12 extraviados

Jesús Villegas Gastélum

En la coyuntura actual parecería referencia a los “12 Monos” del laureado film de Terry Gilliam estelarizado por Bruce Willis y Brad Pitt, donde en un futuro post-apocalíptico se viaja al pasado para descubrir el origen de un virus que casi acaba con la humanidad, sin embargo la referencia es por otros 12, no emanados de Hollywood sino de nuestra querida región 4 sonorense, pero que como el personaje James Cole (Bruce Willis) están extraviados entre el pasado, presente y futuro, me refiero a nuestros 12 diputados federales sonorenses.

Sabemos que 6 son mujeres (Ana Bernal, Madeleine Bonnafoux, Wendy Briseño, Hidelisa González, Lorenia Valles e Irma Terán) y 6 son hombres (Heriberto Aguilar, Manuel Baldenebro, Javier Lamarque, Marco Carbajal, Manuel López y Jorge Russo), así que de entrada no es un tema de género. 6 ganaron su curul en elección, 1 era suplente (Bernal) y 5 obtuvieron “cachitos” premiados de lotería (Bonnafoux, Terán, Carbajal, López y Russo). 

10 formaron parte de la coalición “Juntos Haremos Historia” (conste que avisaron desde el principio) y en lo individual 6 son de Morena (Briseño, Valles, Aguilar, Lamarque, Carbajal y López), 2 del PT (Bernal y González), 2 del PES (Baldenebro y Terán que era del PRI), 1 del PAN (Bonnafoux) y 1 de MC (Russo). Sin duda muchos rostros conocidos y otros todavía muy desconocidos, pero en definitiva los hay de chile, de dulce y de manteca.  

Por cabecera municipal 2 son por Hermosillo (Briseño y Valles), 1 Cajeme (Lamarque), 1 Nogales (Bernal), 1 San Luis Río Colorado (Baldenebro), 1 Navojoa (González) y 1 Guaymas (Aguilar). Y si bien los 5 “suertudos” al ser plurinominales solo representan a sus partidos y padrinos, 2 de ellos cuentan con dirección en Cajeme (Carbajal y Russo), 1 en Hermosillo (Bonnafoux), 1 en San Luis Río Colorado (López), y 1 en Agua Prieta (Terán). 

Aparentemente la primera y última vez que se les vio a todos juntos fue el 29 de agosto de 2018 cuando recibieron su curul en la Ciudad de México, y a partir de ahí solo han vuelto a coincidir todos únicamente los días de quincena para retirar su dieta mensual de $129,763.33 pesos, sin contar aguinaldo de $294,206 pesos y otras importantes percepciones adicionales. 

Desde entonces no existe referencia de un solo posicionamiento ni acción conjunta de los 12 diputados por el beneficio de los sonorenses, solo esporádicamente se reconfirma su papel testimonial y su presencia estéril en la dinámica cameral y muy de vez en cuando se conocen de algunas acciones aisladas de trabajo legislativo apenas reseñable y que normalmente no pasa de comisiones menores.

Resulta obvia la necesidad de una sinergia de esfuerzos con los 4 senadores sonorenses y el gobierno estatal (a quienes también analizaremos en ejercicios posteriores), pero ante el análisis específico de estos 12 personajes, ¿qué logros tangibles lograron juntos o separados para Sonora en el más de año y medio previo al impacto del Covid-19? ¿Qué han conseguido después del impacto del Covid-19?. ¿Para qué nos han servido concretamente?.

¿Qué han hecho ante la lastimosa violencia que se vive a diario en las ciudades que representan? ¿Dónde están cuando las autoridades estatales y federales le vuelven a decir a los deudos las mismas palabras huecas de siempre: “vamos a fortalecer la coordinación y la presencia…bla, bla, bla”? 

¿Dónde están para exigir labores de inteligencia e investigación a quienes supuestamente están para ello?. ¿Dónde están los resultados conseguidos para Sonora en temas como salud, economía, hacienda, presupuesto, seguridad social, infraestructura, desarrollo rural, pesca, medio ambiente y muchos más que manejan en las comisiones de las que forman parte?

Urge localizarlos cuanto antes y exigirles resultados. El momento de hacerse presentes es hoy, no en unos meses más cuando ante el sonido cada vez más cercano de “Las Golondrinas” despierten de su cómodo letargo para cínicamente reciclar viejas promesas y con desvergüenza buscar nuevamente el voto de los ciudadanos.

Si no los encontramos o no nos responden conviene recordar que “a los que juegan a perderse déjalos ganar”.