Alfonso Durazo, y el juego de la bolita

Dr. Shivago
dr_pin_shivago@hotmail.com

El que ya ni la amuela es el paisano, Alfonso Durazo Montaño con eso de hacer un llamado a “no andarse echando la bolita unos a otros”, entre los tres niveles de gobierno, ante el cada vez más grave problema de inseguridad que aqueja al país.

Nadie puede lavarse las manos en tanto no se resuelva el problema de la inseguridad, pues tampoco se trata de echarnos la bolita unos a otros”, aseveró el pasado jueves el Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana en reunión con un puñado de alcaldes, la enorme mayoría de ellos, si no es que todos, emanados de la coalición “Juntos haremos historia” integrada por Morena, PT y Encuentro Social.

En otras palabras, esto lo dijo Alfonso ante una parte de la porra oficial de la 4T, y de ahí que no hubo quien le hiciera alguna observación en la materia.

El asunto es que han sido tanto él, como su jefe, el prejidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quienes se han pasado los últimos once meses echándole la bolita a las administraciones federales pasadas, acusándolas de ser las causantes del grave problema de inseguridad que padecemos, sin aceptar que realmente esto se ha incrementado a partir del arribo del Gobierno de la Cuarta Transformación como consecuencia y efecto de la errática estrategia anti-crimen implementada.

Está demostrado que esas ocurrencias del “abrazos, no balazos”, el “fuchi-guácala” y los llamados a las mamás y las abuelitas de los sicarios para que los regañen y les exijan regresar al buen camino, nomás no han pasado de ser eso, simples ocurrencias que en un principio fueron motivo de chunga del respetable y hoy son ya causa de profunda preocupación.

Así, pues, desde esta humilde tribuna hago también un sincero llamado al oriundo de Bavispe, por cierto, pueblo agobiado por el fenómeno de la inseguridad desde antes de la terrible masacre del pasado lunes 4 de noviembre, para que no nos quiera dorar la píldora y además querer voltear el chirrión por el palito, sin que me lo agarre a albur.

El fenómeno de la inseguridad, pues, exige un verdadero compromiso de las autoridades de los tres niveles de gobierno para combatirlo, partiendo de la necesidad de que la sociedad recobre finalmente la paz y tranquilidad perdida; no de que lo primero que se haga sea repartir culpas a diestra y siniestra aunque esto termine siendo una burda justificación ante la incapacidad de ofrecer resultados positivos.


ALGUIEN MIENTE EN ESTAS ENCUESTAS

Lo que sí me tiene francamente sorprendido, es que mientras aquí en Sonora fue difundida una encuesta donde Alfonso Durazo se mantiene como el mejor perfil de Morena para la candidatura a la gubernatura, en el caso de AMLO el periódico El Universal publica una encuesta donde afirma que éste ha caído 10% en sus niveles de aceptación, a partir del aumento en los índices de violencia que viene azotando a prácticamente todo el país.

Esto quizás tendría una explicación lógica si Durazo Montaño fuera el titular de cualquier otra dependencia federal, pero no cuando su nombramiento es precisamente el de Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana y es por el aumento en los niveles de criminalidad que le va tan mal a López Obrador.

Resulta, pues, complicado entender cómo es que Alfonso no resienta los efectos del cada vez más preocupante fenómeno de la inseguridad, según la encuesta que sus panegíricos se han encargado de difundir en suelo sonorense, y por otro lado, otro ejercicio de consulta, pero éste realizado por un diario de circulación nacional, marque una importante caída en los niveles de aceptación del Peje López, precisamente a partir del aumento en los índices de criminalidad.

En serio, por más que le busco, nomás no me cuadran los datos.

¿Será acaso que una de las dos encuestas se hizo a modo para pretender favorecer a alguien?

Ni hablar, está visto que el bavispense y su clica andan realmente preocupados.

 
LA AMNESIA DEL NETO MUNRO

Ernesto Munro

Ahora bien, en el plano local pero sin salirnos del tema de la seguridad pública, otro que insiste en señalar la paja en el ojo ajeno, pero nunca vio la viga que tuvo clavada en el suyo durante años, lo es el dirigente estatal del PAN, Ernesto Munro Palacio.

Esto viene a tema luego de que “el Neto” Munro volvió a la carga mediática con declaraciones tronantes donde exige al Gobierno del Estado la urgente necesidad de disponer de más recursos financieros para el fortalecimiento de la seguridad pública.

Palabras más, palabras menos, lo que plantea el rocaportense es que las autoridades estatales asignen más dinero no sólo para la adquisición de más y mejor armamento y equipo táctico, además de patrullas, sino también para la contratación de más elementos policiacos, amén de disponer del recurso para la operatividad de la corporación.

Sin embargo, y es aquí donde como luego dicen, la cochi torció el rabo, estas mismas carencias y necesidades tenían la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) y la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) en tiempos en que el mismo “Neto” Munro firmaba como Secretario de Seguridad Pública del Estado en tiempos del ex gobernador, Guillermo Padrés Elías, pero entonces el susodicho no decía nada.

Todo indica, pues, que Munro Palacio sufre hoy en día de un terrible caso de amnesia, pues ahora no recuerda que incluso durante su desempeño como Secretario de Seguridad Pública del Estado fueron cerradas, sí, cerradas, literalmente, muchas bases policiacas de la AMIC y PESP tanto de poblados de la sierra y del Río Sonora, e incluso en Ciudad Obregón, donde llegaron a quedarse sin presencia policiaca porque no había dinero para surtir de gasolina las patrullas.

Digo, y aclaro, podrá ser justificado el llamado que hace “el Neto” Munro para que en el presupuesto gubernamental del 2020 haya una mayor disposición de recursos para rubros como la seguridad pública, eso no se discute, pero sí resulta hasta grotesco que este reclamo lo haga él, cuando en su tiempo no hizo nada por resolver estas mismas necesidades.

Ahora sí que, como luego dicen, para tener la lengua largahay que tener la cola corta, y aquí esto aplica a la perfección.


“EL BORREGO” LO HACE DE NUEVO

Entrando ahora a asuntos de la cálida polaca, el que sigue recorriendo la entidad realizando desde reuniones en mesas de café hasta eventos ya verdaderamente multitudinarios, lo es el ex alcalde y ex senador hermosillense, Ernesto Gándara Camou, marcando presencia el pasado fin de semana por rumbos de Ciudad Obregón y Navojoa.

En el caso de Cajeme, particularmente, para el análisis y todo tipo de conjeturas el hecho de que uno de los asistentes a la concurrida reunión que sostuvo con representantes de la sociedad civil, se estima acudieron alrededor de setecientas personas, haya sido el mismísimo Ricardo Bours Castelo, siendo que en teoría ambos supuestamente podrían ser contrincantes en la boleta del 2021 por la gubernatura de Sonora.

Por supuesto que esto fue interpretado como una muestra de madurez política que conlleva un acuerdo, si usted quiere no escrito, pero sí de palabra entre caballeros, de que uno de ellos se sumará al otro una vez que llegados los tiempos políticos haya de definirse la candidatura a la gubernatura a favor de quien más posibilidades tenga.

Y si lo anterior sucede, déjeme decirle, entonces sí, agárrese de donde pueda porque la cosa se pondrá todavía más interesante, pero sobre todo más estresante y preocupante para quienes ilusamente creen que la marca de Morena dará el campanazo en Sonora en las elecciones del 2021, sobre todo luego de la decepción que el gobierno de la Cuarta Transformación ha causado cada vez en un mayor número de ciudadanos que confiaron en ésta en las elecciones del 2018.

Pero también por rumbos de Navojoa, tierrita bendita de Dios“el Borrego” Gándara levantó polvareda, primero con un desayuno con jóvenes profesionistas en un conocido comedero de Pueblo Viejo, y posteriormente durante una convivencia con no menos de cuatrocientos mayitos en la Cueva de los Leones.

Ni hablar, hoy por hoy Gándara Camou sigue consolidando su posicionamiento como el perfil idóneo para la gubernatura del Estado en las elecciones del 2021, y eso se refleja en esas expresiones de respaldo ciudadano recibidas en todas y cada una de las reuniones a las cuales es convocado por distintos rumbos de la entidad.


PARA VER MEJOR…, LAS BOLETAS

Ernesto de Lucas

Ahora bien, el Partido Revolucionario Institucional igual hace su parte con la mira puesta en las pizcas electorales venideras, y de ahí que su dirigente estatal, Ernesto De Lucas Hopkins no se duerme en sus laureles impulsando actividades de alto sentido social.

Prueba de ello fue la jornada que recién acaba de llevar al cabo, donde fueron realizados poco más de 3 mil 500 exámenes de  la vista, incluyendo la respectiva dotación de lentes, o antiparras, como quiera usted llamarlas, en municipios como Navojoa, Guaymas, Álamos, Caborca, Cajeme, Nogales y esta capital, todo sin costo alguno para los beneficiados y gracias al programa “Una mirada con causa”.

“Es una de las tantas  necesidades de la gente, tener un diagnóstico profesional y unos anteojos, y ante el abandono del gobierno de Morena, ya que les ha dado la espalda a las familias de escasos recursos en temas de salud por ejemplo, entre muchos otros, nosotros desde PRI buscamos ayudarles a mejorar en muchos aspectos de su vida y aquí están los hechos”, destacó “el Pato” De Lucas.

En fin, por lo pronto ya son poco más de 3 mil 500 sonorenses los que el día de la elección en el 2021, no podrán confundirse al momento de cruzar la boleta a favor de tal o cual candidato del PRI, por lo menos no por alguna falla en la visión, jeje.

Hasta luego