Diputados víctimas de violencia: asesinatos, secuestros y ataques

Los índices de violencia en México no han sido ajenos para la clase política de nuestro país, delitos como secuestro y asesinato han alcanzado a las familias de legisladores de diversos partidos políticos alrededor de la República. El caso más reciente, el de Humberto Adame Castillo, hermano del diputado panista y exgobernador de Morelos, Marco Adame, quien fue hallado muerto en Morelos.

El pasado 16 de mayo se dió a conocer el hallazgo de Humberto Adame en una fosa, en Xochitepec, Morelos. El empresario había sido secuestrado el pasado 3 de mayo y fueron tres de sus presuntos victimarios, quienes informaron a la Fiscalía General del Estado, la ubicación del cuerpo.

Al respecto el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó sus condolencias al diputado Marco Adame y reiteró su compromiso con combatir la violencia, en coordinación con la Marina y la Secretaría de Seguridad.

Este caso se suma al asesinato de Valeria Medel, hija de la diputada morenista Carmen Medel, quien fue asesinada el pasado 8 de noviembre de 2018 en Veracruz, cuando la joven se encontraba en un gimnasio. La noticia del homicidio le llegó a la legisladora en plena sesión en la Cámara de Diputados, cuya reacción cimbró a la clase política y a la sociedad. La Fiscalía del estado capturó a Diego “N”, integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación, a quien señaló como uno de los involucrados en el homicidio.

El diputado del estado de San Luis Potosí, Pedro Carrizales “el Mijis”, también ha denunciado ataques. El pasado 5 de febrero, el morenista sufrió un ataque armado en su contra, mientras se encontraba a bordo de su vehículo y dos escoltas, quienes respondieron a la agresión, de ese hecho nadie resultó herido, ni tampoco hubo detenidos.

Recientemente, el pasado 6 de mayo, “el Mijis” denunció que la casa de su padre en San Luis Potosí, fue baleada por varios sujetos a bordo de un vehículo. Los ataques, considera, estarían relacionados con su labor legislativa en el Congreso de la entidad. Ante semejantes hechos, no solo contra él sino contra su familia, Carrizales expresó que “anda queriendo tirar la toalla”, por el reclamos de su familia al “exponerlos al peligro”.

politico.mx