Sigue la dieta del atole con el dedo

Dr. Shivago
dr_pin_shivago@hotmail.com 

Con la novedad, mis asiduos y finos lectores y lectoras, apreciables y alicaídos pejechairos, que el comandante de la Gansa Nacional, perdón, de la Guardia Nacional, general de Brigada del Estado Mayor Presidencial, en proceso de retiro, Luis Rodríguez Bucio, fue antes el coordinador operativos contra el crimen organizado en tiempos del ex presidente panista, Felipe Calderón Hinojosa.

Sí, pues, como lo lee usted bien clarito, mi general Rodríguez Bucio fue el brazo operativo de las acciones militares emprendidas en la lucha contra el narco durante el sexenio calderonista, tiempos en los cuales inició el río de sangre que ha alcanzado todos los rincones de la patria y que hoy en día, ya en tiempos de la Cuarta Transformación, ha aumentado su caudal de manera espeluznante cuando se había dicho que esto sería como la bíblica tierra prometida, donde fluyen ríos de leche y miel.

Ayer, pues, en el curso de su habitual y somnolienta homilía matutina, el prejidente de México, Andrés Manuel López Obrador reveló finalmente el nombre de este General del Ejército Mexicano como el primer comandante de la Guardia Nacional, mismo que deberá coordinarse en todo momento con el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, el sonorense Alfonso Durazo Montaño.

Luis Rodríguez Bucio

Al final, pues, sucedió lo que ya habíamos adelantado hace meses en este mismo espacio, que a López Obrador le importaría un cacahuate la restricción aprobada por el Congreso de la Unión en torno a que fuera un militar quien tenga el mando de la Guardia Nacional, esto bajo el pueril argumento de que, en este caso, Rodríguez Bucio causará baja definitiva del Ejército el próximo mes de agosto, cuando concluye el procedimiento administrativo para ello, de tal manera que entonces ya será un civil, como lo mandata la ley.

Es decir, tanto que le echó trancazos a la fallida lucha contra el narco, desde los tiempos de Calderón, para terminar designando a uno de aquellos mandos militares que tuvieron a su cargo dicha encomienda y que evidentemente fracasaron, y luego, para rematar, aplica la técnica del revolcado de la misma gata para imponer el mando operativo de dicha Guardia Nacional a un militar, en vías de retirarse, para cumplir la obligatoriedad de que sea un civil.

Sigue, pues, la dieta del atole con el dedo.


NOS QUIEREN DORAR LA PÍLDORA

Mario Delgado

Otros que igual salieron muy sazones fueron los flamantes diputados federales por Morena, liderados por ese prócer de la democracia y la congruencia ideológica como lo es Mario Delgado Carrillo, al manifestar finalmente su interés en entrarle al tema del precio de la gasolina, pero no de la forma como todo México ha esperado ya durante los últimos siete meses.

El asunto es que Delgado Carrillo ha revelado que exigirán, tanto a la Comisión Reguladora de Energía como a la Comisión Federal de Competencia Económica, que impongan fuertes controles a los empresarios gasolineros para no abusen en sus márgenes de ganancia por litro de carburante vendido, “coincidentemente”, como así lo criticó hace unos días nuestro adorado cabecita de algodón.

Ahora sí que como diría un chilango amigo mío, “¡¡la manga, qué!!”, ahora resulta que esa legión de hoy diputados integrantes de la coalición que involucra a los partidos Morena, PT y Encuentro Social, que en campaña se la pasaron friegue y friegue con la promesa de eliminar ipso facto la aplicación del Impuesto Especial sobre Productor y Servicios, el mentado IEPS, al precio de las gasolinas y el diésel, lo que también era prometido por López Obrador en el curso de su larguísima campaña electoral, para ahora salirnos con esta vacilada del férreo control sobre tales precios.

Recordemos, pues, que esos entonces candidatos a diputados federales y a la Presidencia de la República, argumentaban que era posible eliminar el IEPS a las gasolinas y diésel en razón de que ya encabezando un Gobierno libre de corrupción, habría entonces la suficiencia económica para poder prescindir de este oneroso impuesto, de tal manera que prácticamente de inmediato, nada más ganara la coalición encabezada por Morena, las gasolinas y diésel reducirían sus costos a poco menos de la mitad; y de todo esto hay infinidad de testimonios en video, tanto durante mítines políticos, como durante entrevistas.

Luego entonces, sería de suponer que siempre no ha sido posible eliminar la corrupción gubernamental, como prometían, no obstante que AMLO jura que ya se acabó, o bien de plano su política económica ha sido un fracaso, y de ahí que no les sea posible ahora cumplir ese tan cacareado compromiso de campaña.

Aquí el problema es que nadie lo acepta, ni uno ni lo otro, es decir, tanto los diputados de la coalición “Juntos haremos historia”, y vaya que la están haciendo, como el prejidente López Obrador, nunca aceptarán que lejos de abatir los índices de corrupción, dichos niveles han subido, nada más eche cuenta de todas esas multimillonarias compras de insumos hechas sin licitación de por medio, ni hablar del fiasco que han resultado las estrategias económicas y que se reflejan en un enorme déficit recaudatorio.

Por eso pues, mis inefables diputados federales de Morena, y demás fauna nociva que los acompaña, vayan a chorear a Pinocho con ese cuento de que exigirán un control estricto a los precios de las gasolinas y el diésel para que los empresarios gasolineros dejen de abusar, y mejor legislen para desaparecer el cobro del IEPS al precio de los carburantes.


ADIÓS A LA SUBASTA DEL AVIÓN

Aaahh, por cierto, otra mala noticia para la chairiza que tanto gusta de aplaudir como foca drogada cada declaración de su serenísima pejestad, pues resulta que siempre no podrá hacerse la mentada subasta del Avión Presidencial, como tanto lo prometiera ya saben quién.

Resultó, pues, que como siempre se había dicho, pero ni AMLO ni sus paleros quisieron nunca aceptar, dicho avión no era propiedad del Gobierno de la República, sino que se rentaba a una empresa privada, de tal suerte que siempre fue una fantasía más del tabasqueño, que les vendió muy bien a 30 millones ingenuos que votaron por él.

Javier Jiménez Espriú

Lo anterior fue confirmado por el mismísimo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el ya muy vapuleado Javier Jiménez Espriú durante la comparecencia que hizo ante la comisión respectiva del Senado de la República, ante quienes reconoció que no habrá recuperación por la venta de dicha aeronave porque no era propiedad del gobierno federal, sino que ésta era rentada a una empresa privada, y por lo tanto lo único que podrán “recuperar”, es que ya no pagarán esa renta al regresarse a sus legítimos dueños, aunque claro, salvo alguna penalización económica por no cumplirse el acuerdo original de arrendamiento, es de suponer.

El avión presidencial lo adquirió Banobras en un arrendamiento financiero, iba a costar en 15 años 6 mil y pico millones de pesos; nos ha costado la mitad tal vez, y se ha utilizado no sé, quizá seis años. Lo tiene Banobras y está negociando la cancelación.

“O sea, la venta del ‘leasing’, vamos, no vamos a recuperar dinero, vamos a dejar de pagar lo que falta por los años siguientes”, reconoció a regañadientes el funcionario federal de la Cuarta Transformación.

Ahora bien, tampoco descarte que durante la homilía matutina que oficie hoy el santo Papa Peje I, desde Palacio Nacional, igual vuelva a desmentir a Jiménez Espriú de sus dichos, afirmando a voz en cuello que el Avión Presidencial sí es propiedad de la nación, y que se cansa ganso de que lo pone a subasta, gústele o no les guste a sus adversarios infiltrados en su propio gabinete prejidencial. No lo dude y póngase a atento.


FALTA HACIENDA EN FIRMAR CONVENIO PARA 1F

Pues a fuerza de estar muele y muele con el tema ante el prejidente López Obrador, ayer finalmente la gobernadora, Claudia Pavlovich Arellano logró sacarle la firma a funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad para avanzar en el acuerdo para el subsidio de energía eléctrica a todo Sonora durante el verano.

Concretamente se trata del acuerdo que establezca la aplicación de la tarifa 1F para los 72 municipios de la entidad durante el periodo que comprende del 1 de mayo al 31 de octubre, lo cual permite un sustancial ahorro al usuario ante el incremento en el consumo de energía por el mayor uso de los equipos de refrigeración.

Así pues, ya firmaron por parte de la CFE tanto el subdirector de Servicio Básico, José Martín Mendoza Hernández como el responsable jurídico de la paraestatal,Ricardo Hernández Silguero, ambos con la venia del director general de la misma, el dinosaurico Manuel Bartlett Díaz, quedando pendiente por recabar sólo la rúbrica del también bastante ya vapuleado secretario de Hacienda, Carlos Manuel Urzúa Macías.

En lo particular jamás he tenido dudas sobre la autorización total del referido subsidio eléctrico para todo Sonora por parte del actual gobierno de la Cuarta Transformación.

Creo, que a final de cuentas, hay un límite en el nivel de estulticia con que se ha venido conduciendo esta administración, y no aprobarlo sería el grado máximo, al nivel superlativo, de ausencia del más elemental razonamiento lógico.

En otras palabras, podría resumir que “no se puede ser tan pendejo”, como para no aprobar la tarifa 1F para todo Sonora, si resulta que negarlo sería tanto comoterminar de convencer a los cientos de miles de sonorenses que votaron el pasado 1 de julio por la oferta política de AMLO, de que en esa fecha cometieron uno de los peores errores de su vida.

Considero, pues, que la firma de Urzúa Macías ya es puro formalismo, y por lo tanto no tarda en recabarse por parte de la gobernadora Pavlovich Arellano, situación que además, y esto también puede decirse, le permite a la mandataria sonorense aprovechar la recta y consolidar su imagen como persona preocupada por el bienestar de sus gobernados; enhorabuena por ello.


PREPARAN DESPIDOS EN EL PRI ESTATAL

Ernesto De Lucas

Por otra parte, de quien nos cuentan que no le está yendo muy bien que digamos en materia financiera, y por lo tanto dentro de poco deberá tomar decisiones drásticas pero necesarias al interior de la estructura partidista, es al dirigente estatal del PRI, Ernesto De Lucas Hopkins.

Ahora sí que, como diría mi amá, “el Pato” se jala una oreja, sin albur, pero no se alcanza la otra, esto a la hora de sacar cuentas y ver que muy poco es lo que le queda para echar a volar algunos programas del partido ante lo voluminoso de la cartera de personal a sueldo, mismo que le absorbe poco más del 75% de las prerrogativas que recibe.

Por este motivo, pues, y aquí viene lo doloroso del caso, es que De Lucas Hopkins analiza ya la posibilidad de pedirle la bola a dos que tres de sus colaboradores, particularmente aquellos cuyas funciones de momento no son tan requeridas y no afectan de gran manera la operatividad del partido tricolor.

Es probable entonces, que pasando el periodo vacacional con motivo de Semana Santa ocurra este guadañazo a las oficinas del Comité Directivo Estatal del PRI; aguzados, pues.

La meta es aguantar vara con menos personal, por lo menos hasta que arranque el año electoral y aumente la asignación de recursos al partido por la vía de las participaciones, así como con la captación de cuotas partidistas de parte de aquellos que luego se alborotan por alguna candidatura y requieren de estar al día en sus aportaciones al partido.


APRUEBA CABILDO PLAN DE REFINANCIAMIENTO

Generalmente cuando escuchamos hablar del refinanciamiento de deuda de ayuntamientos, tendemos a levantar la ceja en señal de desconfianza ante el hecho de que lo que se hace, en sí, es ampliar los plazos para el pago de la misma, de tal forma que si el plan era pagarla a diez años, ahora lo será a quince o dieciocho; casi como la famosa tienda que ofrece todo en abonos chiquitos, pero prácticamente de por vida.

Sin embargo, y en honor a la verdad, se trata de estrategias financieras necesarias ante la realidad económica por la que atraviesa el país en general, ya que, de otra forma, de plano las autoridades municipales estarían limitadas a destinar prácticamente la totalidad de sus ingresos para el pago de dichas deudas.

Ahora bien, usted dirá, ¿y a qué viene todo esto?, pues al hecho de que ayer el Cabildo de Hermosillo aprobó, por unanimidad de sus integrantes, que el Ayuntamiento haga lo necesario para aplicar un plan de refinanciamiento de su deuda, que permita eso mismo a la Comuna capitalina, poder seguir cumpliendo sus compromisos con sus acreedores, de tal forma que no caiga en mora y esto genere una caída en su posición financiera, pero también contar con el recurso suficiente para atender las necesidades más apremiantes de esta capital en materia de servicios públicos y obras de infraestructura urbana prioritaria, no ornamentales.

Ahora tocará a la alcaldesa de Hermosillo, Célida Teresa López Cárdenas y a su tesorero municipal, Martín Alberto Azpe Flores aventarse a fondo en el proceso de negociación para el refinanciamiento de la deuda con los bancos acreedores, de tal forma que se cumplan las expectativas de pagar menos por este concepto, disminuir más en términos reales los adeudos, es decir que más de lo que se paga se vaya directo al pago de capital, y además, que quede lana para hacer más obras.

Sin duda alguna una tremenda chamba la que les espera, pero por vía de mientras ya tienen el VoBo unánime del Cabildo para prepararlo.

Hasta luego

P.D.- Por motivos personales y del periodo de Semana Santa este espacio editorial entra en receso durante algunos días, ahí les encargo no bajar la guardia porque en un descuido y una mañana “el Peje” nos anuncia la reactivación del impuesto por puertas y ventanas de los domicilios como en los tiempos de Antonio López de Santa Anna; pónganse vivos, pues.