Un asesino condenado a cadena perpetua detuvo al atacante del Puente de Londres en su día libre

James Ford, de 42 años, estranguló y le cortó la garganta a una joven discapacitada en 2003, identificada como Amanda Champion. Tras confesar el crimen, fue encarcelado y desde entonces cumple su condena en la prisión abierta de Standford Hill.

Londres, 30 de noviembre (RT).– Una historia adicional se esconde detrás del ataque terrorista que tuvo lugar este viernes en el Puente de Londres. Según medios británicos, uno de los héroes que intervino para derribar al agresor es un asesino que cumple cadena perpetua y estaba en su día de libertad condicional.

James Ford, de 42 años, estranguló y le cortó la garganta a una joven discapacitada en 2003, identificada como Amanda Champion. Tras confesar el crimen, fue encarcelado y desde entonces cumple su condena en la prisión abierta de Standford Hill.

Sin embargo, recientemente pudo salir para asistir a una conferencia de rehabilitación de presidiarios organizada por la Universidad de Cambridge cerca del puente principal de la ciudad. Al parecer, mientras transitaba por la zona evitó que Usman Khan acuchillara a otra persona durante el ataque.

Por su parte, la familia de Amanda se mostró horrorizada, insistiendo que Ford “no es un héroe” y que se trata de un criminal.

“Lo dejaron salir sin siquiera decirnos. Cualquiera de mi familia podía haber estado en Londres y encontrarse con él. Fue una gran sorpresa”, declaró Ángela Cox, la tía de la víctima, a Daily Mail.

El motivo del asesinato de Ford nunca fue revelado, pero al parecer, se trató de un ataque aleatorio. “No me importa lo que haya hecho hoy, es un asesino. Es una escoria. Amanda era mi sobrina, ella era vulnerable y él le quitó la vida. Él sabía lo que estaba haciendo. La gente no cambia”, agregó Cox.

La familia de Amanda se mostró horrorizada, insistiendo que Ford “no es un héroe” y que se trata de un criminal. Foto: EFE

sinembargo.mx