Así AMLO denunció tranzas inmobiliarias de Bartlett en 1995

Fue en libro “Entre la historia y la esperanza” donde AMLO denunció que Manuel Bartlett cometió irregularidades en el estado de Tabasco

En su momento el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador denunció las “tranzas” del titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, en uno los capítulos de su libro “Entre la historia y la esperanza”, editado en 1995.

El apartado titulado “El imperio de la corrupción” es donde AMLO describe la irregularidades inmobiliarias, en el estado de Tabasco, durante la administración Mario Trujillo García (1970-1976), mismas en las que presuntamente fue cómplice el titular de la CFE.

Cabe señalar, que el 18 de noviembre de 1995 el semanario Proceso rescató dicho estracto; que este día también compartió el director de la revista EtcéteraMarco Levario Turcott, en en su cuenta de Twitter.

“Durante el Gobierno de Mario Trujillo García (1970-1976), comenzaron los negocios de la urbanización de Villahermosa. Por ejemplo, cuando se proyectó la construcción del periférico, una elevada proporción de los terrenos baldíos comprendidos en el nuevo trazo de la ciudad, pasaron a ser propiedad de los más encumbrados funcionarios públicos.

“En ese sexenio, por hablar sólo de un negocio, los terrenos de Manuel Bartlett Díaz, que había heredado de su padre, Manuel Bartlett Bautista, fueron urbanizados de una peculiar manera Bartlett hijo se asoció con el yerno de Trujillo, Ignacio Cobos, y ambos acordaron que éste se encargaría de introducir todos los servicios públicos (pavimento, agua, drenaje y energía eléctrica) y una vez concluido el trabajo se dividirían por mitad el nuevo fraccionamiento residencial Framboyanes. Así ocurrió, pero claro está que todas las obras de infraestructura se hicieron con cargo al erario”, plasmó el político tabasqueño.

24 años después Bartlett volvió a ser señalado por su falta transparencia, ya que una investigación periodística reveló que no ha hecho públicas 23 casas y dos terrenos con un valor de 800 millones de pesos.

En consecuencia, la Secretaría de la Función Pública (SFP) inició una investigación en su contra; aunque AMLO y el funcionario federal se han encargado de proferir que tal reportaje es falso.

Definitivamente el tiempo cambia a las personas, y el presidente es prueba de ello, antes denunciaba a los corruptos y ahora hasta los integra a su equipo de trabajo.

laotraopinion.com.mx