Sonora no es prioridad para el Gobierno Federal

Sonora está atravesando por una grave crisis de inseguridad, sus municipios no están seguros, el Estado ha demostrado una gran incapacidad para solucionar los problemas y la entidad fue excluida dentro de las 17 zonas prioritarias para el Gobierno Federal.

Hermosillo; Sonora; 12 de Febrero de 2019.- Los índices de inseguridad que se están presentando en Cajeme, Guaymas y Empalme son insostenibles, el 43% de los homicidios dolosos se han registrado en estos tres municipios, por lo que urge que esta zona sea considerada prioritaria para el Gobierno Federal, señaló en tribuna el diputado Eduardo Urbina Lucero.

El legislador presentó una iniciativa, que fue respaldada por la mayoría del Pleno, para que el Congreso del Estado exhorte al Gobierno Federal y al Secretario de Seguridad Pública Federal para que integren a Cajeme, Guaymas y Empalme entre las zonas prioritarias para el Gobierno Federal en materia de seguridad pública.

“El gobierno federal no está volteando a ver a Sonora, en el tema del presupuesto nos fue mal, no fuimos prioridad, no se ha dado respuesta a las obras prioritarias que entregó el ejecutivo al Gobierno Federal y hoy nos damos cuenta que tampoco estamos integrados dentro de las 17 zonas prioritarias”, sostuvo.

El diputado local agregó que es importante que se considere incluir a Sonora, ya que estas 17 zonas elegidas podrán contar con mayores recursos en materia federal no sólo para seguridad pública, habrá mayor rapidez en el flujo de los programas de bienestar social y sobre todo la estrategia que incluye mayor fuerza policiaca en esas zonas.

Entre los datos que expuso el legislador destaca que el 2018 fue el año más violento que ha vivido Sonora, al registrase 745 homicidios dolosos y 866 robos con violencia a negocios.

“Nos preocupa, por lo que ponemos en la mesa también las posibles consecuencias del llamado efecto cucaracha, ya que se están integrando a las 17 zonas Culiacán, Ciudad Juárez y Tijuana quienes rodean a Sonora y puede ocasionar que la delincuencia organizada se refugie en nuestro Estado y se corre el riesgo de incrementar homicidios dolosos y la violencia de robo”, puntualizó.