¿Cuándo parará esta locura?

Dr. Shivago
dr_pin_shivago@hotmail.com

Es increíble; México en llamas en materia de inseguridad, crisis económica y de salud pública ante el desbordamiento de enfermos por Covid-19, y sin embargo “nuestro” Prejidente más interesado en desaparecer organismos como el Conapred.

Dígame usted, pues, si esto no son tiznaderas, por no decir chingaderas.

Ciertamente, hay que reconocerlo, Andrés Manuel López Obrador siempre dijo estar en contra de las instituciones, recordemos simplemente aquel desaforado grito de “al diablo las instituciones”, y por eso no debe extrañarnos tanto que ahora esté más interesado en promover un linchamiento contra todo aquel organismo que desde su muy particular punto de vista son herencias del pasado neoliberal-conservador.

Sin embargo, ya tomar este tema de la desaparición de organismos que forman parte de dependencias gubernamentales como prioridad de su discurso, teniendo tantas otras cosas por atender, eso ya es señal inequívoca de que algo no anda muy bien allá en la azotea.

Resulta evidente, pues, que López Obrador ha empeorado en sus delirios de grandeza, en su megalomanía, y esto es producto muy posiblemente de esa serie de reveses que se han recrudecido en los meses recientes.

Desde el mal manejo de la crisis por la pandemia del Covid-19 y el desastre económico que ya era tema desde antes de la contingencia sanitaria, remember el nulo crecimiento económico y el Producto Interno Bruto en picada, ni hablar del fracaso de su estrategia del “abrazos, no balazos” para desaparecer la inseguridad, hasta los más recientes reclamos airados que ha recibido del otrora pueblo bueno y sabio que cada día está más harto de sus mentiras y de esa falta de cumplimiento a tantas promesas de campaña.

Al final la gran pregunta es, ¿algún día parará toda esta locura?

UNA POSIBILIDAD QUE GENERA ESCALOFRÍOS

Por cierto, esperemos y que no le vaya a tomar la palabra López Obrador al periodista y director editorial del diario Excélsior, Pascal Humberto Beltrán del Río Martin, quien ayer subió a su cuenta de tuiter el siguiente mensaje, obviamente, cargado de sarcasmo e ironía:

Lo siguiente que van a proponer desde el oficialismo es que las funciones del INE la haga Gobernación, como sucedía en los tiempos del partido de Estado, con la Comisión Federal Electoral”.

Manuel Bartlett y Olga Sánchez Cordero

Y mire usted que tal propuesta le podría caer también como anillo al dedo a la Cuarta Transformación, pues bastaría sólo con ordenar un enroque entre la secretaria de Gobernación, Olga María del Carmen “la Florerito” Sánchez Cordero Dávila y el flamante director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), su excelentísimo y pulcrísimo Manuel Bartlett Díaz para que todo esto empezara a tomar forma.

Ahora bien, aquí vale mucho la pena presentar una cápsula informativa para toda la raza millenials y particularmente para la chairiza, que todos sabemos son de escasa entendedera y requieren de atención especial al momento de explicarles las cosas.

Manuel Bartlett fu quien, siendo titular de la Segob tiempos de Miguel de la Madrid Hurtado y teniendo bajo su control la entonces Comisión Federal Electoral, fraguó en 1988 el mayor fraude electoral de que se tenga memoria en México con aquella memorable “caída del sistema” que dejó abanicando la brisa a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y ascendiendo así a la silla presidencial ese demonio llamado Carlos Salinas de Gortari.

Por eso el sarcasmo y la ironía de Pascal Beltrán del Río, cuando pronostica que el siguiente paso de AMLO en esta encarnizada persecución suya contra las instituciones, bien podría ser la desaparición del INE para regresarle a la Segob el control de las elecciones mediante el resurgimiento de entre las cenizas, así como el ave fénix, de la otrora fábrica de fraudes conocida como Comisión Federal Electoral, y de ahí mismo que Bartlett Díaz, ya purificado por la gracia del santo Peje, estaría que ni mandado a hacer para hacerse cargo de esta honrosa responsabilidad.

¿Verdad que hasta da escalofríos?; pero lo más gacho es que en estos tiempos de la 4T ya todo puede ser posible.


SOBERBIA Y AUTORITARISMO

Ahora bien, respecto al tema de la sugerencia, por así decirlo, que hizo ayer López Obrador de desaparecer el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y que sus funciones las asuma la Secretaría de Gobernación, por favor, que alguien le informe al prejidente que así funciona actualmente.

El Conapred, pues, no es otra cosa que una instancia, dependiente directamente de la propia Segob para atender cualquier tipo de queja o denuncia ante la presunción de algún acto que se tipifique como discriminatorio, como lo es precisamente impedir que un youtuber, así le caiga bien o mal a la chairiza y a la 4T, pueda participar en un foro sobre racismo y discriminación ofreciendo una postura desde su muy particular óptica y así poderla confrontar con otros especialistas en el tema.

Mónica Maccise

Pero en fin, el batito ya está emperrado en que el Conapred debe desaparecer porque su hasta ayer titular, Mónica Maccise Duayhe, quien renunció ante la feroz presión,  osó invitar a un foro de estos a un compita que se ha pitorreado de aquella ocurrencia de su chamaco de pintarse el pelo de color amarillo y café, aplicándole el remoquete de “el Chocoflán”, y ahora, ya encarrerado el jumento, enfila a su pelotón de fusilamiento contra toda institución que sea herencia maldita del neoliberalismo conservador del pasado.

La soberbia y el autoritarismo asomándose peligrosamente.


SALIERON LOS BABEANTES CANCERBEROS

Y como todo fue que el gran tlatoani abriera la temporada de caza contra el Conapred, pues de inmediato sus fieros cancerberos salieron raudos y babeantes en pos de la víctima para hincarle sus afilados colmillos.

Ahí está el caso del patético sujeto identificado como Gibrán Ramírez Reyes, un rechonchito de dudosa definición que presume tanto título académico como la Plaza de Santo Domingo le pueda proveer, que tuvo la mala fortuna de escribir lo siguiente en su cuenta de tuiter:

Así es: un error del presidente designar en esos encargos a fresas, fifís, pijos o catrines. Hay muchos otros encargos en los que quedan mejor”, refiriéndose a Maccise Duayhe, a una dama, de esa forma y tono tan despectivo que sólo exhibe su traumada existencia a partir de la misma poca estima que tiene por su propia apariencia personal.

Y es que, digo, si este mismo hecho de llamar peyorativamente a alguien como fresa, fifí, pijo o catrín no es ya también un acto de discriminación de parte de este abotagado sujeto, entonces ya no sé qué sea.

Ni hablar de la diarrea mental plasmada en su cuenta de tuiter también por la diputada morenista por Baja California, Estefanía Veloz Mora, aunque su verdadero apellido sea Martínez Mora:

Que (sic) bueno que el presidente no le hizo fiesta a la @CONAPRED. Alguien que siempre ha luchado por erradicar el clasismo y el racismo no necesita de una institución”.

Hágame usted el refabrón cavor; ahora resulta que quien todas las mañanas receta epítetos en tono peyorativo como fifís, machuchones, neoliberales y conservadores, entre otras sandeces a quienes no le queman incienso, es ahora descrito por esta personita como un luchador contra el clasismo y el racismo; ya ni la tizna.

Por cierto, esta diputada, identificada como Estefanía Veloz, es hija de Jaime Cleofas Martínez Veloz, un viejo priista que fue derrotado como candidato a la alcaldía de Tijuana y le negaron siempre la posibilidad de ser candidato a la gubernatura, de ahí que emigró primero al PRD y luego hacia Morena llevándose consigo a su bendición, misma que ahora, quizás suponiendo que eso de Veloz se escucha más chic que Martínez, decidió modificar su acta de nacimiento para tales fines. Si les digo que hay cada traumada.


HUMOR, SARCASMO Y REALIDAD

Aaahh, qué tiempos aquellos en los que era una preocupación para todos la economía fuera en franca picada, incluso con decrecimiento como sucede ahora, o que los pronósticos sobre el Producto Interno Bruto (PIB) no fueran nada halagüeños, como también sucede en este momento.

En serio; por eso no asusta ya, en lo absoluto, el hecho de que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez haya informado que posiblemente para el segundo trimestre de este año se tenga una caída de hasta el 19%.

Naaa, todo hoy es vida y dulzura; los mexicanos somos felices con la cuatroté, y eso es lo que realmente importa; me cae que sí.

Gracias Andrés Manuel, eres un genio, qué digo un genio, eres una divinidad con patas; te queremos Peje, te queremos.

Bueno, luego de nuestra cápsula de humor y sarcasmo, viene ahora sí lo que realmente sucede en este México lindo y herido, que no ve la hora en que este remedo de gobierno federal finalmente haga algo digno reconocérsele o que medianamente se acerque a todo lo que prometió AMLO en sus dieciocho años de campaña.

Seguiremos en espera de ello.


SONORA DESTACA EN EDUCACIÓN

Claudia Pavlovich y José Víctor Guerrero

Finalmente una magnífica noticia y se trata de la confirmación de que Sonora es líder a nivel nacional en aprovechamiento escolar en preparatorias públicas, como ayer mismo lo presumió en redes sociales la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano luego de enterarse de ello de voz del secretario de Educación y Cultura, José Víctor Guerrero González.

Derivado de lo mismo, fue que la mandataria estatal sostuvo también sendas conferencias virtuales, aprovechando al máximo esto de las nuevas tecnologías y ante la imposibilidad de hacerlo personalmente, tanto con personal docente y autoridades de diversos planteles como con alumnos de educación media superior, para felicitarlos por este nuevo logro al obtener el primer lugar en aprovechamiento de materias como matemáticas y lenguaje y comunicación.

Enhorabuena, pues, por esta distinción alcanzada mediante la aplicación de la Prueba Planea 2020 donde tanto los maestros como los chamacos hicieron un magnífico papel, pero también gracias a los padres de familia que en mucho ayudaron también para obtener estos reconocimientos.

Hasta luego