Sacaremos legalmente a migrantes indocumentados: Trump

WASHINGTON (apro) – En el preámbulo del inicio de redadas migratorias en unas 10 ciudades de Estados Unidos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, simplificó el asunto al sostener que su gobierno lo que hará es deportar legalmente a inmigrantes indocumentados.

“La gente viene ilegalmente (a Estados Unidos), nosotros los estamos deteniendo para sacarlos legalmente”, dijo Trump en la Casa Blanca en referencia a las redadas que iniciarán este domingo y cuyo objetivo es deportar a unos dos mil inmigrantes indocumentados.

El Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés) del gobierno de Trump, informó que las redadas migratorias están centradas en aprehender inmigrantes indocumentados que tienen una orden de deportación por parte de una Corte Federal migratoria.

El DHS explicó que, no sólo las personas con orden de deportación de los Estados Unidos serán capturadas por agentes federales de inmigración, el gobierno de Trump acotó que, si en las redadas encuentran a otros inmigrantes sin permisos legales para residir y trabajar en el país, estos también serían repatriados.

Trump aprovechó el encuentro con los reporteros en la Casa Blanca para nuevamente criminalizar a la inmigración indocumentada y subrayar que cumplirá su promesa electoral de limpiar a su país de personas que han violado las leyes migratorias.

“Cuando los inmigrantes vienen al país hay entre ellos pandilleros de la agrupación MS13, los vamos a sacar… tengo la obligación de hacerlo”, subrayó el presidente antes de salir de la Casa Blanca.

“En las redadas que comenzarán el domingo nos vamos a concentrar en la deportación de criminales para ponerlos en prisión o para que los metan a las cárceles en los países de donde vienen”, añadió el presidente de Estados Unidos.

Pánico entre migrantes

El anuncio de las redadas masivas ha generado pánico entre la población de inmigrantes indocumentados, en las redes sociales se habla de que las personas con orden de deportación se han cambiado de residencia y se esconden de los agentes de inmigración en otros lugares.

La reubicación de los inmigrantes indocumentados con orden de deportación podría provocar que las redadas se concentren en detener a cuantas personas sin permiso laboral y de residencia encuentren en el camino, tal y como lo ratificara el DHS.

El gobierno federal estadunidense anotó que muchas de las personas detenidas en las redadas serán colocadas en centros de retención temporal en los estados de Texas y Pensilvania.

Las redadas no harán excepciones con inmigrantes indocumentados padres de ciudadanos estadunidenses menores de edad, el DHS estableció que en casos como estos llevarán a los menores de edad ciudadanos estadunidenses con sus padres.

Con el fin de prevenir la separación de familias, el plan del DHS es deportar a ciudadanos estadunidenses menores de edad con sus padres al país de origen de estos, con la premisa de que posteriormente esos menores de edad regresen cuando quieran a los Estados Unidos.

En Estados Unidos se calcula que hay una población de inmigrantes indocumentados de oscila de los 11 a los 13 millones, de los cuales la enorme mayoría son ciudadanos de México.

proceso.com.mx