Se eleva a 113 la cifra de víctimas mortales de explosión en Tlahuelilpan

La noche de este viernes, la cifra de muertos por la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo, aumentó a 113.

Los seis casos de hoy murieron por la gravedad de sus heridas en diversos hospitales.

Poco a poco se va conociendo la identidad de quienes fallecieron y sus historias.

28 han recibido honores en ocho misas realizadas a lo largo de la semana en la parroquia de Tlahuelilpan.

Entre ellos, el joven Jonathan Pérez Yáñez, de 24 años de edad quien acababa de regresar a su natal Tlahuelilpan, de Michoacán.

Jonathan celebró muy alegre la llegada del año nuevo.

18 días después murió en la explosión en la fuente de gasolina, de la que todo Tlahuelilpan hablaba esa tarde, y a la que había llegado con un tío.

“Me comenta el tío que él se quedó platicando con unos policías y él por curiosidad se acercó a ver, fue cuestión de segundos. Mi hijo empezó a caminar, dice que no caminó mucho, cuando volteo le gritó ‘Jonathan, ven para acá’ y dijo ‘ahí voy’ fue en el momento que se suscitó la explosión”, compartió Leticia Yáñez, madre de Jonathan Pérez.

El día de la explosión en la toma clandestina, Jonathan cumplía un mes de haber regresado a su natal Hidalgo, de la mano de su hermano Leonardo. Juntos habían pasado una temporada en Uruapan, Michoacán.

Me estaba cortando el cabello cuando salió y le iba a cortar el cabello y a veces me pongo a pensar a lo mejor le pude haber dicho ‘espérate deja te lo corto de una vez. Me siento pues enojado conmigo mismo”, dijo Leonardo Pérez Yáñez, hermano de Jonathan Pérez.

Fue el propio Leonardo quien reconoció los restos Jonathan. Su celular, una pulsera y cuarzos que le dio su mamá permitieron saber con certeza que se trataba de él.

“Todavía tenía como la esperanza de que no fueran, pero cuando vi su piedra dije no, pues sí, sí era mi hermano; era una bolsa pequeña, como de este tamaño. Era polvo, de hecho, la única pieza entera que sacaron y hasta nos la mostraron, era una muela, yo hubiera querido tal vez que, si hubiera fallecido, pues que lo hubiéramos todavía visto en su cuerpo”, dijo Leonardo Pérez Yáñez, hermano de Jonathan.

A Jonathan le sobreviven su padre, tíos, tías, abuelos y primos.

También su hijo Juan Pablo, de siete años, del matrimonio con Paulet Ortiz.

noticieros.televisa.com