El regreso del crimen a las calles

Héctor De Mauleón

Cuando la gente volvió a las calles, los delincuentes lo hicieron también. El terrible video del día 28 lo dice todo. Y todo lo que dice es malo para nosotros

“Normal, normal, aquí no pasó nada”, dijeron en otro asalto los mismos sujetos que el 28 de agosto balearon, sin motivo, a un joven en una combi. Ese fin de semana las redes sociales se estremecieron e hirvieron de rabia y de impotencia con las imágenes de dos asaltantes que asesinaron a un muchacho de 24 años para que el resto de los pasajeros viera que el asalto era “de verdad”.

Minutos antes fueron captados en otra ruta, con las mismas ropas, la misma mochila, el mismo modo de actuar.

“Normal, normal, aquí no pasó nada”, “Mira, papito, vete relajado, si no te agarro a balazos”, les dijeron a los pasajeros que se dirigían de Valle Dorado a Naucalpan.

Las imágenes constituyen el regreso oficial del crimen a las calles, luego de que el robo en transporte público con violencia cayera en el Estado de México durante el primer semestre del año a consecuencia de la pandemia.

Si de enero a junio de 2019 se cometían en promedio 216 robos en transporte público por semana, en 2020 la cifra llegó a estacionarse en 100 casos por semana.

Pero eso terminó, y el video que se viralizó el 28 es uno de los síntomas.

Cuando la gente volvió a las calles, los delincuentes lo hicieron también. En el mes de julio se denunciaron en el Edomex 615 asaltos en transporte público cometidos con violencia. Los cinco municipios con la mayor incidencia de este delito fueron Ecatepec, Naucalpan (en donde fue asesinado el joven pasajero de 24 años), Tlalnepantla, Cuautitlán y Toluca. Otros cinco municipios de riesgo, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública fueron Nezahualcóyotl, Tecámac, La Paz, Atizapán y Valle de Chalco.

Con los datos obtenidos en carpetas de investigación iniciadas ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, y con el reporte de llamadas realizadas al sistema de emergencia 911, la Secretaría de Seguridad del Estado de México logró ubicar 15 vialidades y tramos carreteros en los que, de enero a junio de este año, los pasajeros sufrieron 1,180 asaltos.
La carretera México-Texcoco ocupó el primer lugar.

Siguieron, en orden de peligrosidad: la carretera México-Querétaro, el Boulevard Manuel Ávila Camacho, la Vía José López Portillo, la carretera México-Pachuca, la México-Puebla y la México-Puebla (libre). En tramos ubicados en estas vialidades se llevaron a cabo 726 asaltos.

El resto de los casos registrados ocurrieron en la Avenida Central, en la carretera México-Tizayuca, en la carretera Atizapán-Villa Nicolás Romero, en el Paseo Tollocan, en la Vía Morelos, en la carretera Naucalpan-Toluca, en la avenida Gustavo Baz y en Avenida Chimalhuacán.

Durante el primer trimestre de 2020 las autoridades observaron que los robos ocurrían sobre todo entre las 18:00 y las 20:59. Tras la llegada de la pandemia el horario cambió: la mayor parte de los hechos denunciados se dieron entre las 6:00 y las 8:59.

Al mismo tiempo, durante el mes de julio de 2020, otros cuatro delitos de alto impacto presentaron aumentos preocupantes en el estado.

El robo a casa habitación con violencia se disparó 59.32% con respecto a julio del año anterior (en Naucalpan este delito se incrementó 700%, en Atizapán 500% y en Tenancingo 400%.

El feminicidio creció en julio 30.77%).

El robo a negocio con violencia se incrementó 19.79%.

El robo a transportista con violencia aumentó 14.89%.

Y la extorsión subió 11.76%. En municipios como Tlalnepantla, sin embargo, el repunte fue de 800%. En Hueypoxtla de 400%. y en San Mateo Atenco, Xonacatlán y Jocotitlán, de 300%.

Si bien es cierto que durante julio disminuyeron en el Edomex siete de los 12 delitos de alto impacto (el secuestro entre ellos), los datos presentados indican que tras la pausa obligada por el confinamiento, los criminales están de vuelta en las calles, llevando la violencia a niveles incluso peores de los que alcanzó antes de la pandemia.

El terrible video del día 28 lo dice todo.

Y todo lo que dice es malo para nosotros.