AMLO revela nombres de periodistas que más le incomodan

Durante cada administración es muy común que haya periodistas a modo y otros que, con su labor, se pueden considerar opositores. Sin embargo, gracias al trabajo de estos últimos es que se pueden conocer todas las malas decisiones de los gobernantes.

En ese sentido, dentro de la “Cuarta Transformación” muchos comunicadores han sido atacados por el mismo presidente, Andrés Manuel López Obrador –principalmente en sus conferencias matutinas–, acción que después se traslada a las redes sociales y, en el peor de los casos, se transforma en amenazas de muerte.

Dentro de este espacio nos enfocaremos en tres periodistas, que desde el púlpito presidencial han sido acosados. Nos referimos a Pablo Hiriart, Ciro Gómez Leyva y Héctor de Mauleón.

Tras columna por gastos de AMLO, redes cargan contra Hiriart 

El pasado 21 de enero, Pablo Hiriart, publicó un columna en el diario El Economista, titulada “Qué caro no sale este presidente”, ahí el comunicador manifestó, con argumentos, el derroche que ha hecho López Obrador al cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Por otro lado, Hiriart también rememoró que intentar vender el avión presidencial ya costó cerca de 617 millones de pesos, recursos que bien se pudieron destinar a varios programas sociales, sobre todo del sector salud.

No obstante, dicha crítica, en lugar de hacer reflexionar al ciudadano por las malas decisiones de AMLO, solo generaron que, en redes sociales, atacaran al comunicador. Algo que se ha vuelto muy común durante este sexenio, pues desde Palacio Nacional lo hacen continuamente.

Está de más ahondar en los ataques –replicarlos es incitar a más violencia–, pero básicamente le dijeron, al periodista, que ahora sí señala las malas acciones del gobierno porque ya no recibe ingresos por publicidad oficial.

AMLO arremete contra Gómez Leyva por desabasto de medicamentos 

Durante su noticiero nocturno, el periodista Ciro Gómez Leyva informó sobre la terrible problemática que enfrentan los niños que padecen cáncer y se atienden en el Hospital Infantil Federico Gómez, pues no han recibido su tratamiento por el desabasto de medicamentos.

En consecuencia, durante la conferencia de prensa de este jueves, López Obrador señaló que Gómez Leyva “solo está usando a los niños para generar rating”, algo totalmente absurdo, pues desde hace semanas no hay fármacos oncológicos en dicho nosocomio.

“Algunos medios de comunicación como Ciro Gómez Leyva utilizan un niño, que con los niños nunca hay que meterse. Y lo utilizan para generar rating y poner en evidencia que el niño se está muriendo por falta de medicamentos; cuando Ciro no dice que el director de este hospital tiene intereses para no distribuir estos medicamentos”, dijo el mandatario.

Lo peor de esta situación, es que el propio AMLO reconoció que no vio el reportaje donde se explica, a detalle, cómo afecta el desabasto de medicinas a los infantes.

“Ya me imagino. No vi a Ciro anoche porque me acuesto temprano. Pero ya me lo imagino. No hace falta verlo. No habló seguramente de esta empresa que tiene el contrato. No habla de la gran corrupción que ha habido en el sector salud. Mucho menos va a hablar del propósito que tenían los anteriores gobernantes a los que él protegía de privatizar la salud”, agregó.

De Mauleón, hasta amenazas de muerte recibe 

Una de las acciones más graves, que ha provocado el primer mandatario nacional al atacar a la prensa, es que muchos periodistas, que no “son a modo”, han llegado a recibir amenazas de muerte; como es el caso de Héctor de Mauleón.

La tarde del jueves 16 de enero, el también escritor compartió en su cuenta de Twitter una nota, que le dejaron en la puerta de su casa, con la clara intención de amedrentarlo.

“Jueves 16 (de) enero 2020. De Mauleón, sabemos dónde te escondes”, decía el mensaje.

El propio comunicador reconoció que, en los últimos años, ha recibido varias amenazas, pero ninguna en su domicilio. Ante esta situación, De Mauleón acotó que no iba dejar las cosas así, pues continuaría denunciando este tipo de irregularidades.

Incluso, el Mecanismo de Protección Integral de la Ciudad de México, así como la Fiscalía local, le expresaron su disposición para atenderlo.

Algo que debe entender López Obrador, es que la prensa no es su amiga ni su enemiga, la labor de ésta es informar a la sociedad, sin importar lo mal o bien que se hable de un gobierno.

Y si sigue atacándola, la población, eventualmente, se siente con el derecho de hacer lo mismo. Sin dejar de mencionar, que México es uno de los países más peligrosos para ejercer tal profesión .

Con información de El Financiero, Contrapeso Ciudadano y El Universal