Otro periodista asesinado; ya son dos en la era AMLO

El que sería el segundo periodista asesinado en los cinco días que lleva de administración el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador, ocurrió este miércoles; ahora fue el turno de Diego García Corona quien fue ejecutado en el municipio de Ecatepec, mientras circulaba a bordo de su vehículo.

La muerte del comunicador sucedió la noche de ayer, pero fue hasta este miércoles cuando trascendió que la persona que fue víctima de una ejecución en el cruce de las calles Playa Marquelia y Jardines de Morelos, en la colonia del mismo nombre de Ecatepec, en realidad era un periodista.

Según la versión de la Procuraduría de Justicia del Estado de México, la víctima circulaba a bordo de su vehículo Nissan, cuando fue alcanzado por una motocicleta en donde viajaban dos hombres, uno de los cuales –que estaba en la parte trasera de la unidad- le disparó hasta en cinco ocasiones, acertándole por lo menos tres disparos, por lo que se consideró que el ataque fue directo.

El periodista Diego García Corona, de 35 años de edad, era reportero del Semanario Morelos de Ecatepec, en donde su labor cotidiana era la cobertura de la nota política del municipio de Ecatepec y de la Delegación Gustavo A. Madero, según lo confirmó a Zenzontle 400 la directora jurídica de ese medio, la abogada Gabriela Moya García.

García Corona no era improvisado en el medio. Ya tenía trabajando siete años con el semanario, en los que nunca manifestó ninguna inconsistencia personal, ética o laboral, por lo que su trabajo siempre fue reconocido por la dirección del periódico.

A decir de la directora jurídica del Semanario Morelos Diego García Corona nunca manifestó haber sido víctima de amenazas o situaciones personales que hayan puesto en riesgo su vida, y aun la noche de ayer se despidió de su labor como lo hacía todos los días, para dirigirse a su domicilio.

Ayer, Diego García se retiró al filo de las siete de la noche de la redacción del semanario porque manifestó que tenía un compromiso con su familia, que lo esperaba en su casa para cenar al filo de las 8:30 de la noche, cita a la que ya no llegó.

Tras el asesinato de este comunicador, según lo confirmó la abogada Gabriela Moya, la Fiscalía Especializada de Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la PGR, otorgó medidas cautelares de protección al director del periódico Rodrigo Moya Torres, por considerar que también se encuentra en riesgo su vida.

El asesinato de Diego García Corona es el segundo que se da en la administración del presidente López Obrador y el decimoctavo en lo que va de este año; apenas el pasado sábado fue asesinado en la ciudad de Tepic, en el estado de Nayarit, el periodista Jesus Alejandro Márquez Jiménez, quien apareció ejecutado también con tres balazos.

Con el homicidio de este periodista, el 2018 ya es más violento para la prensa mexicana que como lo fue el 2017, cuando fueron asesinados 17 periodistas en todo el país; de los 18 comunicadores que han sido ejecutado en lo que va de este año, tres cayeron en Quintana Roo, dos en la Ciudad de México, dos en Tamaulipas, dos en Chiapas, y uno en Baja California, Veracruz, Tabasco, Nuevo León, Oaxaca, Guanajuato, Guerrero, Nayarit y Estado de México, respectivamente.

zenzontle400.com.mx