Oposición llama a López Obrador a no aceptar chantajes de la CNTE

El coordinador de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), Juan Carlos Romero Hicks, alertó que regresar a lo que existía antes de 2013 es volver a consolidar la corrupción en el manejo de las plazas: herencia, venta y tráfico de personas.

Diputados opositores y sin partido instaron al Presidente de la República a no permitir el chantaje de dirigentes e intereses espurios en torno a la reforma educativa, porque regresar a antes de 2013 sería volver a la venta y herencia de plazas.

Tras la advertencia del titular del Ejecutivo de cancelar su propuesta educativa si no se llega a un acuerdo con la CNTE, y dejar la ley como estaba antes de la reforma de Enrique Peña Nieto, líderes de las bancadas de oposición en San Lázaro advirtieron que se tendría que mandar una iniciativa para regresar a los tiempos de antes.

El coordinador de los diputados del Partido Acción Nacional (PAN), Juan Carlos Romero Hicks, alertó que regresar a lo que existía antes de 2013 es volver a consolidar la corrupción en el manejo de las plazas: herencia, venta y tráfico de personas.

Confió en que el Presidente de la República no se dejará “chantajear por dirigentes sindicales e intereses espurios” en lo que concierne a la reforma constitucional en materia educativa.

“Lo que el gobierno federal está haciendo es dialogar con una pequeña porción de cinco secciones de las 61 que hay del sindicato nacional magisterial, y esas determinaciones las tienen que ir haciendo fuera de lo que está ocurriendo en la cámara Diputados”, indicó en declaraciones a la prensa.

Romero Hicks explicó que el asunto educativo está en San Lázaro como cámara de origen, “ya hay un dictamen aprobado por Comisiones Unidas de Educación y Puntos Constitucionales y están dictaminando 17 iniciativas en la materia”.

Consideró necesario separar al maestro de “algunos elementos de dirigencias sindicales corruptas y clientelares a las que lo que les interesa es el tráfico de plazas y regresar a un México de corrupción que ya no podemos sostener”.

En tanto, el coordinador de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), René Juárez Cisneros, consideró que las negociaciones entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)con Morena y autoridades federales están en “neutral “, es decir, “ni para atrás, ni para adelante”.

“Llevan varios días en esa circunstancia y nosotros estamos a la espera de que haya un acuerdo, pero no logran avanzar”, agregó.

Advirtió que no pueden estar sujetos al chantaje de nadie, y sostuvo que su bancada está a favor de construir una reforma educativa que recoja lo que sirve de la actual, de ese esfuerzo que se hizo. “Hay muchas cosas que son positivas, cosas que son muy, muy recuperables y atendibles, y corregir lo que no funcione. Entonces nosotros buscamos el cómo sí”.

“El balón está en la cancha del gobierno y de la CNTE”, subrayó el legislador priista.

A su vez, la coordinadora de los diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Verónica Juárez Piña, dijo que el Congreso no legisla a modo del Ejecutivo, y advirtió sobre los riesgos de que se ceda a los chantajes de la CNTE.

“Tendrá costos fuertes si no avanzamos en la reforma que requiere México, la reforma para las niñas y los niños, y esperamos que la presión y el chantaje de un grupo minoritario no pueda echar atrás una reforma que sirve mucho al país en este momento”, aseveró.

Mientras que el coordinador de los legisladores independientes, Ricardo Gallardo Cardona, manifestó que el diálogo debe ser el camino y no la imposición en la conformación de una nueva reforma educativa, que debe tener como prioridad a los niños y los jóvenes del país.

En tanto, el coordinador de los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Arturo Escobar y Vega, consideró que “es muy poco probable” regresar al sistema educativo previo a la reforma de 2013, ya que para derogarla tendría que haber una iniciativa de reforma constitucional, la cual requiere de una mayoría calificada en el Congreso de la Unión.

“No veo que nadie quiera eso (regresar a antes de 2013), devolver al magisterio control de nóminas y escalafones en cuanto a recompensa y plazas”, manifestó.

Consideró que la postura del Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre retirar su iniciativa de reforma educativa, en caso de no haber acuerdos con el magisterio, y buscar que quede como antes de 2013, tampoco va en el sentido de devolver el poder absoluto a los sindicatos sobre el sistema educativo.

24-horas.mx