Santa Cruz, sigue dando de qué hablar

Ivonne Lorta Ortega

Dr. Shivago
dr_pin_shivago@hotmail.com 

Cómo que ya va siendo hora que la Contraloría General del Estado aseste fuerte manotazo y ponga orden ante tanto despilfarro y desorden administrativo en el municipio de Santa Cruz, a lo cual se le suman también casos de nepotismo solapados por la alcaldesa, priista, Ivonne Lorta Ortega.

Para abrir boca está el caso de la directora general y la administradora del DIF Municipal en esa población, Ana Isabel Elías Esquer y Evelina Esquer Yánez, quienes son primas hermanas y ambas detentan las dos posiciones más altas de este organismo.

También está el caso de Itzayana Domínguez Lorta, hija de la presidenta municipal, Ivonne Lorta Ortega, quien firma y cobra como oficial del Registro Civil, en tanto un tío de la misma primera autoridad, Luis Enrique Ortega Sinohui resulta ser nada más y nada menos que el titular de Servicios Públicos Municipales.

También con un parentesco familiar de primas hermanas aparecen tanto la contralora Municipal, mire pues, Maribel Rosas Velásquez  y la secretaria del Ayuntamiento, Lucrecia Rosas Tarazón, ahora sí que haciendo el uno-dos en tan encumbradas posiciones.

Así como también resultan ser primos hermanos tanto el síndico Municipal, Jaime De la Rosa Flores y la tesorera Municipal, Brenda Lizeth De la Rosa Porchas.

Sin embargo, a esto agréguele usted que en menos de un año apenas de administración municipal en Santa Cruz, ya han renunciado dos secretarios del Ayuntamiento, la actual es la tercera persona en esa posición; una tesorera, la actual es la segunda, lo mismo que la directora general del DIF Municipal, además de una directora del Instituto de la Mujer, de la responsable de la Biblioteca Municipal y de un representante del ejido Miguel Hidalgo, todos molestos por una serie de irregularidades administrativas con las cuales no estaban de acuerdo.

Pendiente está también el caso de la demanda interpuesta por dos ex empleadas, despedidas sin justificación alguna de sus labores, siendo ellas Kathia Yannin García Salazar e Irma Ramona Olivas Peralta, ni se diga de los casos de don Rubén Peralta Torres y Josefina Aída Lorta Cruz, ambas personas ya jubiladas del Ayuntamiento a quienes se les ha suspendido el servicio médico del Isssteson porque la Comuna no hace la respectiva aportación.

Sirva la presente, pues, para que el contralor General del Estado, mi estimado Miguel Ángel Murillo Aispuro despeje un poco la modorra y aplique, en la medida de sus posibilidades, la lupa de investigador sobre el desempeño financiero y administrativo del Ayuntamiento de Santa Cruz donde las manda a cantar la señora Ivonne Lorta Ortega, no le hace que ella presuma tener muy buenas relaciones con influyentes funcionarios de la Secretaría de Gobierno.


ALGO MUY COCHI Y MUY TROMPUDO

Rosario Robles

Bien dicen que se puede ser cochi, según la decisión de cada quien, pero definitivamente no tan trompudo.

Pues bien, esto mismo se aplica al caso de la detención arbitraria cometida en contra de Rosario Robles Berlanga en relación al caso de la Estafa Maestra, hecho considerado por algunos como el presunto mayor caso de corrupción descubierto a la pasada administración peña-nietista, mismo que tiene con el Jesús en la boca a dos que tres ex influyentes funcionarios federales.

Pues bien, el punto ese ese precisamente, lo arbitraria de la detención aplicada a la ex Secretaria de Desarrollo Social siendo que según el respectivo Código Penal no lo ameritaba, por lo menos no todavía, en razón de que se establece todavía una presunción de los hechos que se le imputan, algo no comprobado, pero además porque la gravedad del delito, por increíble que parezca, pero así  lo establecen las leyes, no ameritaba tampoco aplicársele la prisión preventiva.

Ahora sí que, “haiga sido como haiga”, y sea cierto o no que la señora Robles Berlanga realmente tenga vela en este asunto, como sería haberse beneficiado en parte de ese supuesto robo de miles de millones de pesos donde presumiblemente también participaron varias dependencias federales, la forma de proceder de parte del juez encargado del caso fue absolutamente arbitraria, indebida, ilegal, dando la impresión, pues, de que en realidad existía ya una consigna, una instrucción, una orden para que así fuera, incluso pasando por encimas de las leyes.

Vaya, me acordé de aquella frase dicha por Andrés Manuel López Obrador en sus tiempos de fiero político opositor: “al diablo las instituciones”.


ACUSAN DE CORRUPTOS, Y SON PEORES

Felipe Delgadillo Padierna y María Dolores Padierna

Aaahh, pero si a todo esto le agregamos el dato de que el referido juez, un personaje de nombre Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, es sobrino de María de los Dolores Padierna Luna, actual diputada federal de Morena y Vicepresidenta de la Cámara Baja, esto ya empieza a tomar, con mayor claridad, otro rumbo.

Recordemos, pues, que Padierna Luna es esposa de René Juvenal Bejarano Martínez, hoy en día responsable de controlar el flujo de recursos para todos los programas de asistencia social del gobierno de AMLO, pero quien sigue siendo mejor recordado como “el señor de las ligas”, mote que le quedó de cuando fue videograbado y exhibido en marzo del 2004, en cadena nacional, mientras cobraba multimillonario “moche” al empresario constructor argentino, Carlos Agustín Ahumada Kurtz a cambio de seguir siendo favorecido con contratos de obras en el Distrito Federal cuando fungía precisamente como jefe de Gobierno el hoy prejidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sucediendo también que el referido empresario era pareja sentimental de Rosario Robles, entonces presidenta nacional del PRD.

Así, pues, lo que podríamos estar viendo aquí es en realidad el cobro de una vieja factura por parte no sólo de Bejarano y Padierna, por aquella exhibida que llevó incluso al primero de ellos a prisión durante varios meses, sino incluso de parte del mismo López Obrador, al ser éste para quien presumiblemente cobraba infinidad de comisiones “el señor de las ligas”, pues ya desde entonces el político tabasqueño pintaba para ser aspirante Presidencial y requería de contar con un buen “cochinito” que le permitiera vivir durante años y años sin conocérsele trabajo alguno, hasta poder dar el campanazo, como le sucedió apenas el año pasado al ganar la elección Prejidencial, quince años después de aquellos vergonzosos actos de corrupción.

Palabras más, palabras menos, y con independencia de que a Rosario Robles Berlanga se le pueda demostrar fehacientemente que siempre ha sido una sinvergüenza, que creo que sí lo es, lo que estamos viendo en estos momento no es otra cosa que una venganza política orquestada por personajes que han dejado prueba de que han sido peor de corruptos que los que ahora señalan con índice de fuego.

Y eso que ahora dicen que son diferentes a los otros; ni hablar, ni a cuál irle.


UNA ENCOMIENDA MUY COMPLICADA

Gilberto Landeros

Complicado, por donde quiera que se le vea, el panorama para el desde ayer nuevo comisario General de la Policía y Tránsito Municipal en esta capital, general Gilberto Landeros Briseño, y no tanto porque no conozca siquiera la ciudad, sino por la resistencia natural que encontrará seguramente en una gran cantidad del personal bajo su mando.

Y es que, digo, si con un mando civil como el que tenían con el comandante Luis Alberto Campa Lastra, hubo dos que tres manifestaciones de protesta de policías municipales hasta porque de vez en cuando les hablaba golpeado, ahora no me quiero ni imaginar cuando mi general Landeros les avise que por un tiempo se acabarán descansos y permisos, en tanto no haya un real descenso en los índices delictivos en la ciudad; esperemos incluso huelgas de hambre y demás formas de presión de oficiales renuentes a ser dirigidos por un militar retirado.

Célida López

Lo bueno, por lo menos para Landeros Briceño, es que cuenta con el apoyo total de la alcaldesa, Célida Teresa López Cárdenas y con eso ya va de gane para hacer los ajustes necesarios en la estructura de mandos, incluso trayendo personal de su máxima confianza para laborar a su lado, pues definitivamente si de verdad quiere dar mejores resultados, resultados distintos, obvio que tendrá también que rodearse de gente de su absoluta confianza y no con los mismos de mandos operativos de siempre.


¿Y EL ISTAI; PARA CUÁNDO, APÁ?

Francisco Cuevas y Arely López

Y a todo esto, alguien sabe en qué va el asunto de la renovación de los comisionados del Instituto Sonorense de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Istai), porque los susodichos ahí siguen, muy espichaditos, como queriendo seguir pegados a la ubre a pesar de hacerse viejos ya en sus cargos.

Me llama particularmente la atención el caso del hoy en día presidente del organismo, Francisco Cuevas Sáenz, con poco más de quince años aferrado al chupete cuando si el periodo para el cual fue designado en su momento era por cuatro años, pero en el cual ha logrado mantenerse gracias a sus amplios conocimientos en materia de lagunas jurídicas y amarres políticos.

Digo, por dignidad hace tiempo debería haber entregado el cargo, porque además tampoco es cosa de que esté presentando una mega-chamba y que sea algo así como imprescindible.

Por el contrario, mire usted que ya se le tiene ubicado como uno de los artífices de una reciente campañita de desprestigio en contra de periodistas y medios de comunicación sobre la cual incluso tuvo la desvergüenza de deslindarse mediante un comunicado oficial, aunque de muchos era ya sabida su intervención en razón del pago todavía de favores a personajes del pasado.

En fin, veremos para cuándo hay avances en este asunto.

Hasta luego