Chapman y la legión cubana

·                  Hoy dedico mi columna a nuestro querido hijo Jesús Alberto por su cumple deseándole toda la felicidad del mundo enviándole cálidos abrazos al por mayor. ¡Era boy por el gran vástago en su gran festejo de aniversario!

Por Jesús Alberto Rubio.

Aroldis Chapman, el estelar cerrador de los NYY, está cada vez más cerca de ser apenas el cuarto zurdo en la historia de las Mayores con 300 salvamentos de por vida, un club que ya integran John Franco, Billy Wagner y Randy Myers.

En su décimo primer año, siempre con los NY Yankees, el cubano lleva 274 rescates y si hay salud de por medio pronto lo veremos arribar a esa cifra mágica de al menos 300 salves.

Debo decirles que John Franco acumuló 424 en 21 años; Billy Wagner, 422 en 16 campañas, y Randy Myers, 347 en 14 temporadas.

Y si nos vamos con la Legión Cubana en MLB, ayer sus representantes se volvieron a lucir en grande.

Por decir algo, Iglesias disparó par de imparables y empató la mejor racha multihit de esta campaña, en tanto Abreu llegó a 15 juegos seguidos dando al menos un incogible. (Nota completa en mi FB y Twitter beisrubio.

Urías & Verdugo

Y en cuanto a nuestros aztecas ligamayoristas, Julio Urías volvió a lucirse durante seis entradas don Dodgers para conseguir su tercer triunfo del año y Alex Verdugo volvió a hablare de tu con blanquita conectando otros dos inatrapables para aumentar su porcentaje .310, algo por demás formidable en su primera inversión con los Red Sox procedente de Los Angeles Dodgers.

En la derrota de su equipo ante los Bravos de Atlanta, Alex conectó 5-2 con una anotada y una empujada.

En 34 juegos lleva cinco jonrones y 13 producidas.

Honrarán a Roberto Clemente

Mire qué excelencia: MLB y los Piratas de Pittsburgh honrarán la vida y el legado del puertorriqueño Roberto Clemente, ya que todos usarán su número 21 el próximo miércoles 9 de este mes.

Nuestra admiración desde esta trinchera al Cometa de Carolina, quien el 31 de diciembre de 1972 murió en un accidente aéreo cuando llevaba ayuda humanitaria a los habitantes de Managua, Nicaragua, que había sido destruida por un pavoroso terremoto.

Al morir la MLB sentó un precedente por demás loable llevándolo al Salón de la Fama de Cooperstown, violentando la reglamentación de cinco años para ser incluido en la boleta.

Los miembros de la Asociación de Escritores de Baseball de América recibieron una boleta especial con un solo candidato: Roberto Clemente.

Así, pasó a ser en 1973 el primer jugador latinoamericano y caribeño en ser consagrado en ese recinto sagrado.

Recordemos que Clemente conquistó cuatro títulos de bateo en la Gran Carpa, bateó 3 mil hits, hecho histórico que sucedió el 30 de septiembre de 1972 en el antiguo Three River Stadium en Pittsburgh, conectándole un doble a los lanzamientos de Jon Matlack.

Nadie olvida –entre otros logros y hazañas—cuando quizá tuvo su mejor acción en la Gran Carpa: la Serie Mundial de 1971 que ganaron los del parche ante los Orioles de Baltimore donde promedió .414 y fue el Jugador Más Valioso.

Roberto Clemente brilló con intensidad como jardinero derecho ganando 12 Guantes de Oro consecutivos a partir de 1961; era espectacular a la defensiva y cuanto aún se habla de su brazo potente y preciso, algo que poco ya se ve en el mejor beisbol del mundo.

Obtuvo el Premio MVP en 1966… y la verdad cuánto hay que escribir y recordar del gran Roberto Clemente, ¡siempre presente!–