Dinero de la transición de AMLO se movió vía firma de Salinas Pliego

Intra Mexicana SA de CV, que pertenece a Grupo Elektra, obtuvo un contrato para movilizar el dinero mediante la marca Dinero Express

El dinero del Fideicomiso de Transición 2018, para los gastos de trabajo y actividades del entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador y su equipo de asesores, se movió a través de una empresa de Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas y contratista de la denominada Cuarta Transformación (4T).

Intra Mexicana SA de CV, que pertenece a Grupo Elektra, uno de los conglomerados empresariales de Salinas Pliego, obtuvo un contrato para movilizar el dinero mediante la marca Dinero Express. Éste fue otorgado por el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada SNC, que fungió como fiduciario en el Fideicomiso de Transición 2018. La firma inició el servicio el 15 de noviembre de 2018, una quincena previa al cambio de gobierno.

El patrimonio del fideicomiso constó de una aportación de 150 millones de pesos, con cargo al presupuesto autorizado al Ramo General 23, Provisiones Salariales y Económicas. El Comité Técnico en el que se acordó la cantidad estuvo integrado por dos representantes designados por López Obrador, además de la Subsecretaria de Egresos, quien lo presidió, así como los titulares de la Unidad de Política y Control Presupuestario y de la Dirección de Programación y Presupuesto “A”.

De acuerdo con el contrato, en poder de La Silla Rota, Intra cobró 563 mil 321.52 pesos por el servicio de transmisión de dinero en México, que consistió en recibir en territorio mexicano recursos en moneda nacional o divisas que transferiría a otro lugar o los conservaría para entregarlos al beneficiario designado por el gobierno entrante.

Respecto a los beneficiarios, de acuerdo con la cláusula quinta de propiedad de la información, la empresa de Salinas Pliego es la única propietaria de los datos correspondientes al servicio y los envíos de dinero; además, precisa que Intra “no tendrá obligación alguna de entregar al remitente copia ni originales de los comprobantes de pago firmados por los beneficiarios”, únicamente si existía un requerimiento de una autoridad. Asimismo, en los casos en los que los montos eran iguales o excedían los mil dólares americanos o su equivalente en moneda nacional, Intra debía integran un expediente de identificación y solicitar a quien recibía el dinero su firma en una constancia.

Las cantidades fueron enviadas mediante transferencia electrónica de fondos o mediante depósitos en la cuenta bancaria 12718000113814881 de Banco Azteca, a nombre de Intra.

La cláusula octava, de contraprestación, establecía que la empresa de Grupo Elektra iba a cobrar por el servicio una tarifa de 13.50 pesos, más el Impuesto al Valor Agregado (IVA), por cada envío de dinero. El servicio fue por un año, pero podía prorrogarse automáticamente por periodos iguales sin necesidad de formalidad alguna.

En el contrato, como apoderado de Intra, está la rúbrica del también Director General Jurídico de Grupo Elektra, Gabriel Alfonso Roqueñí Rello, mismo que firmó la demanda de Ricardo Salinas Pliego contra el semanario Proceso por el reportaje que lo vincula con el caso Fertinal.  

Con la 4T, Salina Pliego, empresario amigo del presidente, es parte de la operación y apertura de cuentas bancarias para beneficiarios de programas gubernamentales, a través de Banco Azteca.

En entrevista con El Economista, afirma Alejandro Valenzuela, director general de esta institución bancaria, afirmó que en el 2019 entregaron recursos de los diferentes programas sociales del gobierno federal a cinco millones de personas. El objetivo para este año, afirmó, es llegar a 8 millones de mexicanos.

“Hemos sido un instrumento que le ha permitido a este gobierno llevar a buen puerto sus programas. Al principio fue difícil porque un programa de estos, de la magnitud que lo presentó el presidente Andrés Manuel López Obrador, es gigantesco, o sea buscar hacerle llegar a 28 millones de mexicanos un recurso con una cierta periodicidad que puede ir entre uno, dos o tres meses, a distintos grupos que están además muy repartidos en lo que es nuestra geografía nacional, sin intermediarios, sin comisiones, que el recurso sea directo. Esto pues obviamente implica una logística nunca antes vista”, explicó.

Sin embargo, no dio a conocer la ganancia por sus servicios o el monto cobrado al gobierno, el cual tampoco ha proporcionado esta información.

lasillarota.com