AMLO reconoce menor tasa de crecimiento, pero descarta la recesión

Abre la posibilidad de que el PIB sea menor al 2%. Enojado por la cobertura de recesión, pidió a editores “ser responsables”.

Por primera vez, en el discurso de Andrés Manuel López Obrador, se abrió la posibilidad de que la economía no crezca al 2% y reconoció que existe una menor tasa de crecimiento, claro que también defiende que el escenario no es tan pesimista como los “neoliberales” plantean.

Ayer jueves, dos documentos volvieron a poner sobre la mesa la posibilidad de una recesión. Por un lado, en el debate al interior del Banxico, donde uno de sus miembros insiste en que este escenario continúa latente con un menor crecimiento económico que se antoja se extenderá más allá del primer trimestre. Por el otro, el Bank of America habló de una “recesión técnica”.

En su conferencia matutina que este viernes ofreció desde Nayarit, el presidente mexicano descartó este panorama. “No veo amenaza de recesión”. Insistió que aún si se cumpliera el pronóstico del mercado de que este año no se alcanzará un crecimiento de 2%, sino más cercano al 1%, aseguró que eso aún significa crecimiento, no decrecimiento.

Es la primera que López Obrador no lanza una apuesta a los financieros y economistas que lo desafían. En ocasiones anteriores solía lanzar una firme apuesta de que se llegaría al 2% este año. Pero esta vez el reconocimiento fue diferente: “No tengo la menor duda de que pueda existir esa tasa de disminución en la tasa de crecimiento”.

No obstante, defendió que lo que está aumentando es el nivel e desarrollo “porque ahora hay mejor distribución del ingreso. ¿Y qué es crecimiento? Producción de riqueza. Pero en el periodo neoliberal padecimos dos cosas: ni hubo crecimiento ni distribución de riqueza”.

Aseguró que la diferencia es que “aunque haya menos crecimiento, hay más desarrollo y distribución de la riqueza”. Y de nuevo el golpe: “Esto no lo conciben los tecnócratas. Antes se hablaba de desarrollo, no de crecimiento. En el periodo neoliberal empezó a denominar el término crecimiento. Nosotros queremos crecimiento con bienestar y eso estamos logrando”.

Insistió que hay indicadores que son positivos: se concentró en la inflación y en el tipo de cambio, pues asegura que la moneda mexicana ha sido de las más fortalecidas del mundo. Pero aseguró que quienes insisten en la recesión, es porque “existe una especie de nostalgia por la anterior política económica neoliberal”.

Además, consideró que “existe como un club de defensores de esa política neoliberal que fue un fracaso, entonces todavía no se resignan a que ya no vamos a seguir con esa política económica”. Y entonces, también vino un reclamo también a la prensa mexicana.

“Van a seguir cuestionando el manejo económico porque les molesta mucho el que se haya decidido con la corrupción. Ese es el fondo. La prensa financiera nacional e internacional fueron como alcahuetes de la política de saqueo de los últimos años. Si no, guardaron silencio, cómplices. Nunca denunciaban de que se estaba saqueando al país. Se hicieron de la vista gorda”, dijo.

Y es que la prensa no pasó por alto estos señalamientos sobre recesión, lo cual molestó al mandatario. “Todos los periódicos parecen boletines”, se quejó. “No hay cuidado (en la prensa). Hago un llamado a dueños, directores y medios a que se actúe con responsabilidad, porque si no, me la voy a pasar replicando todo el tiempo”, alertó.

Ayer también se difundió ampliamente la dura columna que el Financial Times dedicó a cuestionar la estrategia económica de López Obrador. Planteó los grandes retos que enfrentará Arturo Herrera para ganar la confianza en los mercados y que no ve que la propuesta de la 4T pueda ser mejor a sus antecesores. Pero aún más fuerte fue su claro llamado a aceptar la realidad de los datos macroeconómicos y dejar de confiar en los “otros” datos de los que suele presumir el mandatario mexicano.

lapoliticaonline.com.mx