La doble cara del Peje y su antorcha encendida

Dr. Shivago
dr_pin_shivago@hotmail.com  

En el tema de la violencia desatada en el vecino estado de Chihuahua por causa de la lucha por el agua que han emprendido productores agrícolas y ganaderos, empiezo por reconocer que no tengo muchos antecedentes respecto al tratado binacional por el uso del vital líquido, que es el centro de la discusión. 

Sin embargo, estaría dispuesto a dejarme cortar un brazo si no ocurrió que durante la campaña del 2018, el entonces candidato prejidencial por Morena y partiditos rémoras, Andrés Manuel López Obrador, les juró por su honor que llegando al poder acabaría con ese acuerdo que data de 1944 y donde el gobierno mexicano se compromete a entregar cierto volumen de agua a Estados Unidos

Estoy casi seguro de que López Obrador gritó entonces, a los cuatro vientos, que nuestro país dejaría de ser el patio trasero de los gabachos y que no le importaría si por esto pudiera enojarse el presidente norteamericano, “Donal Trun”. 

Ya basta”, seguramente fanfarroneó AMLO ante una multitud que en Chihuahua también creyó en sus promesas de llevar a nuestro país hacia una nueva y esperanzadora realidad, “es el momento de ponerle fin a convenios leoninos, ventajosos, como este tratado binacional por el uso del agua en los límites de la frontera entre México y Estados Unidos”. 

Ojalá alguien de la vecina entidad, de donde por cierto proviene mi familia paterna, tuviera a bien confirmarme si fue así como sucedió en esos días de campaña, cuando teníamos un candidato bragado y echado pa’ delante, dispuesto a romper viejos moldes y todo vestigio de acuerdos neoliberales que sólo benefician a las potencias y sumen más en el abandono y el rezago a los países pobres

Desgraciadamente lo que vimos ayer de López Obrador, fue a una máxima autoridad mexicana apocada, entreguista, sin el interés de ofrecer siquiera alguna alternativa viable para respaldar a quienes legítimamente exigen la defensa del uso del agua, ante un tratado binacional al cual no se le ha quitado ni puesto una coma de su escrito desde 1944, argumentando que es mejor dejarlo así porque moverle algo podría resultar más perjudicial para nuestro país. 

Ni hablar, ayer lo que vimos fue a un AMLO más interesado en seguir postrado ante Trump, todo lo contrario a lo prometido en campaña, sin intentar entablar una mesa de negociaciones donde fuera posible actualizar ciertos términos del tratado, de tal forma que el uso del agua compartida con Estados Unidos sea más proporcional. 


EL COMPLOT QUE NUNCA FALTA 

Aahh, sin olvidar su clásico cierre con la versión del complot de sus adversarios políticos. 

Están aprovechando algunos, ahora sí, para llevar agua a su molino..; políticos de la oposición, en este caso políticos del Partido Acción Nacional”, destacó ahora aquel que siendo candidato era un consumado irreverente ante el poder de los gabachos. 

Típico, pues, de su parte, pretender llevar este tema al plano de la confrontación político-electoral, cuando si lo correcto sería perfilarlo hacia una lucha jurídica internacional por la defensa del agua para los chihuahuenses. 

En fin, este es el AMLO de la doble cara que padecemos y que siempre ha sido, que no es lo mismo que decir el AMLO de la  doble moral, porque en su caso estoy cierto que como diría don Gonzalo Natividad Santos Rivera, para él también “la moral es un árbol que da moras”. 


COMO EL CHAPULÍN COLORADO 

En otros temas, sépalo que cuando miré la nota que decía: “México vive la peor contracción económica de la historia; se desploma 18.9% anual en segundo trimestre de 2020”, pensé: “ya babalú las tortas, esto se va a poner mucho peor que cuando el famoso “error de diciembre” de tiempos de Zedillo

Sin embargo, mi alma y tranquilidad regresaron al cuerpo al escuchar la voz de mi amado prócer de la nación, informando que respecto a estos datos, reportados por el mismísimo Inegi, es decir, no por alguna calificadora neoliberal extranjera, era algo que ya sabía sucedería, por lo cual cómo diría El Chapulín Colorado, no debe “pandir el cúnico”, ya que todo está fríamente calculado. 

Hombre fregao, haberlo sabido antes; me habría evitado así hasta el hipo que me causó el cabeceo de la nota en mención, ya que como bien abundó enseguida López Obrador, esbozando esa sonrisa tan suya que irradia una seguridad absoluta, ya sabía que abril, mayo y junio nos iría de la patada, por causa del Covid-19, por supuesto, no porque ya la economía mexicana viniera de picada desde antes ni mucho menos. 

Pero fue ese compromiso suyo, palabra de “Pejelagarto”, de que a partir de ahora y por lo que resta de su sexenio, y más si así lo pidiera el pueblo bueno y sabio, lo que viene es la prosperidad, la abundancia, pues fíjese además que tiene informes de que es muy posible que este mes de julio, que hoy concluye, lo haga con un reporte de cero pérdida de empleos, sí, como lo lee, de cero desempleos, algo nunca visto en la historia de nuestro país, y que esto es posible sólo con combatir la corrupción, seguro que sí. 

Así pues, quite usted esa cara larga de preocupación por lo que dicen esas notas informativas malintencionadas que hablan de crisis económicas y demás mentiras; no hay nada de eso, aquí en México todo es felicidad, sí señor. 

Porque no me vaya a salir usted con que no le cree ni el bendito a López Obrador; eso sería imperdonable y casi algo comparado a un pecado capital, según el nuevo evangelio de San Peje de los Chairines

Ánimo raza, ya nada más faltan algo así como cuatro años de martirio, aunque igual y podríamos reducirlo a la mitad si nos ponemos las pilas en el 2022. 


MÁS VALE REÍR, QUE LLORAR 

En relación a la nueva serie “El Protegido” que estelariza el ex director de Pemex, Emilio Ricardo Lozoya Austin, ya hay quienes le andan buscando inconsistencias a la trama, como es el caso de un especialista en Derecho Penal identificado como Everardo Moreno, a quien le parece inaudito que la Fiscalía General de la República (FGR) no haya pedido prisión preventiva para el susodicho. 

Es totalmente extraña la resolución porque el Ministerio Público no solicitó como medida cautelar la prisión preventiva, lo cual me resulta insólito”, recalcó el jurista, para enseguida rematar con que es lamentable que la política siga influyendo tanto en la administración de la justicia. 

Buuuuenooo, quizás lo que no sabe el abogado Everardo Moreno, es que como dice la canción de Joan Sebastiánse puede cambiar el nombre, pero no cambia la historia, y en este caso se podrá decir que vivimos los tiempos dizque esperanzadores de la cuatroté, pero en el fondo sigue siendo más de la misma mugre, donde no es lo mismo ser un acusado potentado y con influencias políticas, que un acusado tronado y sin padrinos

Además, claro, de que si en su momento fuera “necesario” hacer la faramalla de llevar a Lozoya Austin a un reclusorio, pues ya ve usted que el señor ha rendido ya tres declaraciones ante un juez pero por medio de videollamadas desde una cómoda suite del Hospital Ángeles del Pedregal, antes sería necesario realizar algunas adecuaciones al sitio donde fuera confinado. 

Así pues, cumplir lo que marca la ley realmente en este tipo de delitos, significaría antes acondicionar algunas celdas para convertirlas en un módulo conformado por un mínimo de tres suites, una donde Lozoya Austin descanse y otras dos para visitas y familiares, además de disponer de un amplio jacuzzi para sus terapias anti-estrés, una pequeña pero bien equipada sala de cine con sonido envolvente para despejarse un poco la mente, una amplia cocina con chef certificado, entre otras amenidades que le permiten su condición de supuesto indiciado en vías de ser transformado, gracias a la santificación de San Peje, en una víctima de sus malvados ex amigos y jefes que lo obligaron a delinquir

Ñaaa, lo cierto es que muy posiblemente ni eso suceda, es decir, que muy posiblemente Lozoya Austin ni siquiera sea enviado a una suite de lujo al reclusorio de su elección, pues bastará con su palabra de que no tiene planes de escapar dejando su visa en depositaría ante el juez, y adquirir, eso sí con costo a su propio bolsillo, un brazalete electrónico de geo-localización para tenerlo bien ubicado de manera permanente, para que pueda llevar el resto del proceso en libertad bajo caución. 

Ahora bien, también es muy posible que hasta el meramente de la FGR, don Alejandro Gertz Manero, se ponga las pilas y ayude en lo económico a Emilio para la compra del brazalete y la cobertura de la fianza que pida el juez, pues todos sabemos que el señor es rebuena gente y que el susodicho anda tronadón porque de la lana que se conejeó ya le queda muy poca, mjummm. 

En fin, como diría mi padre, que en gloria esté, en ocasiones “más vale reír, que llorar”. 


LA ANTORCHA VERSIÓN GANSITO 

Por cierto, dice la enciclopedia libre Wikipedia

‘La Antorcha encendida’ es una telenovela mexicana producida por Ernesto Alonso y Carlos Sotomayor en 1996. Fue la última telenovela histórica producida por Televisa. La trama narra la Independencia de México, contando con una gran investigación histórica. Fue escrita por Fausto Zerón Medina en colaboración con Liliana Abud

Protagonizada por Leticia Calderón y Humberto Zurita, con las participaciones antagónicas de Juan Ferrara, Julieta Rosen, Alejandra Ávalos, Ofelia Guilmáin y Ari Telch y las actuaciones coestelares de Juan Peláez, Ernesto Laguardia, Sergio Reynoso, Aarón Hernán, Angélica María y María Rojo”. 

Luego entonces, será acaso que AMLO fue en aquellos años uno de los millones de televidentes de esta serie y por eso quiera recrear su propia historia de “La antorcha encendida de la esperanza”, pero ahora bajo la producción y dirección de su jefe de imagen, Epigemio “el Goebbelsito” Ibarra

Por supuesto que esto obligaría a un nuevo reparto estelar donde destacarían personajes como la no primera dama Beatriz Gutiérrez Müller y el mismísimo Peje López, así como Manuel Bartlett Díaz, Gerardo Fernández Noroña, Hugo López-Gatell, Jesusa Rodríguez, John Ackerman Rose, Alfonso Durazo Montaño, Mario Delgado Carrillo, Miguel Barbosa Huerta, Nestora Salgado García, Ricardo Monreal Ávila, entre otras linduras representativa de la fauna de la cuatroté

Magínense, como dice AMLO cada vez que quiere decir “imagínense”, la patética y ridícula representación del pueblo de México que nos está preparando ya el ganso macuspano para no dejar pasar la oportunidad de dar el grito desde el balcón de Palacio Nacional, con todo y que México está ya por posicionarse del tercer sitio a nivel mundial en número de contagios y muertes por Covid-19. 

De no creerse el nivel increíble de irresponsabilidad criminal de este sujeto.  

Hasta luego