El engaño de Morena y la renuncia a su presupuesto

Morena no necesita propaganda cuando los “Servidores de la Nación” usan el dinero de todos los mexicanos para promover la imagen del presidente y de su partido.

México. Finalmente, Morena cumplió su promesa de renunciar al 75 por ciento de sus prerrogativas. Sin embargo, detrás de esta decisión del partido del presidente López Obrador hay un engaño disfrazado de austeridad.

El pasado 5 de enero, el INE entregó a los partidos políticos la primera ministración de recursos que les corresponden para este año.

De acuerdo con el periódico Milenio, a Morena le correspondían 137.8 millones de pesos. Sin embargo, en cumplimiento a la promesa de la presidenta del partido, Yeidckol Polevnsky, el instituto político sólo recibió 34.8 millones; es decir, que “renunció” al 75 por ciento.

El engaño

Cabe recordar que la promesa de Morena de renunciar a parte de sus prerrogativas no es nueva. El propio presidente López Obrador dijo que lo haría desde 2017; luego de los sismos que afectaron a la Ciudad de México, Oaxaca y Chiapas, entre otras entidades.

Sin embargo, la promesa se concreta dos años después.

¿Por qué?

En su momento, cuando Morena y otros partidos hicieron la promesa de donar parte de sus recursos a los damnificados por el sismo; la Secretaría de Hacienda indicó que los partidos debían reintegrar los recursos para que el gobierno de Enrique Peña Nieto los canalizara a través de las instancias correspondientes.

Entonces, Morena se negó a reintegrar los recursos a Hacienda con el argumento de que existía corrupción en el gobierno priista.

La diferencia es que ahora Morena reintegrará el dinero al gobierno del presidente López Obrador.

Por un lado, la renuncia a los recursos no le afecta a Morena, pues es el partido que recibe más dinero público y puede seguir compitiendo incluso con la reducción de su presupuesto.

Y por otro lado, los recursos llegarán al gobierno de AMLO, que de todos modos hace uso partidista de los programas sociales. Dicho de otro modo, Morena no necesita propaganda cuando los “Servidores de la Nación” portan imágenes alusivas al partido y usan el dinero de todos los mexicanos para promover la imagen del presidente y de su partido.

Sin embargo, no deja de llamar la atención el doble rasero de los morenistas; quienes pudieron donar su financiamiento público desde el sexenio pasado, pero prefirieron esperar a que el dinero pudiera llegar a las arcas del gobierno de AMLO.

contrapesociudadano.com