Pintan a vacas con líneas de cebra para reducir picaduras de moscos

Al parecer las líneas blancas y negras de las cebras dificultan a los insectos los sistemas de detección de movimiento y aterrizaje de los insectos, que causan pérdidas por miles de millones de dólares a los ganaderos.

Con la hipótesis de que las líneas de las cebras sirven para evitar las picaduras de mosquitos, un grupo de investigadores descubrió que pintarle líneas blancas a vacas reduce las picaduras a los animales en el ganado en cerca de la mitad.

De acuerdo con un estudio publicado en PLoS ONE, las picaduras de moscos son una de las principales causantes de pérdidas económicas en la industria ganadera alrededor del mundo.

Las picaduras de moscos provocan que el ganado coma menos, duerma menos y que se agrupe en grupos compactos, lo que les aumenta el estrés y produce un mayor número de lesiones.

El daño causado por las picaduras de moscos es valuado en 2 mil 200 millones de dólares al año tan solo en Estados Unidos.

Para buscar una posible solución a esta situación, un equipo de investigadores japoneses aplicó las lecciones aprendidas en estudios sobre las cebras.

Los biólogos consideran que la función de las líneas blancas y negras de las cebras sirven para repeler insectos, posiblemente al confundir sus sistemas de detección de movimiento que controlan la aproximación y aterrizaje.

Los investigadores pintaron a seis vacas con líneas blancas y negras, lo que les tomó apenas cinco minutos por cada uno de los animales.

Realizaron observaciones durante tres días, tomando imágenes de alta resolución en intervalos regulares para contar los insectos que se aproximaron a los animales, y también registraron cualquier comportamiento para repeler moscos, como patadas, agitar la cola o espasmos en la piel.

Las mismas vacas fueron monitoreadas tanto con líneas tipo cebra como sin ellas.

Pintan vacas como cebras para reducir picaduras de moscos.

El aparente efecto de las líneas sorprendió a los científicos. El número de moscos observados en las vacas pintadas como cebra se redujo a menos de la mitad que cuando no estaban pintadas.

Además, las líneas de cebra redujeron los comportamientos repelentes de insectos en cerca de 20 por ciento, lo que indicaba que las vacas estaban siendo molestadas en menor medida por los insectos.

Comúnmente, la industria del ganado usa pesticidas para combatir la picadura de moscos, pero los investigadores piensan que pintarles líneas de cebra con materiales no tóxicos podría ser más barato, más sano para el ganado y más amable con el medio ambiente.

El estudio debe replicarse con una muestra más grande y con diferentes razas de vacas, para comprobar su validez.

“Pueden ser necesarias técnicas más efectivas para asegurar la permanencia de las líneas blancas y negras en el ganado durante la temporada de moscos, para poder aplicar este método en sitios de producción animal”, señalaron los investigadores.

24-horas.mx/