Cortan agua a familias evangélicas por no participar en fiesta católica

Habitantes de Huejutla, Hidalgo, decidieron cortar el suministro de agua a dos familias que se negaron a participar en las fiestas católicas de la comunidad.

El no participar en una festividad católica de su localidad, en el municipio de Huejutla, Hidalgo, fue el motivo para que habitantes de la comunidad decidieran cortar el servicio de agua a dos familias cristianas evangélicas.

El secretario del despacho del ayuntamiento de Huejutla, Eugenio Segura Marroquín, dijo al medio Criterio Hidalgo que los hechos se dieron este miércoles en la comunidad La Mesa Limantitla, que se rige por usos y costumbres, por lo que fueron las autoridades comunales las que determinaron esta medida contra las familias a las que se les suspendió el servicio de agua.

“El director de asuntos religiosos en la Huasteca, José Antonio Vital, explicó que el problema ocurrió porque a los evangelistas se les pidió que tocaran la campana (de la iglesia del sector), pero no accedieron”, detalló Segura.

Por su parte, el coordinador general de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobierno de Hidalgo, Iván Huesca, rechazó que la suspensión del agua se trate de un conflicto religioso, pues dijo en entrevista con Criterio Hidalgo que los hechos se dieron “porque no cumplieron con las faenas de los habitantes de La Mesa”, y por “no participar en sus usos y costumbres”.

El funcionario dijo que los dos afectados habían sido comisionados para tocar la campana de la iglesia –de una religión que no profesan-, pero en su opinión “tomaron como pretexto que porque son evangélicos causaron esta situación”.

De acuerdo con Huesca “los sancionaron por no cumplir con los acuerdos de la comunidad”.

Animal Político se comunicó con las autoridades de Huejutla, municipio al que pertenece la comunidad La Mesa Limantitla, quienes aseguraron que, por acuerdo con las autoridades del poblado, el servicio de agua sería restituido este jueves a las familias afectadas, aunque inicialmente habían establecido que solo se reanudaría el suministro en caso de que los afectados pidieran disculpas.

Sin embargo, explicaron, esta comunidad se rige por usos y costumbres y cuentan con un servicio de suministro de agua potable independiente al municipio, por lo que no existe certeza de que este haya sido restablecido.

Los conflictos por motivos religiosos han ocurrido en más de una ocasión en La Mesa Limantitla: los afectados denunciaron que desde 2007 han recibido amenazas y han sido excluidos de programas sociales federales por su religión, además de que son obligados a contribuir con dinero para las festividades de la iglesia católica de la comunidad.

Con información de Criterio Hidalgo.