Muere Doris Day, estrella de Hollywood, a los 97 años

La leyenda de Hollywood Doris Day falleció este lunes a los 97 años de edad por complicaciones asociadas con una neumonía, confirmó la Doris Day Animal Foundation.

Day había gozado de una excelente salud para su edad, hasta que recientemente contrajo una neumonía grave que produjo su muerte”, dijo en un comunicado la fundación, dedicada a la protección de los animales.

La actriz protagonizó casi medio centenar de películas en las décadas de 1960 y 1970, entre ellas clásicos de la historia del cine como “The Man Who Knew Too Much” (1956) y “Pillow Talk” (1959).

Doris Mary Ann Von Kapplehoff nació un 3 de abril de 1922 en Cincinatti (Ohio), hija de una ama de casa y un profesor de música, ambos de raíces alemanas. Desde pequeña, como tantas otras niñas a su edad, tuvo claro que quería ser artista. Murió en su casa de Carmel, en California.

Después de su última película, en 1968, pasó a protagonizar su propio programa de televisión, “The Doris Day Show”, entre 1968 y 1973.

Desde entonces, se alejó de las cámaras y se centró en labores de activismo por derechos de los animales.

Nacida en Cincinnati (Ohio) en 1924, su primera película en la gran pantalla fue “Romance on the High Seas”, de 1948.

Sus comedias románticas, muchas de ellas en compañía de actores como Rock Hudson, fueron grandes éxitos de taquilla, y en ellas mostraba también su talento como cantante.

Casada en cuatro ocasiones, tres de las cuales concluyeron en divorcio, Day siempre mostró escepticismo ante el amor y el romanticismo.

Cuando más estudio los seres humanos, más amo a los animales”, era una de sus frases más repetidas.

En 2004, fue galardonada por la Medalla Presidencial de la Libertad, pero debido a su miedo a volar no pudo acudir a recogerla en una ceremonia oficial en la Casa Blanca.

La cantante de “Que Será, Será” y protagonista de cintas con Cary Grant, James Stewart y Frank Sinatra, entre otros galanes de los años dorados de Hollywood, fue una de las mayores estrellas del cine de los 50 y los 60 y, aún hoy día, es considerada una de las actrices con más gancho en taquilla de todos los tiempos.

Formó una pareja de época con Rock Hudson en “Pillow Talk”, “Lover Come Back” y “Send Me No Flowers”, comedias que se convirtieron en un género en sí mismo.

“Creo que la razón por la que a la gente le gustaban nuestras películas es porque podían apreciar realmente lo mucho que nos queríamos. Era algo que traspasaba la pantalla. Era un buen amigo”, dijo la actriz a la revista People en 2015.

Durante su carrera grabó más de 600 canciones, con éxitos como “Sentimental Journey”, “Love Somebody”, “It’s Magic”, “A Guy Is A Guy” y “Secret Love”, se llevó un Grammy honorífico, una nominación al Óscar (“Pillow Talk”) y se hizo con el premio Cecil B. DeMille de los Globos de Oro.

Con información de EFE