Mano derecha de ”El Ojos”, detrás del crimen de israelíes en Plaza Artz

Él fue uno de los que proporcionó armas, teléfonos y 50 mil pesos al par de pistoleros que agredieron a los israelíes dentro de un restaurante.

Carlos A. S. “El Cindy” líder operativo del cártel de Tláhuac, y quien fuera “mano derecha” de Felipe de Jesús Luna, “El Ojos”, presuntamente planeó los homicidios de los israelíes Ben Sutchi y Azulay Alon en Plaza Artz.

Testimonios de informantes y denuncias recopiladas en la carpeta FCIH/1/UI-1C/D/00207/07-2019 señalan además que fue un trabajo para el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Por ello, agentes de Investigación han realizado recorridos, vigilancias y trabajo de Inteligencia en la colonia La Nopalera, en Tláhuac, donde “El Cindy”, de 30 años de edad, podría ocultarse.

Según la carpeta de investigación, que fue consultada por LA SILLA ROTA, él y su hermano José proporcionaron armas, teléfonos y 50 mil pesos al par de pistoleros que agredieron a los israelíes dentro de un restaurante, el 24 de julio pasado.

Otros dos más enfrentaron a un policía a las afueras de la plaza, ubicada en Periférico Sur, con el fin de distraer la atención hacia ellos y que los homicidios de los israelíes se consumaran.

Esperanza es la única detenida por el caso; videos del restaurante la exponen como uno de los dos tiradores, y aunque salió de la plaza e intentó huir a pie, minutos después fue arrestada.

Aunque ha proporcionado información a los detectives, ésta ha sido imprecisa o incongruente para los investigadores.

Pero los informantes de la Policía de Investigación señalaron a “El Cindy” como el organizador del ataque, pese a que directamente no tenía conflictos con las víctimas.

Tres semanas antes de los asesinatos, PDI realizó un cateo en una residencia de la alcaldía Álvaro Obregón, donde capturó a un hombre con pasaporte de Israel y a una mujer.

De ahí surgió información y documentos que ligaban a Ben Sutchi y Azulay Alon con ella Cártel de Sinaloa, particularmente con el grupo delictivo Los Ántrax, en conflicto con el CJNG.

Fueron decomisadas cientos de tarjetas con depósitos aparentemente producto de extorsiones y papelería que le fue útil al área de Inteligencia.

Todo apuntaba a Tláhuac: la sospechosa y ya internada en el penal de Santa Martha Acatitla, Esperanza G., vivía en esta demarcación y trabajó en un bar propiedad de los hijos de Felipe de Jesús Pérez Luna “El Ojos”, abatido por la Marina en julio de 2017.

Ella fue supuestamente contratada para matar a los extranjeros por un hombre de confianza de “El Cindy” y así lo tuvo que admitir durante su audiencia, pero no abundó en nombres.

¿QUIÉN ES ”EL CINDY”?
Hasta la caída de Felipe de Jesús Pérez Luna “El Ojos”, el 19 de julio de 2017, poco se sabía sobre Carlos Alejandro Mendoza Sandoval “El Cindy”.

Era un hombre de estatura media, cabello corto y con un ingreso al Reclusorio Norte por delitos contra la salud, pero aunque se le veía en las fiestas del círculo cercano a “El Ojos”, no había sido detectado como parte fundamental del cártel de Tláhuac hasta que fue abatido su líder.

El informe “Caso Ojos Líder del Grupo Delictivo Tláhuac Chalco”, elaborado en 2017 por la Secretaría de Seguridad Ciudadana, y del que La Silla Rota tiene copia, lo ubicaba únicamente como familiar de Pérez Luna.

Y es que “El Cindy” es esposo de Diana Karen Pérez, hija de “El Ojos” y en su momento también chofer de Miguel Ángel Pérez Ramírez “El Miky”, hijo de Pérez Luna.

Incluso, tiempo antes del arresto de “El Miky”, el 18 de mayo de 2017, Mendoza Sandoval fue detenido por policías de Investigación a bordo de un BMW gris propiedad del primero.

Se sabe que paulatinamente se fue ganando la confianza de la cúpula de Tláhuac y le encargaron la venta de droga en la calle Janufa, colonia Miguel Hidalgo, una calle clave por el flujo de consumidores que atrae, aunado a que ahí es punto de reclutamiento de sicarios, muchos de ellos menores de edad.

La calle Janufa se convirtió en una suerte de barrio tipo Medellín Colombia, en los años 80, atestado de jóvenes a bordo de montonetas y con narcotiendas abiertas las 24 horas, los 365 días del año.

A raíz de eso, “El Cindy” escaló en la estructura y debido a los “golpes” que han dado autoridades federales y locales contra el liderazgo del cártel, se erigió como cabecilla absoluto.

Todo ello con el respaldo de quienes controlan el cártel, es decir, los hijos, hijas y esposas de “El Ojos”.

Según el informe citado, “El Cindy” ya era buscado por un asesinato ocurrido el 7 de agosto de 2016 en la colonia Villas Centroamericanas.

La víctima fue identificada como Jonathan Salazar Morales, de 27 años de edad, quien fue acribillado durante una fiesta en una casa; hasta ahora no hay responsables apresados.

lasillarota.com