#EvoNoEresBienvenidoEnMexico

Dr. Shivago
dr_pin_shivago@hotmail.com 

Respecto al arribo a México del ex presidente-dictador de Bolivia, Juan Evo Morales Ayma no tengo mucho qué decir aparte de la vergüenza que esto me causa como ciudadano mexicano.

Ver incluso esa imagen donde el canciller mexicano, Marcelo Luis Ebrard Casaubón toma con sus manos el rostro de este andino sinvergüenza, mientras lo observa extasiado, resulta hasta grotesco, además de ofensivo para los millones de bolivianos que padecieron a esta lacra durante casi catorce años consecutivos, habiendo llegado al poder como la última esperanza de ese lastimado pueblo para finalizar decepcionado y harto de las mismas pillerías de siempre; ¿le suena parecida esta descripción?

Y luego el prejidente, Andrés Manuel López Obrador y sus focas amaestradas para aplaudirle, se molestan cuando les confirman que los niveles de simpatías y aprobación de su gobierno van en franco declive.

¡Qué pena!, ¡qué vergüenza!, ¡qué grotesco! lo que está sucediendo en nuestro México lindo y herido.

Y así, mientras nos sumimos en el descrédito mundial, igual a nivel interno las cosas siguen de picada en materia de crecimiento económico, que no lo existe; de inseguridad, que cada día las bandas del crimen organizado toman el control del país, sin generación de empleos, con carencias en los servicios básicos de atención a la salud, ni se diga de los tratamientos especializados, con recortes al sistema educativo, y todavía, encima de todo, sosteniendo a una horda de flojonazos mediante becas a ninis y ahora hasta a un dictador en desgracia que viene a seguir viviendo como rey a costillas del pueblo bueno y sabio.


NI LA CÁMARA DE SENADORES SE SALVA

Patético lo que sigue sucediendo en el plano nacional, pero ahora desde la otrora respetable Cámara de Senadores, donde finalmente se ha tomado la decisión de reponer la elección de quien será el nuevo Presidente, o Presidenta, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en razón de que hubo irregularidades, entiéndase como fraude electoral, en la votación realizada la semana pasada en dicho recinto legislativo.

Rosario Piedra Ibarra

Recuerde usted, pues, que en dicha elección resultó ganadora Rosario Piedra Ibarra, cuya principal fortaleza es ser hija de la activista social ya en el retiro, doña Rosario Ibarra de Piedra, pero resultó que fueron extraviados dos votos del total de quienes emitieron su sufragio, situación que sospechosamente permitía alcanzar apenas las dos terceras partes requeridas lograr tan cuestionado triunfo.

Vaya, pues, votaron 116 pero se contabilizaron 114, de los cuales 76 fueron para Piedra Ibarra; 24 para Arturo de Jesús Peimbert Calvo, ocho para José de Jesús Orozco Henríquez y seis abstenciones; el punto es que, para que haya un ganador se tiene que obtener mínimo las dos terceras partes de los votos emitidos.

Así, pues, sólo contabilizando 114 votos y que 76 hayan sido para Rosario Piedra le “legitimaba” el triunfo por la cantidad mínima requerida para ello, es decir, de panzazo, pero al “extraviarse” dos votos y desconociéndose el sentido de éstos, dejaba abierta la posibilidad de que tales votos hayan sido para cualquiera de los otros dos aspirantes o fueran nulos, lo que impediría a la señora alzarse con el triunfo ante la falta de un voto más, de hecho y siendo exactos habría requerido de 1.333 votos, pues las dos terceras partes de 116 votos son 77.333.

En fin, resulta por demás vergonzoso que en la sede misma de la Cámara Alta del Congreso de la Unión el partido Morena, coordinado por Ricardo Monreal Ávila haya fraguado y concretado este burdo fraude electoral, porque a nadie más que a los morenacos convenía imponer a como diera lugar a Rosario Piedra Ibarra como nueva presidenta de la CNDH, pues así se los había instruido el mismísimo prejidente López Obrador.

Y mire usted que fueron estos mismos mamarrachos quienes tanto nos dijeron que ellos sí serían diferentes, y resultaron peor de nefastos que sus antecesores.

Veremos qué pasa, pues, ahora que repongan el proceso de elección, pero por lo pronto el estigma de que al interior de la misma Cámara de Senadores hubo quien aplicara un fraude para complacerle el caprichito al “Peje” López, de plano no tiene progenitora.


COMO EN BOTICA DE PUEBLO

Horacio Valenzuela

En otros asuntos; de todo, como en botica de pueblo, así nos habló ayer el titular de la Secretaría del Trabajo del Estado de Sonora, Horacio Valenzuela Ibarra donde su comparecencia ante integrantes del Colectivo de Reporteros Sonorenses, A.C.

Entre los temas abordados estuvieron los cambios a la reforma laboral, misma que involucra incluso la desaparición de las juntas de conciliación y arbitraje, así como la creación del centro estatal de conciliación; del combate al coyotaje, de la certificación de competencias, de la paz laboral en la entidad, del posicionamiento de Sonora en el ámbito nacional, de las relaciones obrero-patronales y las próximas revisiones a los contratos colectivos de trabajo, ni se diga de la erradicación del trabajo infantil y la protección al adolescente trabajador, en otros asuntos.

Jorge Claussen Marín

Específicamente sobre el caso del presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Jorge Emilio Claussen Marín, sobre quien pesan señalamientos en medios de comunicación y redes sociales sobre presuntos actos de corrupción, Valenzuela Ibarra destacó que mientras no haya una denuncia formal y ésta sea sustentada en elementos probatorios, no está en condiciones de abrir una investigación al respecto y seguirá confiando en su subalterno.

Interesante abordar el tema de la Norma Oficial Mexicana 035 que trata sobre factores de riesgo psicosocial en el trabajo en condiciones de jornadas laborales inapropiadas, entorno desprovisto de elementos para garantizar una rápida atención médica y prevención de accidentes, sobrecarga laboral, etcétera, misma que pretende emular lo que ya se aplica en empresas estadounidenses.

El objetivo en sí es generar un entorno favorable para que los empleados puedan ser más productivos, y los inversionistas están dispuestos a invertir en esto si a cambio de atender esos factores externos habrá una mayor productividad en sus empresas, porque productividad es hacer más con menos y eso se puede lograr preparando y estimulando al trabajador”, recalcó el Secretario del Trabajo en la entidad.


UN MITO, LA EXPLOTACIÓN INFANTIL

Respecto al fenómeno de la explotación laboral infantil, Valenzuela Ibarra destacó que al arranque de la presente administración estatal el Inegi registraba la detección de poco más de 54 mil menores de edad, reduciéndose esto a números de 20 mil, aproximadamente, la mayoría de ellos dedicados al comercio informal.

Aquí vemos muchos casos donde un jovencito menor de edad ayuda a la abuelita, a la mamá, al papá en algún negocio familiar, ya sea barriendo o haciendo tareas menores, pero eso ya es muy complicado erradicarlo…, pero de eso a que haya casos de explotación laboral infantil es otra cosa muy distinta”, recalcó.

En específico sobre los señalamientos de que esta explotación infantil sucede en campos agrícolas sonorenses, el funcionario estatal sostuvo que mucho de esto es un mito, ya que las empresas importadoras de legumbres y de todo tipo de producción agrícola supervisan rigurosamente que esto no suceda y otorgan un distintivo especial en la materia.

.-¿Luego entonces hay la certeza de que ningún campo agrícola emplea niños en los quehaceres de los mismos?, le pregunté.

No, no estoy diciendo eso, sí los puede haber, no digo que no haya ni un caso, pero sí es importante que si alguien sabe de algún caso de estos, que nos lo denuncie, que lo señale para poder investigar al respecto”, aclaró.

La ley en la materia indica que pueden trabajar chamacos mayores de quince años, siempre y cuando haya una autorización expresa de los padres, la aceptación de la empresa que lo emplea y que el jovencito no haya abandonado la escuela, además de que su desempeño no exija un trabajo físico agotador, motivo por el cual es permitido que laboren como empacadores en supermercados, por ejemplo.

Pero definitivamente no pueden hacerlo en tareas que impliquen un trabajo agotador, de tiempo completo y habiendo abandonado la escuela”, precisó.


ALGO DE GRILLITA

En fin, como siempre, y tratándose una chucha cuerera como lo es el licenciado Valenzuela Ibarra, dicho esto en el mejor de los sentidos, resulta interesante charlar con él porque además en el curso de sus instructivas respuestas, que incluyen usualmente algo de citas o frases históricas, suelta alguna joya de grilla política.

Así, por ejemplo, imposible no captar el sarcasmo en parte de la respuesta sobre el tema de la Norma Oficial Mexicana 035 relativo a los factores de riesgo psicosocial, al advertir que no se trata de si el trabajador cuida o no su peso corporal, como así supuso se trataba el prejidente López Obrador cuando un reportero le preguntó su opinión sobre esta norma recién aprobada.

Además de esa otra ocasión en que Valenzuela Ibarra comentó sobre la necesidad que existe de preparar mejor a los funcionarios de la Secretaría del Trabajo, haciendo mención de que el padre de la Secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, el señor Arturo Alcalde Justiniani, quien hoy en día el principal capacitador en la materia mediante su despacho particular.

Ambos comentarios los soltó así, como entrelíneas, dejando constancia así de ese colmillo retorcido que tiene el oriundo de Bacobampo.

Igual sucedió cuando el colega, Alfredo Ochoa Valenzuela le preguntó si de qué tipo de tacos le gustaban más, si los de borrego o los de carne asada, respondiendo el susodicho que igual comía con gusto los de borrego que los de asada, aunque muchos saben que relincha por otro lado.


CHAYITO QUINTERO, CON LA SOGA AL CUELLO

Rosario Quintero

Otra a quien entre más le rascan, más porquería le encuentran es a la alcaldesa de Navojoa, la petista-morenista María del Rosario Quintero Borbón, aflorando ahora por el lado del turbio manejo administrativo del Organismo Operador Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Oomapasn).

Irving Escoboza

En este asunto se involucra directamente a Irving Escoboza Quintero, hijo de la munícipe, como quien decide cuáles son la obras prioritarias y hasta las empresas particulares que las realizarán, sea esto por medio de asignación directa o por medio de licitaciones hechas a la medida para que fulanito o zutanito de tal se quede con los millonarios contratos; el moche es de rigor si alguien quiere hacer obras en ese organismo.

Haga de cuenta usted, lo mismito que sucedía en esta capital en tiempos del alcalde más tracalero que haya tenido Hermosillo, el panista Javier Gándara Magaña, tal cual, me cae que sí.

Y por si esto no fuera suficiente, recuerde usted que igual existe ya una investigación en proceso por parte de la Fiscalía Anticorrupción de Sonora, donde me dicen todavía despacha Odracir Ricardo Espinoza Valdez, en contra de la misma alcaldesa navojoense, “Chayito” Quintero y de su esposo, Francisco Escoboza por el caso del “valegate”, mismo que consiste en la clonación de vales para gasolina por un monto superior a los 4 millones de pesos.

La situación en la Perla del Mayo ha llegado ya a un punto donde no hay marcha atrás y lo que viene es una fuerte presión de parte de los regidores del Cabildo, incluidos los de Morena, que exigen al Congreso del Estado intervenga destituyendo a la susodicha y nombrando una autoridad sustituta, además de realizar juicio político por malversación de recursos oficiales.

El propio dirigente estatal del PRI, Ernesto “el Pato” De Lucas Hopkins declaró en reciente visita a Navojoa, que el partido apoyará en todo lo necesario a sus ediles para lograr la salida de “Chayito” Quintero de la alcaldía y fincar responsabilidades civiles y penales en contra de ella y de sus familiares involucrados en actos de corrupción.

La cosa está que arde, chico.

Hasta luego