Crece misterio sobre Epstein: admiten fallas y ‘guardan’ autopsia

El fiscal general de EU, William Barr, admite fallas en la prisión donde estaba retenido el millonario Jeffrey Epstein, acusado de tráfico sexual; la autopsia ya está lista pero no la dan a conocer.

WASHINGTON. El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, reconoció este lunes “serias irregularidades” en la prisión donde estaba retenido el millonario Jeffrey Epstein, hallado muerto en su celda el sábado en una cárcel federal en Nueva York, después de haber sido acusado de tráfico sexual de menores.

Ahora hemos sabido de serias irregularidades en esta instalación que son profundamente preocupantes y pedimos una investigación completa”, dijo Barr en un evento de la policía local de Nueva Orleans.

El fiscal general prometió que las autoridades llegarán “al fondo de lo que ocurrió y habrá rendición de cuentas”.

A su vez, funcionarios médicos concluyeron el fin de semana la autopsia a Epstein, aunque los resultados de la misma aún no se dan a conocer.

La jefa forense de la ciudad de Nueva York, la doctora Barbara Sampson, dijo en un comunicado que la autopsia de Epstein fue hecha el domingo.

No reveló la causa de muerte, afirmando que estaba “a la espera de más información”.

Sampson dijo que un fiscal federal estaba al tanto de que ella permitió que un patólogo privado, el médico Michael Baden, observara el examen a pedido de los abogados de Epstein.

Esta es una práctica de rutina”, dijo.

Baden fue el principal forense municipal a fines de la década de 1970 y ha sido llamado como testigo experto en casos de alto perfil, como cuando la defensa de O.J. Simpson lo llamó a su juicio de homicidio en 1994.

Otro patólogo con mucha experiencia dijo que no es raro que Sampson no revelara de inmediato la causa de muerte tras terminar la autopsia de Epstein.

Ellos no quieren llegar a conclusiones rápidas ni apurarse a emitir juicios”, dijo el médico Joe Cohen, quien trabajó en la oficina forense de la ciudad de Nueva York en la década de 1990 y ahora trabaja en el sector privado en California.

La abrupta muerte de Epstein el sábado truncó el proceso criminal que hubiera podido destapar los tejes y manejes del financista que se codeaba con celebridades y presidentes, aunque la fiscalía ha prometido continuar la investigación.

Epstein, de 66 años, estaba preso sin derecho a fianza y enfrentaba hasta 45 años de cárcel por cargos federales de tráfico sexual y asociación ilícita que fueron hechos públicos el mes pasado.

Se declaró inocente y estaba esperando el inicio de su juicio.

¿QUÉ PASÓ EN PRISIÓN?
La manera en que Epstein murió sigue siendo un misterio.

Los abogados de Epstein fueron los que pidieron que el magnate fuera retirado del programa para la prevención de suicidio de reos, según fuentes cercanas al caso.

Según publican este lunes medios locales, que citan a fuentes cercanas al asunto, la defensa de Epstein hizo esta petición a finales del mes pasado, cuando tuvo reuniones de hasta 12 horas diarias con su cliente, después de un aparente intento de suicidio el pasado 23 de julio.

El sábado, Epstein había pasado ya del programa de prevención de suicidio a un “estatus de observación especial”, con revisiones cada 30 minutos en lugar de cada 15, además de incluir la presencia de un compañero de celda.

Sin embargo, los protocolos de seguridad no se cumplieron la mañana del sábado y, ni la celda de Epstein fue visitada, ni había un reo acompañando al financiero.

Al parecer, según las fuentes citadas por el diario The Wall Street Journal, el compañero del millonario se encontraba ausente, posiblemente por una presentación ante un juzgado o una cita similar, y no había sido inmediatamente reemplazado.

Además, los guardias de su unidad estaban trabajando muchísimas horas extras para cubrir la falta de personal que había la mañana que Epstein aparentemente se quitó la vida, dijo una persona familiarizada con las operaciones de la cárcel a la agencia AP.

La muerte repentina y en extrañas circunstancias del magnate ha hecho que circulen numerosas teorías de la conspiración sobre su deceso debido a los nombres con los que se relacionaba, como el expresidente Bill Clinton y el actual mandatario de Estados Unidos, Donald Trump.

Trump, de hecho, compartió en Twitter el mensaje de un hombre que aseguraba que Epstein “tenía información sobre Bill Clinton y ahora está muerto”.

Epstein llevaba poco más de un mes detenido y su juicio estaba previsto para el próximo año.

RED DE ALTO NIVEL
Según la Justicia, Epstein creó una red para abusar de decenas de niñas en su mansión de Nueva York.

El multimillonario afrontó acusaciones similares en el estado de Florida en 2008, aunque entonces llegó a un acuerdo con el fiscal Alexander Acosta, posteriormente secretario de Trabajo en la Administración Trump y quien tuvo que renunciar a este cargo por el escándalo desatado por un pacto secreto ocultado a las víctimas.

La muerte de Epstein tuvo lugar después de que el pasado viernes un juez de la Corte de Apelaciones de Manhattan ordenara la publicación de cientos de documentos sobre el magnate, que pertenecían a un caso paralelo cerrado contra una mujer que era supuestamente su “reclutadora”.

La mujer ha sido identificada como Ghislaine Maxwell, de la alta sociedad británica y socia cercana de Epstein, a quien una supuesta víctima del magnate, Virginia Giuffre, demandó en 2015 por difamarla al decir que eran mentira sus alegaciones de que el empresario había traficado sexualmente con ella por su participación como “madame”.

excelsior.com.mx