Niña migrante guatemalteca cae de valla fronteriza en Arizona

Una niña guatemalteca que cayó al suelo en el momento de cruzar la valla fronteriza el domingo con la ayuda de una escalera y de traficantes de humanos, sufrió “lesiones menores y no necesitó ser hospitalizada”, dijo este lunes a Efe José J. Garibay, vocero de la Patrulla Fronteriza Sector Yuma, en Arizona.

Cuando nuestros agentes llegaron al lugar, le brindaron atención médica a la niña de tres años”, indicó Garibay.

El portavoz agregó que el grupo de 49 inmigrantes guatemaltecos con los que viajaba la menor fue arrestado ayer. La Patrulla Fronteriza publicó hoy un video donde se observa a la niña inmigrante que cae al suelo en el momento de cruzar la valla fronteriza.

En el video, de 43 segundos y publicado en la página de Twitter de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Arizona, se puede ver a los migrantes subiendo el muro con la ayuda de una escalera que se encuentra del lado mexicano. De pronto, se puede ver cómo cae la niña desde arriba del muro.

Aparentemente, uno de los acompañantes trató de sostenerla, pero no pudo hacerlo. La menor es recogida por los migrantes, quienes la rodean mientras otros continúan brincando el muro fronterizo.

La niña, que viajaba con su madre, cayó desde una altura de 16 pies (4,87 metros).

Garibay sostuvo que este es un ejemplo del riesgo en que los traficantes de humanos ponen a los menores migrantes.

Una vez que todo el grupo pasa sobre el muro fronterizo, se puede ver en el video a dos hombres dar la vuelta cargando la escalera, mientras se internan en territorio mexicano.

En total, 26 menores de edad viajaban con el grupo.

El lunes, el gobierno de Guatemala llamó a los migrantes centroamericanos que están en tránsito por el país a respetar las leyes locales.

Hago un llamado para que entiendan que no pueden andar en las calles generando desórdenes”, dijo el ministro de Gobernación (Interior), Enrique Degenhart, en una rueda de prensa al finalizar la reunión semanal del Gabinete de Gobierno.

El funcionario agregó que se enteró de que los pobladores de Tecún Umán y Tejutla, en el departamento suroccidental de San Marcos, fronterizo con México, ya no quieren más desórdenes.

Según la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH), al menos 3.000 migrantes centroamericanos se encuentran en la frontera a la espera de cruzar a territorio mexicano en su ruta a Estados Unidos.

Degenhart explicó que las autoridades de San Marcos “están muy claros que tenemos una responsabilidad humanitaria con nuestros hermanos centroamericanos”.

“Los estamos recibiendo como hermanos centroamericanos, pero deben respetar las leyes”, advirtió el funcionario, y enfatizó que “todos aquellos hondureños, salvadoreños o nicaragüenses y cualquier extranjero, al igual que los guatemaltecos, tienen que respetar las leyes”.

noticieros.televisa.com