Decomisan dinero y droga al Cártel de Sinaloa y CJNG por Covid

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) de Los Ángeles reconoció que la pandemia de coronavirus fue un factor fundamental para dar un golpe a las finanzas del Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación, ya que tras varias acciones coordinadas lograron arrebatar a ambas organizaciones criminales una suma de 10 millones de dólares.

El COVID-19 obligo al confinamiento y al cierre de negocios que son utilizados por los cárteles de la droga para lavar dinero, por lo tanto obligó a las organizaciones a circular con enormes sumas de dinero por Estados Unidos
A principios de abril los agentes de la DEA recibieron una denuncia de que al sur de California llegaría un transporte con una gran cantidad de dinero en efectivo, mediante un operativo interceptaron dos vehículos en cuyas cajuelas, llevaban cajas de cartón en donde tenían escondidos 1.7 millones de dólares, según información de Univision
De la misma forma elementos de la DEA interceptaron una transacción de droga en Riverside que permitió incautar un total de 1 millón de dólares en efectivo, además de 30 kilos de cocaína a lo que William Bodner, jefe de oficina de la DEA en Los Ángeles, declaro:
“Ese dinero generado por la venta de droga no tenía un destino al cual ir y comenzó a acumularse muy rápido. Solo haciendo nuestro trabajo cotidiano -realizando escuchas telefónicas, usando informantes y haciendo operaciones encubiertas- empezamos a enfocarnos en los paquetes grandes de efectivo”.
El método de transportar efectivo a México usando los mismos autos que viajaron hacia el norte con droga, es riesgoso y cada vez menos popular. No obstante, según los análisis de la DEA, los operadores financieros entregan, desde hace pocos años, todo su efectivo a empresas exportadoras en Estados Unidos, a los que llaman “mercado negro del peso”.
El cierre de comercios, indicó Bodner, “afectó inmediatamente” a las organizaciones criminales que les puso a pensar sobre el cómo hacer llegar el dinero a México, antes de perderlo en operativos o durante la confrontación con grupos rivales.
En ese sentido, la DEA supo que estaban planeando regresar al viejo método y los vigiló en Los Ángeles, justo en las llamadas paradas de tráfico que se quedaron con la mayor parte de los 10 millones de dólares decomisados.
La respuesta es no; la Fiscalía de Estados Unidos, no presentó cargos contra los transportistas del dinero que fueron arrestados durante la cuarentena. Indicó que la DEA los dejó en libertad, pero solo esperan que haya un caso penal para armar un operativo que permita su captura.

Juan Aguilar

Información de PoliticoMx