Tramitan amparo contra el Plan Nacional de Desarrollo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tres ciudadanos identificados como Rubén Alfonso Fernández Aceves, Edgardo Flores Campbell y Jorge Alberto Lara Rivera interpusieron una demanda de amparo en contra del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 (PND), presentado por el gobierno de la república en marzo de este año.

Con este recurso buscan que el texto de 64 hojas, aprobado por la Cámara de Diputados el pasado 27 de junio, sea sustituido por un texto más amplio y técnico que fue elaborado por el entonces secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzúa, después de realizar foros de consulta donde el presidente expresó el fin de la “política neoliberal”.

Los quejosos subrayaron que el documento carece de “objetivos, métricas e indicadores de desempeño que permitan dar seguimiento al logro de sus objetivos” y que, de no incluirlos, “todo queda al arbitrio y convicciones personales de los gobernantes”, subrayó el documento difundido por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

A decir de los argumentos presentados por Fernández Aceves, Flores Campbell y Lara Rivera, el PND que apareció en el Diario Oficial de la Federación no cuenta con los requerimientos legales y técnicos de lo que debe ser el documento que rija todas las acciones del gobierno federal, el presupuesto de egresos, la política fiscal y la ley de ingresos.

“El argumento central es que los mexicanos necesitamos certeza de cómo es que el gobierno se va a conducir durante estos seis años, en programas, presupuesto, política tributaria, en iniciativas de ley presentadas por el Ejecutivo”, dijo Rubén Alfonso Fernández Aceves, uno de los demandantes y ex subsecretario de Enlace Legislativo de Gobernación.

“Ese (el aprobado), conforme a la ley no es un Plan Nacional de Desarrollo, es cualquier otra cosa pero no reúne los requisitos”, añade la nota aparecida en MCCI.

El 29 de julio, el ex secretario Urzúa escribió en el periódico El Universal que su documento fue desechado en abril, poco antes de enviarse a la Cámara de Diputados y en su lugar quedó el elaborado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin que haya existido una discusión seria sobre el tema y se incluyeran indicadores de efectividad.

“El presidente informó a quien esto escribe que ese documento sería reemplazado por uno de su propia creación. Me atreví a comentar que a mi parecer su trabajo no era un plan sino un manifiesto político y que como tal podría constituir un largo prefacio del otro. Pero no fue aceptada mi propuesta”, escribió Urzúa.

La propuesta de PND propuesto por Urzúa consta de 275 páginas que, en contraste por enviado por López Obrador, mantiene una diferencia de 211 páginas. En éste no se incluyeron criterios ni métricas que permitan evaluar los resultados de la política económica.

El pasado 10 de julio, el presidente de la república arremetió contra la propuesta de su ex secretario de Hacienda: “Me presentan el Plan de Desarrollo, lo veo y desde mi punto de vista no reflejaba el cambio, ¡era como si lo hubiera hecho (Agustín) Carstens o (José Antonio) Meade! Con todo respeto”.

La demanda de amparo presentada el pasado miércoles pide que la propuesta elaborada y que sí llegó a la Cámara de Diputados sea discutida nuevamente.

proceso.com.mx