caso específico de Etchojoa, dicha información del padrinazgo de Adolfo Salazar a favor de Altagracia Anduro ha motivado un fuerte jaloneo entre las diversas tribus que conforman Morena en esa región, particularmente de parte del grupo de aduladores del actual alcalde, Jesús Tadeo Mendívil Valenzuela, mejor conocido con el remoquete de “el Juditas”, que está aferrado a pretender reelegirse. 

El punto es que son muchos quienes argumentan que si bien ni siquiera les parece bueno el candidato que les van a imponer para la gubernatura, refiriéndose a Alfonso Durazo Montaño, a quien consideran un perfil sin arraigo y con el peso del fracaso como Secretario de Seguridad, y todavía les quieren imponer también a una persona como Altagracia Anduro por sus relaciones políticas pero sin una trayectoria que la respalde. 

La posibilidad de una desbandada de las filas morenistas es grande por rumbos de Etchojoa, como sucedió hace unas semanas ahí mismo por parte de jóvenes militantes del Verde Oportunista, quienes tampoco estuvieron de acuerdo en hacer campaña a favor de Alfonso Durazo a partir de la alianza política que dicho partido está por concretar con Morena y por ello optaron por renunciar para sumarse al proyecto político por la gubernatura que encabezará Ernesto “el Borrego” Gándara Camou

Hasta luego