El Código “¡No tienes vergüenza…!”

Manuel Fernando López

Lapidario y directo, el de Cananea, Gerardo Murrieta Romero, auténtico dolor de cabeza para la estructura de Morena en Sonora, se le fue a la yugular a Jacobo Mendoza Ruiz: “´¡ No tienes vergüenza…!”.

Claro que no la tiene Gerardo, le dije y, tampoco este artículo puede comprarse en la farmacia de la esquina: hoy en día, esta “virtud” –la desvergüenza—pareciera –mejor dicho, es—la patente de corso para pertenecer o en el caso de Jacobo, presidir a Morena; fiel a un dicho de mi fallecido e inolvidable amigo Raúl Saínz Cota: “es cuando la deverguenza supera al cinismo…”.

Va el texto completo enviado por Gerardo a raíz de la salida de Lilly Téllez del partido de fascinerosos encabezado por el demente de AMLO para irse a refugiar con los “salvadores “ de esta patria nuestra, quienes hace mucho dejaron atrás el viejo sueño de Gómez Morín, del “bien común”.

Sale “ A huida de conejo, pedradas al matorral; hace meses pugné por su retiro de su curul –de Lilly por supuesto—y, tu y Durazo –Alfonso—la defendieron”.

“¿Y tú cuando renuncias?, te expulsó la Comisión Nacional de Honor y Justicia por órdenes de Alfonso en 2015; Bertha (Luján) tiene tu expediente perdido, cofradía maldita, ¡no tienes vergüenza!”.

Claro que no la tiene, como tampoco Lilly Téllez, porque si ésta última la tuviera, no solo hubiera renunciado a Morena en el Senado, sino a la senaduría en un alarde de dignidad.

Pero dignidad y vergüenza, hace mucho se fueron en un viaje sin regreso de estos especímenes; amén que los “cochis” no sueltan la mazorca,

¡Alea jacta est!.