La 4T desaparece fideicomisos, pero inyecta más recursos a los del Ejército

El Ejército cuenta con cuatro fideicomisos, pero ninguno fue tocado y en lo que va de la 4T les han asignado más recursos

laotraopinion.com.mx

Hace uno días la Cámara de Diputados —impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador— aprobó la eliminación de 109 fideicomisos, con el objetivo de recaudar recursos que ayudan a cuadrar el presupuesto del año entrante que se verá afectado por la crisis económica que enfrenta el país.

Sin embargo, algunos fideicomisos no se tocaron, como los relacionados al Ejército, que les han inyectado más recursos. A comparación de los de cultura, ciencia, protección a víctimas y deportes, que los eliminaron.

En ese sentido, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) cuenta con cuatro fideicomisos, que suman 31 mil 890 millones de pesos, que se destinan para la compra de equipo militar haberes de retiro, pensiones y compensaciones, subsidios a los hijos del personal del Estado Mayor Presidencial y a familiares de militares fallecidos en misiones de alto riesgo.

Además, ninguno de estos fondos, que se rigen bajo el esquema “corrupto” y “opaco” que ha denunciado López Obrador, fue tocado. Todo lo contrario, a mediados de este año la “Cuarta Transformación” les destinó la cifra récord de 30 mil millones de pesos —según la Secretaría de Hacienda—, algo nunca visto en otras administraciones.

“Lo grave de todo esto es que observamos cómo en el cierre de 2019 quemamos los ahorros y entregamos una bolsa de recursos al Ejército. Y con el aumento se incrementa su margen de independencia y autonomía, pues en lugar de que sean devueltos los recursos a la Tesorería, gracias al fideicomiso ellos mantienen el control”, advirtió Leonardo Núñez, investigador de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Cabe señalar que el fondo que más polémica ha causado es el destinado a la compra de armamento, pues asciende a 30 mil 193 millones de pesos, que es casi el total de todo lo que recibe la Sedena. No obstante, desde 2012 se ha utilizado para otras cosas.

“Pero en el caso de los fideicomisos de la Sedena, que se excluyen de la lista de los eliminados, muestra la enorme discrecionalidad del presidente para decidir cuáles sí y cuáles no, sin llevar a cabo un análisis más detallado.

“Hay una lógica inversa a la que debería darse, porque para tomar decisiones tan importantes hay que conocer y luego decidir. Aquí está pasando al revés. Ese es el riesgo de tomar decisiones sobre las rodillas, poco reflexionadas, donde son más importantes los prejuicios que las decisiones razonadas”, denunció José Roldán Xopa, profesor en Derecho Administrativo e investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Mientras que la diputada de Movimiento Ciudadano Martha Tagle lamentó que se borren 109 fideicomisos, y que los de las Fuerzas Castrenses sigan intactos a la espera de que más recursos.

“Me parece terrible. Prefieren eliminar los fondos que atienden la situación de las víctimas de derechos humanos, que justamente fue por esta guerra. Tenemos una gran cantidad de víctimas, desaparecidos, de ejecuciones extrajudiciales… Y es increíble que estas víctimas se vean desprotegidas y en cambio a la Sedena se le respeta”, dijo la legisladora al diario El País.

Con información de El País