Mis huellas estaban en la puerta, confiesa Ashton Kutcher

Durante éste miércoles, Ashton Kutcher fue citado por la corte para testificar en un juicio sobre la muerte de Ashley Ellerin, una amiga suya que fue asesinada en 2001 por el asesino en serie Michael Gargiulo.

A 18 años de los hechos, Kutcher acudió como testigo en el caso, que busca otorgar cadena perpetua a Gargiulo.

De acuerdo con información de El País, el actor declaró su versión de los hechos, donde afirmó que en aquella noche él tenía planeado ver a Ashley, sin embargo, llego varias horas tarde al domicilio de la joven de 22 años.

Al respecto dijo: “Llamé a la puerta y nadie respondió… Volví a llamar un par de veces y seguía sin obtener respuesta. Pensé que se había ido, porque yo había llegado tarde y que estaría enojada”.

Además, Kutcher agregó que incluso se asomó por la ventana y vio manchas en el piso, no obstante, creyó que se trataba de vino y no les prestó importancia.

Al día siguiente, el compañero de cuarto de la víctima encontró el cuerpo sin vida y llamó a la policía de manera inmediata.

Tras enterarse del asesinato, Ashton acudió con los detectives y al estar asustado por lo sucedió les confesó haber estado ahí una noche antes, “Mis huellas dactilares están en la puerta. Estaba asustado” afirmó durante el juicio el actor.

Un testigo en el caso afirma que el presunto asesino, conocido como “El Destripador de Hollywood“, acudió a la casa de la joven en varias ocasiones, y otro más atestiguó que un día lo vio observando a la víctima a las afueras de su domicilio.

Además de la muerte de Ashley Ellerin, quien fue encontrada sin vida con 47 puñaladas, a Gargiulo se le acusa de al menos otros tres feminicidios perpetuados entre 1993 y 2005, de los cuales él ha asegurado ser inocente.

Con información de El País.