La guerra de lodo que viene; nada nuevo

Dr. Shivago
dr_pin_shivago@hotmail.com

Las huestes morenistas no paran de festejar la deportación desde España a México del ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, acusado de presuntos actos de corrupción que podría vincular a su vez a una infinidad de personajes del ámbito político y empresarial de todos colores y sabores.

La felicidad chaira es mayor todavía, en razón de que también está en proceso de ser deportado desde Estados Unidos otro más de estos especímenes del pasado gobierno peñista, el ex gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, acusado por una larga lista de actos de corrupción que lo convirtieron en un hombre increíblemente rico.

También está la inminente detención y extradición, desde tierras canadienses, de Tomás Zerón de Lucio, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal, relacionado con  una serie de irregularidades en la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En fin, estamos hablando de verdaderos misiles políticos, de los cuales Morena echará mano en las elecciones del año venidero, más lo que se acumule precisamente derivado de la captura de tan impresentables personajes.

Usted sabe, en la guerra, como en el amor y la política, todo se vale, sobre todo cuando a falta de resultados y propuestas lo que se privilegia es el lodo, sin importar que en muchas ocasiones por unos cuantos la llevan todos.

Pero así es esto; no hay nada nuevo bajo el sol.


MUCHO ARROZ QUEMADO

Sin embargo, y viene aquí viene la otra de la moneda; el problema para los morenistas es que también del lado de la 4T cada día afloran más y más prietitos en el arroz, tantos que ya más parece que la arrocera se les quemó.

Ahí están, sólo por citar unos ejemplos, el director general de la CFE, Manuel Bartlett Díaz y su negra fama de corrupción, así como el escándalo en que está envuelto uno de sus hijos, León Manuel Bartlett Álvarez por la millonaria venta de ventiladores respiratorios al IMSS para enfermos por Coronavirus a precios que triplicaban su costo real.

John Ackerman e Irma Eréndira Sandoval

Agréguele el sonado caso de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros y su marido, el gurú ideológico de la cuatroté, John Mill Ackerman Rose y las sospechosas omisiones igualmente en torno a sus bienes patrimoniales.

Imposible olvidar la denuncia penal en contra de la ex dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky Gurwitz, acusada por su sucesor, Alfonso Ramírez Cuéllar por lavado de dinero y malversación de recursos por 809 millones de pesos durante su gestión al frente del partido.

Es decir, también del lado de la Cuarta Transformación hace aire en materia de presuntos actos de corrupción y de conflictos internos que en nada abonan a la imagen de un gobierno diferente y esperanzador.

Al final, pues, y como ya lo he comentado antes, en las elecciones del año entrante será importante decidir el sentido de nuestro voto en función de la credibilidad y confiabilidad que nos inspire cada candidato en lo particular, antes que tomar esta importante decisión desde una posición eminentemente partidista.


LOZOYA AL ESTILO GORDILLO

Por cierto, qué me pueden decir los degustadores del atole con el dedo, del hecho de que Lozoya Austin todavía no pisa una prisión mexicana porque a su arribo al país fue llevado de “urgencia” a un prestigiado hospital privado para atenderse un severo caso de anemia, siendo que cuando salió de España fue certificado en perfecto estado de salud por médicos de aquel país.

En serio, ¿no les parece que esta misma historia ya la hemos vivido también en tiempos de los gobiernos neoliberales-neoporfiristas del pasado?

¿No les parece que ya estamos viendo las mismas negociaciones, donde a cambio de  información que sea cierta o falsa permita a algunos seguir gozando de impunidad?

Se acordarán, mis amados chairos, del caso de la maestra Elba Esther Gordillo Morales que de ser declarada prácticamente en agonía como justificación para sacarla de prisión, donde purgaba una sentencia por diversos actos de corrupción, fue llevaba de urgencia a una cómoda y suntuosa suite del mismo Hospital Ángeles del Pedregal donde hoy se hospeda Lozoya Austin.

Basta recordar también que posteriormente “la Mamá de Chucky” recibió el beneficio de compurgar el resto de su condena en prisión en una de sus tantas residencias de super lujo en la Ciudad de México y hoy es ya una mujer libre gracias al espaldarazo de la cuatroté.

¿Es éste realmente el cambio que ofreció López Obrador con la 4T?


YA NO ES ACUSADO; AHORA ES COLABORADOR

Por cierto, ayer mismo fue confirmado que Emilio Lozoya Austin fue extraditado ya no en calidad de presunto responsable de actos de corrupción, sino como “testigo colaborador” de la Fiscalía General de la República.

Por este motivo, pues, es muy posible que ni siquiera llegue a pisar una prisión mexicana; hágame usted el refabrón cavor.

Una santificación exprés de parte de San Peje de los Chairines.

El atole, pues, sigue fluyendo libre y abundantemente desde Palacio Nacional.

Viene ahora la maroma de las focas aplaudidoras.


LO QUE ES NEGAR LA REALIDAD

Independientemente de ello, manifestamos que no hay grupo criminal alguno con capacidad para desafiar exitosamente a las fuerzas federales de seguridad, y mucho menos a partir de ese evidente montaje”, declaró Alfonso Durazo Montaño en torno a los videos donde uno de los cárteles con sede en Jalisco demuestra una vez más que sus finanzas están muy sanas exhibiendo tremendo armamento al que sólo faltan tanques de guerra tipo oruga.

Desgraciadamente para el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, la realidad es que ya van varias bandas las que han desafiado y exhibido de fea manera a la autoridad, como sucedió con el famoso “culiacanazo”, entre otros muchos eventos que prácticamente a diario se registran en nuestro país.

Y con perdón también del oriundo de Bavispe, pero eso de que estaban por confirmar si los videos eran un montaje o no, mire usted que, pa’ montajes, el del hospital militar aquel en Morelos, donde pretendieron hacer pasar a un elemento del mismo equipo de seguridad de AMLO como paciente infectado por Covid-19, ni hablar de la faramalla del traslado de Lozoya Austin al Hospital Ángeles del Pedregal.

Digo, y si de montajes hablamos, pues ahí mismo tienen AMLO y Alfonso Durazo a su disposición a todo un experto en esas lides, el exitoso productor de narco-series y hoy convertido en jefe de imagen y propaganda de la cuatroté, Epigemio “el Goebbelsito” Ibarra Almada.


LOS OJOS DE DURAZO; ¡SÓBATE!

Y como si lo anterior no fuera ya otro fuerte descalabro para Alfonso Durazo dada su fallida estrategia contra el crimen organizado, súmele el certero coscorrón que le sorraja Milenio al través de una de sus editorialistas más reconocidas, Sandra Romandía, exhibiéndole sus afanes político-electorales por encima de lo que debería ser su interés principal en este momento.

Sí pues, fue gracias a la agudeza periodística de la también sonorense, que se hizo una reseña muy precisa de la paupérrima condición de inseguridad que se vive a todo lo largo y ancho del territorio nacional, incluido para nuestra desgracia el mismo Estado de Sonora, mientras el oriundo de Bavispe manifiesta un mayor interés en la construcción de su ya muy cantada precandidatura al Gobierno del Estado.

Los ojos de Durazo no están en las masacres de los últimos días. No están en el conteo de asesinatos diario, en la preocupación de millones de familias. Están en el próximo paso que, considera, podría ser gobernar su estado natal en las condiciones de seguridad y vulnerabilidad que lo encuentre derivado de su propio descuido”, concluye la columna editorial firmada por Romandía y que usted puede encontrar en el siguiente link: https://www.milenio.com/opinion/sandra-romandia/columna-sandra-romandia/los-ojos-de-durazo


FUERTE RUMOR

Javier Jiménez Espriú

De quien sí dicen que ya tomó una decisión y hoy anunciará su salida del gabinete pejista, es del todavía secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú.

Por lo menos así ha trascendido ya a nivel de columnas, generalmente muy confiables de la capital del país, mismas que coinciden en que don Cascarrabias no toleró que AMLO haya decidido quitarle a la SCT el control de las aduanas en todos los puertos marítimos, aéreos y terrestres del país para entregarlo a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), supuestamente como un nuevo intento por frenar la corrupción gubernamental, misma que también hay que decirlo, nomás no ha amainado nadita sino al contrario.

Las versiones, pues, son en ese sentido, de que Jiménez Espriú montó en cólera porque le quitaban la caja registradora, y eso no se le hace a un colaborador que estaría dispuesto a dar la vida misma por la Cuarta Transformación, mjummm.

También es una posibilidad, que don Cascarrabias Jiménez haya tomado la decisión de poner pies en polvorosa al estar plenamente enterado de que ya se acabó la lana para las faraónicas obras como la refinería Dos Bocas, el Tren Maya y la Central Avionera de Santa Lucía, y por lo tanto lo que viene ya es el rechinar de dientes y el desmoronamiento del castillo de naipes llamada cuatroté dejando un gobierno en bancarrota antes de llegar siquiera a la mitad del sexenio.


EL COVID AHÍ SIGUE; ¡TÚ DECIDES!

Según información del Gobierno federal, Sonora amanece hoy con el semáforo del Covid-19 en color naranja, lo cual permite la operatividad gradual de negocios no esenciales en camino al inicio de la llamada nueva normalidad.

Sin embargo, y esto es lo que más debemos tomar en cuenta dado que es información mucho más confiable que la manejada por un mamarracho irresponsable como lo es el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell Ramírez, es la recomendación que hace la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano la que debemos considerar como más apegada a la realidad que vivimos.

Es cierto, el semáforo federal indica que a partir de este lunes pasamos a color naranja, pero la realidad a nuestro alrededor nos dice que todavía hay dolor por pérdidas de vidas, que todavía hay elevados números de contagios y que todavía tenemos hospitales en riesgo de saturación”, destacó ayer la mandataria estatal mediante un mensaje a la sociedad sonorense.

Palabras más, palabras menos, lo que Claudia Pavlovich nos dice es que si bien de manera institucional atiende la instrucción federal, de que sea permitida la reapertura de ciertos negocios no esenciales como parte del proceso para entrar a la nueva normalidad, en los hechos rechaza que esto sea lo prudente y por lo tanto exhorta a la población a mantenerse en alerta, como lo exige la realidad que en los hechos padecemos aquí.

Quiero hacer un llamado a que tomemos con prudencia este semáforo color naranja, para que no suceda lo que ha pasado en otros estados que de estar en naranja han regresado al rojo, es decir, el cuento de nunca acabar”, enfatizó en lo que más que un llamado o exhorto a la sociedad en general, es un clamor de su parte.

La postura de parte de la Gobernadora también incluyó una advertencia, ella en el sentido de que a la menor variante que indique un repunte en los casos de infectados y defunciones por Covid-19, y de inmediato se procederá a reinstalar las medidas restrictivas que plantea el semáforo en color rojo.

Desgraciadamente aquí tengo que sugerir, a título muy personal, que más vale vayan redactando ya el posicionamiento institucional en este sentido ante el gobierno federal, porque la verdad no creo que esto no termine en un repunte de casos; ojalá y me equivoque.

Finalmente me quedo con los que algunos amigos han subido a sus cuentas de redes sociales donde el mensaje dice: “Atención El Covid sigue activo, lo único que cambió es que te dieron permiso para salir a buscarlo. ¡Tú decides!”.

Lástima, eso sí, que por culpa de esos mismos ignorantes e irresponsables es que la pandemia seguirá vigente, y tarde que temprano el riesgo de afectar incluso a quienes han respetado la sana distancia y todas las medidas para no contagiarse, por un mínimo descuido también sean luego parte de las estadísticas de enfermos o fallecidos.


LOS NÚMEROS DE MITOFSKY

Interesante el resumen de la más reciente encuesta aplicada por Consulta Mitofsky a nivel nacional pero particularmente en lo que respecta al estado de Sonora, donde se confirma, para tristeza de mis adorados chairos, que la imagen de su idolito tabasqueño cada vez está más desgastada

Así, pues, iniciamos con el dato de que Andrés Manuel López Obrador sigue como el tango argentino, cuesta abajo en su rodada con un rechazo ciudadano sonorense del 56.7% contra un 43.3% de quienes, como en el caso de los mininos todavía no terminan de abrir los ojos, o bien de plano andan ya en el rango de darle todavía el beneficio de la duda.

Números terribles si consideramos que el ganso macuspano todavía no acabala siquiera los dos años efectivos haciendo usufructo de Palacio Nacional, y por lo tanto es previsible que ante ello arrecie el golpeteo de parte suya contra cuanta institución pueda hacerle realidad la más espeluznante de sus pesadillas, como sería que en el 2022 pueda ser puesto de patitas en la calle ante la eventual aplicación del referéndum para la revocación de mandato tantas veces cacareado como la principal arma de la democracia.

Situación muy diferente, por otra parte, la que refleja la misma encuesta pero en torno a la evaluación de la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano que obtiene un 53.6% de los votos a favor cuando está ya por entrar a la recta final de su administración, lo cual la posiciona a su vez dentro del top-ten de las autoridades estatales mejor evaluadas del país en el noveno sitio.

Y la consulta cierra, en el plano estatal, con la evaluación también de las autoridades municipales de las dos ciudades con mayor población como son esta capital, Hermosillo, y Ciudad Obregón, Célida Teresa López Cárdenas y Sergio Pablo Mariscal Alvarado, respectivamente, ambas de extracción morenista.

En este sentido los resultados no varían mucho de otros ejercicios similares ya aplicados en ambos centros urbanos, donde López Cárdenas supera por amplio margen a su contraparte cajemense en el tablero general a nivel nacional ubicándose en la posición 67 con un 36.2% de aprobación, contra un 21.5% y sitio 94 del también llamado “tío Gamboín” dentro del ranking nacional donde se evaluaron 100 alcaldías.

Hasta luego