México seguirá ofreciendo una tasa de interés elevada pese a recorte

El mercado prevé que el Banco de México lleve la tasa de 8 a 7.75% y que cierre el año en 7.25 por ciento.

México mantendrá el mayor premio entre los emergentes y por arriba de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, aun cuando el Banco de México (Banxico) recorte la tasa de referencia, como lo espera el mercado, en su junta del próximo jueves, advierte el analista de mercados en el bróker internacional Alpari, César Valencia.

“Los inversionistas siempre buscan un alto retorno asociado a la estabilidad. México ofrece la tercera tasa más alta entre los mercados emergentes, pero a diferencia de Turquía y Argentina, que otorgan mayores márgenes, México se mantiene estable. Ciertamente hay un estancamiento económico que probablemente se mantendrá hasta finales del sexenio. Pero está muy lejos de un default, como el que sí es evidente en Argentina, por ejemplo, que actualmente está pagando 60% al mercado”.

El estratega estima que el Banxico llevará esta semana la tasa de 8% donde se encuentra ahora a 7.75% y anticipa que vendrán dos recortes más en el rédito, de 25 puntos base cada uno, siguiendo la tendencia de la Reserva Federal de Estados Unidos. El analista estima que estos recortes se presentarán en las citas de noviembre y diciembre, lo que llevará al premio a 7.25% al cierre del año. Y aun con los recortes a cuestas, el mercado mexicano seguirá ofreciendo una importante diferencia entre tasas, enfatiza en entrevista.

Esta misma semana que el Banxico se montará a la nueva ola mundial de recortes de tasa, otros seis bancos centrales tienen programado el anuncio monetario. Hoy aparecerá en escena el Banco Nacional de Hungría; mañana 25 de septiembre coincidirán en hacer su anuncio, el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, el Banco Nacional de la República Checa y el Banco de Tailandia y al finalizar la semana, el 27 de septiembre, será el turno del Banco de la República de Colombia.

Pobre crecimiento con estímulo monetario

Estrategas del banco de inversión inglés Barclays recortaron su expectativa de crecimiento para México a 0.2% para este año, el pronóstico más bajo que traen los analistas del mercado, desde 0.5% que estimó todavía el mes pasado. Para el 2020 también pasó la tijera al ubicar su pronóstico en 1.3%, lejos de 1.5% recién revisado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y de 2% puntual previsto por el gobierno en el Presupuesto de Egresos para el 2020.

Con esta desaceleración en la actividad económica y una inflación más estable, considera que el Banxico puede iniciar un ciclo de relajamiento monetario.

Con ellos concuerda el estratega de Alpari, quien anticipa que será el banco central, a través de su política monetaria, quien intentará estimular en el margen a la economía, ya que la política fiscal programada para el año entrante no dará mayor impulso a la economía.

Una inflación que podría cerrar el año en 3%, la meta puntual que tiene el Banco de México otorga margen importante para atender el estancamiento sin descuidar su objetivo principal, advierte Valencia.

Carry trade e inflación

El estratega de Alpari detalla que la decisión del Banco de México no puede desligarse del carry trade, pues al achicarse el diferencial de tasas, el mercado mexicano perdería atractivo y saldrían capitales, fortaleciendo al dólar.

De presentarse este fortalecimiento de la divisa verde, habría una repercusión directa en la inflación.

No es en sí el objetivo del Banxico mantener alto el diferencial de tasas, pero cuando advierte la relevancia de la decisión de la Fed como unos de sus puntos de guía para la decisión monetaria, implícitamente se está tomando en cuenta este carry trade, precisa.

eleconomista.com.mx