EE.UU. castiga a seis soldados por emboscada en Nigeria

El ejército de Estados Unidos castigó a seis de sus miembros por el papel que jugaron en una misión en 2017 en Níger, que resultó en la muerte durante una emboscada de cuatro estadounidenses y cuatro aliados de ese país africano, reportó el sábado el New York Times.

La emboscada ocurrió el 4 de octubre de 2017 mientras una unidad de 11 soldados estadounidenses de fuerzas especiales y 30 nigerinos regresaban de una ciudad cercana a la frontera con Malí cuando fueron atacados por decenas de combatientes extremistas.

Un reporte de la investigación publicado por el Pentágono en mayo señaló que aunque los soldados estadounidenses lucharon “con valor” y cuatro “murieron con honor”, no estaban preparados para la misión de manera apropiada. Los investigadores citaron “fallas individuales, de organización e institucionales”.

Según informó el sábado el Times, entre los sancionados figuran el capitán Mike Perozeni, líder del equipo Green Beret (Boinas Verdes), así como su segundo, un sargento mayor cuyo nombre no se reveló.

El periódico dijo que una carta de reprimenda a Perozeni citaba que el entrenamiento fue insuficiente y hubo escasos ensayos para la misión.

Los dos altos militares que aprobaron la misión y supervisaron la operación no fueron sancionados, indicó el diario.

“Como resultado del reporte de investigación de Niger 15-6, el secretario (de Defensa James) Mattis dirigió al director del Comando de Estados Unidos en África, al Comando de Operaciones Especiales de Estados Unidos, al Departamento del Ejército y al Subsecretario de Defensa para Personal llevar a cabo una revisión exhaustiva de los programas de entrenamiento y políticas e informarle sobre un plan de acción y medidas correctivas”, dijo el comandante Candice Tresch, un vocero del Pentágono.

“El secretario Mattis recibió esos reportes antes del plazo previsto de 120 días y está llevando a cabo una revisión exhaustiva de los resultados”.

El Departamento de Defensa ha sido muy reservado sobre la naturaleza de esta misión en Nigeria, cuya existencia sorprendió a muchos estadounidenses.

El Times dijo que el Green Beret, equipo 3212, se dirigió hacia la frontera de Nigeria y Malí para buscar a un líder del grupo Estado Islámico (EI) llamado Doundoun Cheffou.

Después de que la inteligencia lo localizó, un equipo de comando estadounidense y tropas de Nigeria junto con el equipo 3212 planearon una operación contra el campamento con helicópteros.

Pero el mal tiempo llevó a que la misión con helicóptero se cancelara. El equipo 3212 se dirigió al campamento, ya vacío, y fue emboscado por cerca de 50 combatientes del EI fuertemente armados cuando regresaban a su puesto de avanzada.

La emboscada ha sido señalada como la mayor pérdida de vidas de estadounidenses en combate en África desde el incidente de 1993 “Black Hawk Down” en Somalia.

lopezdoriga.com