La corrupción le da en la madre al país: Yahir

El cantante sonorense no olvida sus raíces y extraña cantar en los bares, no come garnachas, es aficionado de los Yankees de NY y dice que ser papá es el mejor regalo que le ha dado la vida.

Yahir Othón Parra, mejor conocido como Yahir, oriundo de Hermosillo, Sonora, dice ser una persona apasionada, organizada profesionalmente y convencida de que las personas que deseen incursionar en la música deben tener talento para mostrárselo a su público.

El intérprete de “La locura” aclara que el mayor regalo que le pudo dar la vida fue ser padre, ya que le encanta pasar su tiempo libre con la familia, preparando carne asada o dar paseos en motocicleta o cualquier vehículo.

Para el ex integrante de la Academia, quien se presentará el próximo 30 de noviembre en el Teatro Metropólitan, los concejos, recuerdos y momentos compartidos con sus padres y abuelos los lleva en el corazón, ya que esa forma de vivir, no lo hace perder el piso y recordar de dónde viene y sus raíces.¿Quién es Yahir?

En lo personal me considero alguien muy apasionado; me gusta mantener la unión familiar y, en lo profesional, soy alguien muy organizado. Ver que todos los proyectos en los que trabajo estén en sincronía, y en la parte de la música siempre busco sonidos nuevos.

¿Qué es lo que más amas?

La música, por supuesto, me encanta descubrir mi propio sonido, esa parte de mí me mata, me encanta.

En esta carrera, ¿quién puede triunfar?

El que tenga talento lo logra.

¿Alguien te inspira?

A mí me ha inspirado mucha gente, las personas que me rodean y me animan a seguir adelante.

¿Cuál ha sido el proyecto profesional que ha marcado tu vida?

Definitivamente haber estado en la Academia, pero el tributo que le hice al maestro Roberto Carlos fue en verdad maravilloso, pues en ese proyecto vendimos un millón de discos, incluso también sonó en el extranjero.

Si no hubieses sido famoso, ¿a qué te dedicarías?

Pude ser veterinario, y eso porque amo a los animales, pero me hubiera encantado ser beisbolista.

Entonces te gusta el rey de los deportes…

Sí, por supuesto, le voy a los Yankees.

¿Los sueños se cumplen?

Por supuesto que se cumplen, hay que trabajar, luchar, hay que ir tras ellos, pero los sueños uno es quien los cumple y siempre perseverar.

¿Qué prefieres, la comida extranjera o la mexicana?

La mexicana, pero por mucho, en México se come delicioso.

¿Platillo favorito?

El corte de carne me encanta, pero casi todos los días como mariscos.

¿Y alguna garnacha?

¡No!, garnachas no, pero si le llamas garnacha a un buen taco de pastor, entonces sí.

¿Cómo defines a México?

México es un país muy folclórico, con una gran cultura tanto en gastronomía como en géneros musicales; los boleros, rancheras, la banda, eso transmite alegría a la gente, y no se diga su mezcal, el tequila, las montañas, mares y tierras; tenemos un país completo, lástima que la corrupción nos da en la madre.

Tus tiempos libres, ¿a qué actividades los dedicas?

Me encanta la moto, me gusta todo lo que use gasolina, lanchas, coches y más si los ratos lo paso con mi familia en carnitas asadas.

¿Cuáles son los recuerdos que llevas en el corazón?

Siempre trato de recordar mis primeras canciones, los momentos en los que la pase muy mal, cantando en bares, en lugares donde no importaba que no tuviera para comer, lo hacía gratis, cantando en todos lados, feliz de la vida.

¿Extrañas esa vida?

Sí, claro, extraño mucho cantar en los bares.

¿Qué te llevas de eso?

Me llevo mis recuerdos, mis raíces, de donde vengo, el apoyo que me dieron mis abuelos, mis padres y desde que empecé en todo esto, siempre recuerdo mis primeras canciones.

¿En el amor, cómo te va?

Bien, gracias.

¿Cómo conquistas a tu pareja?

Definitivamente siendo tú mismo, nunca mostrar alguien que no eres, y en mi caso, pues utilizo mis talentos para hacer feliz a la persona con la que llegue a estar.

¿Para ti qué significa la palabra papá?

La más grande de todas. Ser papá es para mí algo muy grande, una gran responsabilidad, todo lo que hacemos, el ejemplo que damos, quiénes somos al final del día para nuestros hijos, es la cosa más bella que me ha pasado en la vida.

¿Qué te ha marcado en estos últimos años?

Muchas cosas, creo que mi mánager me ayudó a centrar las ideas de mi carrera, desde la actuación hasta la música, pues ahora me presentaré en el Teatro Metropólitlan, un escenario mágico; además me gusta mucho hacer teatro, pues también estoy en la obra Hoy no me puedo levantar.

¿Qué lees en estos momentos?

Estoy escuchando un audiolibro que es sobre la biografía de Gustavo Cerati.

milenio.com/