Dos merolicos, diferente trato; no se vale

Dr. Shivago
dr_pin_shivago@hotmail.com

Lea usted lo siguiente, y luego dígame si no vivimos en un país de locos, y para acabalarla de amolar discriminador.

Resulta que en San Pedro Tlaquepaque, municipio que forma parte de la Zona Metropolitana de Guadalajara, fue detenido la tarde del pasado martes un septuagenario que afirma ser médico y tener la cura contra el coronavirus, entre otras enfermedades como el Sida, la diabetes, la leucemia y el enfisema pulmonar.

Les vengo a curar el Coronavirus, para que se sorprenda la gente”, decía el hombre por las calles con un altavoz montado en una camioneta tipo panel habilitada como consultorio móvil.

Autoridades municipales ordenaron su aprehensión por no tener autorización para ofrecer sus servicios médicos de manera ambulante ni para hacer perifoneo.

Digo, pobre hombre, lo exhibieron como un médico “patito”.

Sin embargo, por otro lado tenemos también a un sexagenario que despacha desde Palacio Nacional y que jura tener bajo control la pandemia del coronavirus en México, esto mediante un par de estampitas milagrosas, un trébol de seis hojas y un billete de dos dólares que lleva siempre consigo en su cartera como amuletos.

Digo, qué poca progenitora; partirle su mandarina en gajos a un “setentañero” emprendedor que lo más gacho que hacía era vender chochitos inocuos a unos cuantos ingenuos, mientras al otro, que se presenta como el mesías salvador, sus hordas panegíricas le queman incienso como al gran tlatoani que todo lo puede con el poder de su fuerza moral, aunque con ello ponga en grave riesgo la salud y la vida de millones de mexicanos.

En resumen podría decir que se trata de dos merolicos, como tantos que abundan en nuestro México lindo y herido, pero desgraciadamente hasta en esto hay discriminación social.

Todo mi apoyo para ese médico jalisciense, porque es el que menos mal causa.


MEJOR NI VENGA

Por cierto, vaya desde esta humilde tribuna un muy serio y respetuoso llamado al prejidente, Andrés Manuel López Obrador para que, por el amor de Dios, mejor no venga a Sonora este próximo sábado.

No tiene caso, sólo viene a “supervisar avance de obras” en el municipio de San Luis Río Colorado.

En serio, si por lo menos se tratara de la entrega de una obra de infraestructura hidráulica importante, quizás algún hospital o centro de salud, algo que incluso pudiera relacionarse con el combate al coronavirus, podría tener algo de justificación, pero si sólo es para “supervisar el avance de obras” de algo, entonces no tiene ni la más mínima justificación.

Y no es mala onda, ni que sea mala leche contra el mesías tabasqueño, sino simple y llanamente es un llamado ante la posibilidad de que AMLO tenga una poquita de conciencia y decida entonces posponer, hasta que de plano vaya a entregar una obra concluida, porque de otra forma y de seguir como lo está haciendo ahora, que sólo viene a Sonora para encabezar mítines políticos, como si siguiera en campaña, es tanto como seguir quemando dinero a lo baboso aún sin usar el avión prejidencial.

Ciertamente López Obrador reveló ayer que en las giras de este fin de semana, donde contempla eventos en Nayarit, Sinaloa, Sonora y Baja California, no le organizarán actos públicos masivos, disculpándose de antemano con sus fans por no poder saludarlos, abrazarlos y besarlos como acostumbra; es de suponer el desconsuelo de miles.

Sin embargo, por lo que respecta a Sonora, y creo que igual sucede con el resto de las entidades, si sus actividades se limitarán a actos de “supervisión de avance de obras”, luego entonces se trata de acciones fácilmente prescindibles de realizarse, y si toma la mejor decisión y suspende esta visita, el erario federal ahorrará una lana y además disminuye riesgo de contagios por el coronavirus.

#EntiendeRazonaQuédateEnPalacioNacional


CONSTELLATION BRANDS; OTRO NAIM

Ahora bien, quién sabe cómo le vaya a ir a López Obrador en su visita programada para Mexicali, donde tiene ardiendo el rancho por su necedad de cancelar la construcción de una enorme planta cervecera, propiedad de Constellation Brands, cuya inversión rebasaba ya los mil millones de dólares, de un total de mil 500 millones de dólares, que involucra todo el proyecto.

Y sostengo que es su necedad, porque para nadie es un secreto que esa consulta ciudadana, realizada el pasado fin de semana en la capital bajacaliforniana, fue una manipulación burda donde sólo votó el 3.51% del padrón electoral de esa ciudad, es decir 27 mil 973 de un total de 796 mil 447 registrados, y de los cuales el 71% votaron en contra de la referida planta cervecera, contra un 23.3% que sí estaba de acuerdo.

El punto aquí es el extraordinario riesgo de que futuras inversiones decidan no meterle lana en suelo mexicano, ya que por quítame estas pajas, como es el caso donde por haber sido un supuesto compromiso de campaña con cierto sector político, que desde entonces se oponía a esta millonaria inversión bajo el argumento del exceso de agua que esto requeriría, se proceda a cancelarlo todo sin importar la inversión ya aplicada.

Ahora el Gobierno mexicano deberá indemnizar a la empresa cervecera, porque ciertamente tenía desde las anteriores administraciones municipal, estatal y federal los permisos para su construcción, pero eso evidentemente no le importa a López Obrador porque ese dinero no saldrá de su bolsillo, sino del resto de todos los mexicanos que sí pagamos impuestos.

Vaya, pues, guardadas las proporciones es prácticamente la misma historia que lo sucedido con el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), donde a AMLO le importó una pura y dos con sal con tal de cumplir su caprichito de cancelarlo, aunque esto implique el pago que se están haciendo de indemnizaciones a las empresas constructoras por varios miles de millones de pesos.

Y lo mismo ya declaró ayer López Obrador en torno a la cervecera Constellation Brands, en el sentido de que los permisos de construcción los obtuvieron mediante el pago de sobornos tanto a autoridades municipales, estatales y federales de los anteriores gobiernos neoliberales y conservadores, pero sucede que todo queda en sus mismos dichos, porque jamás presenta denuncias formales ante las instancias correspondientes.

Igual, pues, insisto, dijo del NAIM, que todo era un mar de corrupción, pero a la fecha no existe una denuncia formal de su parte o de su administración en contra de nadie, mientras que lo que sí ha quedado, es la responsabilidad de liquidar a las empresas involucradas con recursos del erario; ¡vaya negocito!


SONORA PONE LA MUESTRA

Claudia Pavlovich

En noticias locales, y aunque se enoje la chairiza, pero quien sigue poniendo la muestra a las autoridades federales es la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano al no andarse por las ramas para decretar ayer una Emergencia Sanitaria Temporal bajo el eslogan de “Ante el Coronavirus Todos Jalamos”, o lo que es lo mismo #AnteElCoronavirusTodosJalamos.

Sonora se convirtió así, en la primera entidad de todo México que emite tal decreto orientado al reforzamiento de las medidas de prevención contra esta enfermedad.

Al través de un comunicado de prensa y de un video difundido en redes sociales, la mandataria sonorense hizo un nuevo llamado a la sociedad para tomar las cosas con la seriedad y el cuidado debido, pero sin caer en la irresponsabilidad de realizar actos como las compras de pánico, que lejos de ayudar lo que hacen es complicar las acciones de prevención contra el virus del Covid-19 en esta segunda fase que actualmente pasamos.

Del contenido de las cinco acciones principales que comprende el inicio de la Emergencia Sanitaria decretada ayer por Claudia Pavlovich, misma que incluye ajustes presupuestales que generen economías por 500 millones de pesos para aplicarlos en todo lo que sea necesario para contener esta pandemia, usted puede consultarlas dando clic a la siguiente liga: https://marquesina.mx/287461/

Ahora bien, y aclarando que siempre será usted quien tenga la mejor opinión, pero en este video de ayer, vi a una mujer decidida incluso a dar instrucciones mucho muy fuertes, como ya se han tomado incluso en estados de la Unión Americana, si con esto se garantiza un mayor control de la situación.

Así, pues, que no nos extrañe si uno de estos días el nivel de alerta llega al grado de prohibir, así de plano, toda presencia de gente en las calles si no es ahora sí estrictamente para asistir a algún hospital, farmacia o supermercado; y si con esto es posible frenar esta pandemia, como así ha resultado en otros países, que así sea.


MUESTRA INSTITUCIONAL RESPALDO

Ernesto de Lucas

Y mire usted lo que son las cosas, al cierre tempranero de este despacho, el primero en manifestar su respaldo a la gobernadora Pavlovich Arellano lo fue el dirigente estatal del PRI, Ernesto “el Pato” De Lucas Hopkins.

Malas noticias, pues, para quienes ya aseguraban un supuesto rompimiento entre ambas personalidades, esto a partir de un comentario que hizo el dirigente partidista recientemente en torno a un operativo conjunto que realizaban autoridades estatales y del Ayuntamiento morenista de Hermosillo.

Todo indica, pues, que a final de cuentas todo fue, ya sea un malentendido, un exabrupto quizás motivado por la cuarentena, o bien, de plano ya hubo una respuesta al velado reclamo que dicha declaración pudo haber llevado implícito.

Ahora sí que, “hayga sido como hayga sido”, lo que cuenta es que ayer De Lucas Hopkins tuvo un gesto muy bien visto al expresar su apoyo a las acciones que realiza el Gobierno del Estado para contrarrestar los efectos del coronavirus en Sonora.

Reconocemos y apoyamos la difícil, pero responsable decisión recién declarada por la Gobernadora @ClaudiaPavlovic Estaremos atentos al desempeño de los funcionarios responsables en las medidas anunciadas. Ahora urge que el Gobierno Federal asuma su obligación ante #Coronavirus!”, escribió @ElPatoDeLucas.

Hasta luego