La 4T reedita el “Capitalismo de Cuates”

¿En qué quedamos? Según AMLO está práctica ya había quedado en el pasado

En el mes de junio, el servicio de Internet en universidades, hospitales, instituciones educativas, centros de investigación, y otros organismos públicos fue suspendido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) debido al vencimiento de los contratos que se tenían con diferentes empresas para proveer de este servicio a instituciones de la talla de la UNAM, entre otras.

Ayer se dio a conocer que las empresas que ganaron la nueva licitación –con valor de 110 millones 875 mil 501 pesos– para dar este servicio son propiedad de Carlos Slim (Uninet, filial de Telmex), Ricardo Salinas Pliego (Total Play Telecomunicaciones) y Emilio Azcárraga (Operbes).

Estos tres empresarios ofrecerán internet de alta capacidad en un total de mil 257 sitios, de los cuales Carlos Slim, a través de Uninet proveerá el servicio en mil 166, lo que significa que estará presente en poco más de 90 por ciento del total.

Recordemos que tanto Salinas Pliego, como Azcárraga y Slim han sido acusados por AMLOde encabezar monopolios y generar su riqueza a través de la relación política con los mandatarios en turno. ¿Ya se le habrá olvidado lo que dijo apenas en marzo cuando se «quejó» del monopolio en la compra de medicinas y alimentos para los reclusorios? 

«Solo una empresa abastece el 90%. Eso es una irregularidad, no hay competencia, ¿en qué quedamos? ¿No que estamos a favor del libre comercio? ¿O queremos la libertad comercial?» señaló López Obrador durante una de sus conferencias mañaneras.

Y retomó la pregunta del mandatario ¿En qué quedamos?Según recuerdo los beneficios del capitalismo de cuateshabían quedado atrás. ¿Será que se venga una reedición de esta práctica? Primero recordemos de que va.

También conocido como Capitalismo Clientelista o Capitalismo Amiguista no es otra cosa más que confabulaciones entre algunas empresas privadas y el gobierno para que los primeros puedan imponerse y arrebatar parte del mercado o estar exentos de algunas leyes. Bajo estas prácticas, el éxito de algunas empresas privadas (y poderosas) se da por los favores o prerrogativas que les concede el gobierno por sobre las otras empresas y es común que se presenten en economías con un débil Estado de Derecho, ya que suele ser la debilidad de las instituciones y los vacíos legales lo que induce a las empresas a realizar esta práctica, tan común en México.

Sin embargo, la concentración del poder económico en unos cuantos empresarios por periodos prolongados juega en detrimento de la consolidación institucional y económica de los países. El capitalismo de cuates no busca innovar, no busca la competencia, ni la productividad. Busca hacerse de la riqueza sin incrementarla, un juego perverso que solo los favorece a los “cuates” y al que dé el mayor “moche”.

¿Qué clase de juego perverso trae AMLO entre manos? Pareciera que sus decisiones económicas son unilaterales y personalistas, y las justifica con la idea de que “es por el bien de la nación” y de que “nosotros no somos corruptos”, refiriéndose por supuesto a la 4T.

Al parecer esta será la manera de justificar el uso (y abuso) del aparato legal en favor de los objetivos específicos de su régimen gubernamental y por su puesto así beneficiar a los empresarios más allegados a él, para así continuar con el régimen actual por medio de las ganancias obtenidas en los proyectos y negocios que, durante la 4T, generen sus cuates.

ontrapesociudadano.com