Dos Méxicos en choque, BOA y Cuarta Transformación

La polarización y las acusaciones entre la 4T y sus opositores subieron de tono tras la difusión de un documento, de origen incierto, que plantea una supuesta estrategia para frenar el avance de Morena en los próximos comicios y provocar la revocación de mandato del presidente en 2022

A un año de las elecciones más grandes en la historia de México, la Presidencia de la República exhibió un supuesto plan para conformar un Bloque Opositor Abierto (BOA) que busca derrotar a la cuarta transformación.

La estrategia denominada “Proyecto BOA”, podría marcar el proceso electoral en donde se juega la mayoría de la Cámara de Diputadosgubernaturas y la consolidación del proyecto político del primer gobierno de izquierda.

Fue el propio presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quien reveló en la conferencia mañanera el documento titulado “Rescatemos a México”, del cual reconoció que no tiene certeza de su autoría y que llegó de forma anónima a Palacio Nacional, y cuyo objetivo es frenar el crecimiento de Morena en la elección 2021 y ganarle la revocación de mandato en 2022.

El vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas, leyó el supuesto documento filtrado –que además tiene en sus páginas la leyenda de “Confidencial”– en el que se detalla que el bloque opositor está integrado por empresarios (CCE, Coparmex, Femsa, Frenna), políticos, intelectuales, periodistas, líderes de opinión, organizaciones como “México Libre”, que impulsa el exmandatario Felipe Calderón y hasta autoridades como el INE o el Tribunal Electoral

Además señala que este grupo plantea conseguir el apoyo de los gobernadores de oposición y empresarios para impulsar candidatos que contrarresten el empuje de Morena; usar políticamente el tema del desempleo y la inseguridad; apoyarse en medios extranjeros, contratar influencers e incluso cabildear directamente en Washington y la Casa Blanca.

En cascada aparecieron en las redes sociales pronunciamientos y comunicados de prensa con los deslindamientos públicos de dicha iniciativa a la que consideraron como un intento del político tabasqueño de victimizarse cuando su atención debería estar centrada en atender la emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19 y la crisis económica.

El expresidente Felipe Calderón aseguró que “las cosas que salen de las mañaneras, ya están en plena decadencia. Resulta que el programa de ‘la BOA’ lo escribieron en Comunicación Social de Gobernación”.

El exmandatario lanzó este mensaje con base en un tuit de Alonso Cedeño (@acedeno), quien afirmó que el autor era Omar Cervantes, encargado de Comunicación Social de la Segob, quien desmintió la autoría en un videomensaje.

Más allá de la polémica por el documento, que también generó “memes” y burlas en Internet, la conformación de bloques opositores contra López Obrador no es un asunto reciente.

En su primer intento por ganar la Presidencia en 2006 fue tachado como “un peligro para México” como parte de la campaña de sus opositores.

En febrero de 2019 en el Senado de la República se creó un bloque opositor integrado por PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano que impulsaba que la Guardia Nacional tuviera un carácter civil y fuera temporal la actuación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública.

El 7 de abril de este año, Carlos Salazar, dirigente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo a los que piden la remoción del Presidente que se organicen para que en 2022 lleguen a la revocación de mandato con un respaldo de 30 millones de votos, la misma cantidad de sufragios que llevó a Morena al poder.

La única certeza es que la polarización se extiende con cada día que pasa, aun cuando el proceso electoral ni siquiera ha comenzado formalmente.

‘HAY UNA FALLA EN EL EQUIPO CERCANO’

Para el académico de la UNAM, Ulises Corona, la presentación que hizo el presidente López Obrador del “Proyecto BOA” demuestra una falla en su círculo cercano, desde su equipo de asesores y secretario particular hasta la Coordinación de Comunicación Social, que encabezan Lázaro Cárdenas Batel, Alejandro Esquer y Jesús Ramírez, respectivamente, ya que no funcionan como un filtro de los documentos que llegan a las manos del político tabasqueño.

Llama la atención que maneje un documento que no tiene origen ni fuente. Si uno de los principales problemas son las noticias falsas, las fake news, debería tenerse un gran filtro de las cosas que le pasan al presidente porque puede ser causante desde la propia Presidencia de la desinformación

– Ulises Corona

Politólogo de la UNAM

Corona afirma que este tipo de revelaciones polarizan a la sociedad, además de que enfoca la discusión en un tema que no es de los prioritarios, como la pandemia de COVID-19 y la crisis económica, aunque se esté a un año del proceso electoral.

En cuanto a las declaraciones del presidente de que es tiempo de decisiones, ya que se debe expresar si se está a favor de la 4T o del régimen neoliberal, considera que es una “amenaza velada” con la que se divide a la sociedad, pues el primer mandatario debería hacer un llamado a la unidad, pero no en torno a su persona, sino por México.

El especialista plantea que lo que se debería de estar atendiendo son asuntos urgentes como el creciente desempleo.

“En ese tipo de situaciones la gente o se repliega o toma la acción contestaria”, asegura.

El politólogo de la UNAM dice que a un año de las elecciones intermedias el gobierno llegará dividido, fragmentado y cuestionado por los resultados económicos, sociales, del combate a la corrupción y del manejo para enfrentar la pandemia.

Otro elemento que sugiere analizar el especialista de la UNAM es la exposición diaria que tiene el primer mandatario en las conferencias de prensa matutina.

“Veo a un presidente que debe ser muy cuidadoso en sus pláticas mañaneras, incluso no sé qué tan conveniente sea sentarse a la mesa y plantear abreviarlas, un día sí y otro no, o hacerlas temáticas, porque el formato que tiene al día de hoy ya se desgastó”, advierte.

La estrategia denominada “Proyecto BOA” plantea conseguir el apoyo de los gobernadores de oposición y empresarios; usar políticamente el tema del desempleo y la inseguridad; apoyarse en medios extranjeros y contratar influencers, entre otras cosas

CONTINÚA LEYENDO: 

reporteindigo.com