Cinturón y turbante ayudaron a mexicanos apuñalados en Jordania

El doctor mexicano Daniel Alejandro Guerra, uno de los dos médicos que atendieron a los mexicanos apuñalados en Jordania, narró el hecho en entrevista para FOROtv

El doctor mexicano Daniel Alejandro Guerra Melgar, uno de los dos médicos que atendieron a los mexicanos apuñalados en el sitio arqueológico de Jaresh, Jordania, narró en entrevista para FOROtv que él usó un turbante recién comprado en el mercado para detener la hemorragia de la mujer severamente herida. Dijo que su compañero usó su propio cinturón para detener la hemorragia del hombre, esposo de la joven mujer.

El doctor Guerra explicó que la mexicana con las peores lesiones se llama Mónica y tenía una herida grande en el tórax, sangraba mucho porque se lesionó una arteria intercostal.

Explicó que se había comprado poco antes, en el mercado local, un  turbante, que usó para taponear la arteria. Detalló que la herida era muy profunda porque el cuchillo del atacante era muy grande y que incluso metió el dedo con el turbante.

Mónica, dijo, fue sometida a una cirugía de urgencia porque también tenía lesiones en una arteria pancreática y un pulmón perforado.

El médico precisó que tuvieron que hacerle transfusión de tres unidades de sangre.

El doctor mexicano Daniel Alejandro Guerra dijo que su compañero, el doctor Manuel Gutiérrez, aplicó un torniquete con su propio cinturón a Jorge, esposo de Mónica y otro de los lesionados en el apuñalamiento.

Jorge, explicó,  tenía tres lesiones e incluso hubo necesidad de extirparle un riñón.

Precisó que acompañó uno de los heridos en la ambulancia hasta que llegó al hospital para ser atendido.

El doctor mexicano Daniel Alejandro Guerra Melgar explicó que él mismo tuvo que lanzarse a una pequeña cuneta para salvarse porque el atacante se dirigió a él.

Con información de FOROtv