Muere joven herido por militares en Acajete, denuncian pobladores

PUEBLA, Pue. (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) sostuvo que en la confrontación de ayer entre pobladores y militares en Apango, municipio de Acajete, no hubo lesionados, pero los pobladores aseguran que dos personas resultaron heridas, y una de ellas, Enrique N, de 22 años, falleció tras recibir un disparo en la cara.

En un boletín, la Sedena reconoció que cuando los soldados fueron rodeados por aproximadamente 150 pobladores, quienes les lanzaron palos y piedras, hicieron disparos al aire para obligar a los lugareños a dispersarse. Sin embargo, subrayó, ningún civil o militar resultó herido.

Hoy, los pobladores aseguraron que sí hubo dos heridos, entre ellos un joven de 22 años de edad, quien murió poco después del enfrentamiento, cuando fue llevado a un hospital de la zona.

La confrontación entre soldados y pobladores ocurrió la tarde del lunes 9, cuando que los militares custodiaban una bodega y los pobladores intentaron recuperarla.

En ese sitio, según un comunicado emitido este martes por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), se localizaron vehículos con reporte de robo, así como diversas mercancías sustraídas.

Los familiares aseguraron que la víctima fatal sólo se había acercado al lugar por curiosidad, pero fue alcanzado por una bala. La madre sostuvo que su hijo era comerciante, originario de San Antonio Tlacamilco, y tenía pocos días de haber regresado de Mérida, Yucatán.

Según los pobladores, los disparos que hicieron los soldados no fueron al aire, como aseguró la Sedena en su boletín, sino que apuntaron de manera directa contra las personas que se encontraban en el lugar de los hechos.

Hasta ahora las autoridades estatales no han emitido ningún reporte que confirme la muerte del joven por el enfrentamiento entre civiles y soldados.

De acuerdo con el subsecretario de Desarrollo Político, David Méndez Márquez, hay localidades de Puebla, como ocurrió en Acajete, donde los pobladores defienden a los grupos delincuenciales que se asentaron en la zona por el robo del huachicol.

Eso, dijo, se generó en los gobiernos panistas de Rafael Moreno Valle y Antonio Gali Fayad, luego de que se desatendió la problemática y se permitió que creciera, sobre todo en la Sierra Norte de Puebla, San Martín Texmelucan y el Triángulo Rojo.

proceso.com.mx