Alcalde en Chihuahua es discriminado en su propia oficina

El presidente municipal de Cuauhtémoc, en Chihuahua, Carlos Tena, realizó un experimento social para solicitar una despensa en el ayuntamiento, esto con el objetivo de comprobar la discriminación y el maltrato en la dependencia por parte del personal.

Carlos Tena se disfrazó de indigente en silla de ruedas y acudió a sus oficinas a pedir ayuda y, para su sorpresa, fue discriminado, rechazado e ignorado por su propio personal.

“El propósito de esta caracterización fue mostrar la realidad que viven los ciudadanos a diario, la indiferencia y desatención por parte de los servidores públicos”, dijo el alcalde en entrevista televisiva.

El alcalde fue quien dio a conocer el resultado de este experimento y señaló que se sorprendió de la experiencia, la cual comenzó desde que llegó a las oficinas de la presidencia municipal.

“Me dio coraje con las personas que están ahí trabajando y ganan un sueldo y tratan mal a la ciudadanía. Les dí su buena leída de cartilla y les dije que no quería volver a saber que trataron mal a alguien”

El munícipe acudió a dos oficinas, entre ellas su propio despacho y reconoció que el trato fue igual que en las demás áreas, ni agua le ofrecieron.

Dijo que desde hace dos meses aproximadamente estuvo planeando esto, “que igual puede ser vergonzoso en un alcalde. Decidí hacerlo porque no sabía a quién creerle si al ciudadano o al compañero de trabajo”, añadió.

Fuente:Excélsior/Milenio