Giselle salió para buscar a su papá; encontraron su cuerpo sin vida en Ixtapaluca

El cuerpo de Giselle, de 11 años, fue encontrado sin vida en un paraje del municipio de Ixtapaluca tras 8 días de búsqueda por parte de sus familiares. 

La menor desapareció el sábado pasado 19 de enero, cuando salió a buscar a su papá en el Barrio San Lorenzo Chimalco.

Desde ese día, familiares y amigos iniciaron una búsqueda frenética en la localidad para tratar de localizarla y denunciaron los hechos vía redes sociales.

Tras la noticia, familiares y vecinos se reunieron frente al hogar de los abuelos de Giselle para exigir a las autoridades que localicen a los responsables y se les castigue con todo el peso de la ley. 

En entrevista con Milenio, el padre de Giselle, Rigoberto Garrido, mencionó que fue por medio de una llamada de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, que les informaron de la localización de un cuerpo, que al parecer correspondía con la descripción de su hija. 

Luego de reconocer el cuerpo de la menor, iniciaron los trámites para que les entregaran a Giselle. Posteriormente fue trasladada a lo que era su hogar en la colonia San Lorenzo, en el municipio de Chimalhuacán. 

Ambos padres piden a las autoridades que se dé con él o los responsables y se les aplique todo el peso de la Ley. 

ALERTA TARDÍA

En su desesperación, su madre, Miriam Cruz, difundió fotos en Internet y Whatsapp, también acudió al Ministerio Público de la localidad, donde aseguró que esperó más de seis horas para realizar la denuncia.

Pese a que los protocolos de la Fiscalía General de Justicia mexiquense establecen que la alerta Amber debe emitirse de inmediato, ésta se generó 24 horas después

“Les dieron la hoja y que la alerta Amber se iba activar hasta el día lunes, pero como vieron que presionamos, llegó ayer en la mañana la ficha de Odisea, pero la alerta llegó ayer (domingo) en la tarde, cuando debió haber sido inmediata es toda la negligencia que vemos en las autoridades”, acusó Ana, tía de Giselle.

La familia también reclamó que, en un principio, en la Policía Municipal, les dijeron que no contaban con los videos de las cámaras de seguridad cercanas porque estaban descompuestas y después les mostraron grabaciones que no correspondían con los hechos.