Bank of America, México ya se encuentra en una “recesión técnica”

Un nuevo análisis de la firma pronosticó un incremento en el gasto público, como ya lo prometió Arturo Herrera, el nuevo titular de Hacienda.

Este martes por la noche, luego de un intenso día tras la renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaría de Hacienda, Arturo Herrera ofreció una conferencia de prensa en Palacio Nacional como nuevo titular de la hacienda pública. La economía mexicana está “muy, muy lejos” de una recesión, respondió a pregunta expresa sobre el rumbo del país bajo la presidencia de Andrés Manuel López Obrador.

“Veo que sí ha habido una desaceleración a nivel global, que tiene un impacto también a nivel de la economía mexicana, pero creo que estamos aún muy, muy lejos de poder pensar que estamos cercanos a una recesión”.

Esta tarde se publicó un reporte de Bank of America Merrill Lync (BofA MLynch) en el que se afirma que México ya se encuentra en una “recesión técnica”, con un Producto Interno Bruto del primer trimestre en contracción evidente y señales claras de una caída también para el segundo cuarto del 2019.

“Un segundo trimestre en contracción pondrá a México en una recesión técnica lo que podría depreciar al peso y el mercado continuaría presionando por más recortes de tasas por parte del banco central”, Banxico, refiere el análisis dirigido a los inversionistas realizado por Carlos Capistrán, economista en jefe para México y Canadá del banco norteamericano.

“El Inegi elabora un indicador sobre la actividad económica que ha utilizado en el pasado para arrojar luz sobre las posibles fechas de recesión en México -continúa el reporte-. Este indicador coincidente muestra actualmente que México pudo haber iniciado una recesión en septiembre de 2018”.

Con el título “¿México está en recesión técnica?”, el documento advierte que si el pronóstico es correcto y se registra una nueva contracción durante el segundo semestre (sumando a la caída de 0.1% en los primeros tres meses del año), el titular de Palacio Nacional se verá obligado a hacer cambios en el gasto público.

“Si México se encuentra en una recesión técnica, habrá titulares anunciándolo, lo cual presionará al presidente Andrés Manuel López Obrador para que reaccione. Puede aumentar los gastos del gobierno, aunque los ingresos más bajos pueden evitar que lo haga, o arriesgar la reacción de las agencias calificadoras”.

Lo anterior podría explicar otro de los mensajes iniciales de Herrera Gutiérrez como secretario de Hacienda: “Es importante que fluya [el gasto público] según lo programado, porque tiene un efecto sobre la demanda agregada”.

“Vamos a asegurarnos que el gasto vaya al ritmo que estaba calendarizado -dijo el recién nombrado funcionario-, no sólo para cumplir con los programas a los que están destinados, sino para incrementar la demanda agregada”.

Por ello, de acuerdo con Bank of America, un segundo trimestre con desaceleración económica, cuya debilidad continuó en el segundo cuarto del año mientras los servicios se contrajeron en la base mensual, llevaría al país oficialmente a una recesión. La economía mexicana se contrajo 0.2% en el primer trimestre del año, respecto al anterior.

Confirmando además una nueva degradación de la calificación soberana de México, que actualmente está cuatro escalones arriba del grado de inversión en Moody’s; tres en Standard & Poor´s y dos en Fitch.

Finalmente, Capistrán apuntó que un incremento en el gasto podría detener la desaceleración de la economía. “No creemos que el Banxico recorte las tasas para ayudar a la economía, pero tendrá más presión para hacerlo. Y el mercado también estará atento a la respuesta de AMLO, que podría incluir un aumento del gasto público”.

lapoliticaonline.com.mx