Dignificación del pelotero


Por Jesús Alberto Rubio.

Han sido 40 años del inicio de una lucha de peloteros, el 1 de julio de 1980, que los llevaría a conformar la ANABE, hecho que desde entonces ha generado un caudal de información sobre aquel movimiento social ocurrido en la Liga Mexicana de Beisbol e incluso la fundación, un año después, de lo que fue la Liga Nacional.

Aquella legítima lucha provocó que los jerarcas de la LMB marginaran de la pelota profesional a una inmensa cantidad de grandes peloteros que reclamaban mejores condiciones salariales, seguro de vida y una pensión para cuando llegar el momento de su retiro.

Y cierto es que al no tener el respaldo que buscaban, crearon en 1981 un circuito paralelo a la Liga Mexicana con el nombre de Liga Nacional con vigencia de 1981 a 1986.

Sobre el tema, en medios y redes sociales una vez más vemos gran cantidad de literatura que plasma como digno rescate una memoria que aún sigue vigente en el beisbol de México.

Hoy no hablaré de aquel proceso histórico, sino más bien subrayar cómo resulta muy significativo en su seguridad y bienestar el presente y futuro del jugador en condición actual de desprotección laboral y derecho a recibir una pensión en su retiro como trabajador del beisbol.

Menciono específicamente al pelotero, lo cual puede hacerse extensivo a los umpires de cada circuito profesional.

Y no voy a ir lejos: aquella exigencia de quienes enarbolaron y reclamaron la dignificación del pelotero –al gobierno federal y a la propia Liga Mexicana de Beisbol— no se ha perdido en el tiempo.

El concepto o figura de la formación/integración de una asociación, sindicato o fideicomiso, se mantiene presente entre mánagers, jugadores y cuerpos técnicos en el activo, como aquellos que ya están en el retiro tras cumplir sus ciclos respectivos en el beisbol organizado.

Esa es la demanda.

Y, ya verá, no tardará el día en que podamos ver una  primera reunión de peloteros con el presidente Andrés Manuel López Obrador con ese objetivo, tal como sucedió en 1980 con el entonces mandatario nacional José López Portillo, encuentro que desafortunadamente no aterrizó las aspiraciones planteadas por aquel movimiento de jugadores.

Preocupación latente

Ahora bien, hay qué decirlo: la cancelación este año de la temporada del circuito veraniego –motivada por la pandemia del coronavirus–, preocupa sobremanera a los jugadores y familia involucrada en el circuito, con todo y que se enuncie que las franquicias les proporcionarán apoyos económicos.

Hay diversas opiniones al respecto.

El pitcher Daniel Rodríguez, por ejemplo, en twitter escribió: “Wow! Golpe duro para nuestro beisbol y que difícil situación para todos los que vivimos y dependemos de este bonito deporte. Lo siento por mis amigos, compañeros y todos lo que de una forma u otra se ven afectados por este problema”.

Asu vez, en la misma red social, la colega regia Blanca Cisneros, dijo: “Mi solidaridad con todos y todas; el béisbol nos da trabajo a muchas personas y hoy libramos una triste batalla contra esta crisis”.

La joven colega Yesenia Torrecillas también apuntó: “Mi solidaridad con mis amigos cronistas, reporteros, conductores, jugadores, coaches, managers, batboy, trainers, mascotas, gente de mantenimiento, boleteros, taquilleros, vendedores, etc. Un día triste para el béisbol de verano en México”.

Y Emmanuel Rustrián: “Pese a ser una decisión prudente, nos afecta gravemente a mucha gente. Un año afecta a todos en el mundo del deporte. Nadie gana, sólo se salvaguarda la salud y la economía”.

Hay más, por supuesto.

Por ejemplo, el colega Edmond de Estrella y Óliver Zamudio en mi FB, así como José Antonio Mansur, presidente de los tecolotes de los Dos Laredos, en el sitio strikeout.com.mx

Jorge A. Cervantes Jáuregui.

Saludos Jesús. No sé si conozcas este trabajo de investigación publicado en 2019. Hay alguna cita tuya. Me lo acaba de enviar una de mis hermanas que trabaja en centro-INAH Guanajuato y que buscando otra cosa y conociendo de mis intereses, me hizo favor de enviarme este trabajo de Miguel Esparza, La pugna por el diamante. la institucionalización del béisbol capitalino, 1920-1930 Miguel Esparza Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora

Leer en: https://beisbolredes.blogspot.com/