IP de Europa rechaza los cambios de la 4T en sector energético

Como era de esperarse las Cámaras Europeas de Comercio e Industria que cuentan con presencia en México rechazaron los cambios que, convenientemente, hizo la “Cuarta Transformación” en el sector energético.

Al mismo tiempo manifestaron preocupación, pues dicha determinación generó que varias inversiones de aquel continente se hayan visto frenadas por la falta de seguridad jurídica. 

Fue mediante una carta que la Asociación Mexicana de Cámaras de Comercio e Industria de Países Europeos (Eurocam) le envió a la secretaría de Economía Graciela Márquez Colín, donde los industriales extranjeros advirtieron que modificar las reglas afecta negativamente la producción sostenible en México y de paso repercute en el mercado mundial.

“Observamos con preocupación que la confianza en México de un creciente número de inversionistas europeos, se ha visto mermada por la falta de seguridad jurídica. Los empresarios europeos han registrado con asombro, la decisión que tomó el gobierno mexicano, de frenar el aprovechamiento de las energías renovables en el país”, reza la misiva.

Asimismo, la inversión privada europea aseguró, tajantemente, que los cambios a las reglas económicas que hoy están vigentes, no permiten el interés al favor del país y descartan el arribo de futuras inversiones.

“Cambiar las reglas del sector energético, sin seguir el canal institucional marcado por la ley, causa un grave daño a la confianza de los inversionistas, no solo en el sector de las energías renovables, sino de forma transversal en los demás sectores”, agregó.

Los inversionistas europeos calificaron como “incomprensión” —entre los país de la OCDE— que la administración de Andrés Manuel López Obrador no adopte medidas suficientes que apoyen a las empresas formales instaladas en México y así enfrentar la crisis económica derivada de la pandemia por COVID-19. 

Dado lo complejo de la situación “quisiéramos solicitarle de la forma más atenta, una reunión para ver de qué forma, las empresas que representamos, pueden seguir participando de forma segura, en el crecimiento del país”. 

La Eurocam le recordó a López Obrador que recientemente se actualizó el Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (Tlcuem) y el Acuerdo México y Asociación Europea del Libre Comercio (Aelc) que, en teoría, permiten inversiones de esa parte del mundo en tierras mexicanas, mismas que generan empleos.

“Somos promotores del comercio de productos y servicios mexicanos hacia Europa. En conjunto, representamos más de 18 mil empresas, un 26 por ciento del total de empresas extranjeras registradas, con más de 160 mil millones de dólares, el 29 por ciento de la inversión extranjera en México”, concluyeron.

Está claro que las malas decisiones de AMLO y compañía no solo repercuten en nuestro territorio, pues, de una forma u otra, trascienden fronteras, pero en este caso pueden derivar en conflictos jurídicos que durarían años. 

Con información de Milenio